Contenido Patrocinado

Paso a paso: postoperatorio de cirugía de elevación de pecho

El asesoramiento y el seguimiento son muy importantes tras una operación de elevación de pecho.

La elevación de pecho, también conocida como mastopexia, es la cirugía que remodela y eleva el pecho, como bien dice su nombre. Pueden ser varias las causas que llevan a un descolgamiento de esa zona y por eso, nada como volver a recuperar el aspecto terso y juvenil que tanto nos gusta. ¿Quieres saber cómo es este tipo de cirugía y su postoperatorio?

Porque son dos de las dudas más frecuentes, por un lado de qué se trata realmente y los pasos a seguir,  mientras que por otro lado también el tema del postoperatorio es algo que nos tiene bastante nerviosas. ¡Así que, nada como disipar todas esas dudas en un abrir y cerrar de ojos!

Tratamientos para la elevación de pecho

No todas las cirugías son iguales porque dependerá del tipo de necesidades de cada paciente. Para ello, tienes que ponerte en manos de las clínicas expertas en cirugía de pecho como es Dorsia. Sus profesionales tienen una amplia formación y experiencia en cuanto a elevación de pecho se refiere. Además, con más de 75.000 procedimientos de éxito al año, los avalan. Una vez que acudas a la cita, se te hará un estudio completo y tras ello, se determina si se opta por una mastopexia con prótesis o bien, por una elevación de pecho pero sin prótesis. Cuando el pecho está caído y tiene falta de volumen, entonces se suele aconsejar la primera técnica. Gracias a los implantes que se usan en las clínicas Dorsia, conseguirás más naturalidad y un postoperatorio más rápido. Mientras que en la elevación de pecho sin prótesis estará destinada a las pacientes que no quieren cambiar su volumen. 

El día de la operación de mastopexia

Llega el día tan esperado, después de haber tenido las citas médicas precisas y de realizar todas las pruebas que los profesionales te han recomendado, ya estás en la operación de mastopexia. Tanto si eliges el tratamiento de aumento de pecho con prótesis o solo la elevación sin ellas, tu médico te habrá resuelto todas las dudas. 

Para proceder, se realiza una incisión en el lugar correcto, elegido por el cirujano (debajo de la mama o alrededor del pezón), de manera que luego apenas sea perceptible. La duración total de una operación como esta puede durar entre dos y tres horas. Aunque no debemos fijarnos en el tiempo porque realmente se trata de una operación sencilla y que apenas deja cicatrices. 

Las primeras 48 horas

Sin duda, las primeras horas son cruciales, más que nada porque despertaremos de la anestesia y porque sí es cierto que podemos sentir algunas molestias. Es algo totalmente habitual al igual que la sensación de tirantez en la piel. Pero realmente si te preocupa el tema del dolor, hay que decir que no se trata de un procedimiento realmente doloroso, aunque el umbral de cada paciente será quien tenga la última palabra.

Bajo la supervisión médica, se te puede recetar algún tratamiento analgésico, con la finalidad de poder reducir toda esa sensación incómoda. Esto puede ocurrir en todo tipo de cirugía, ya sea en la elevación de pecho como en el aumento de pecho en mama tuberosa.  Los resultados de las clínicas Dorsia avalan su éxito, ya que una de cada 4 pacientes se ponen en sus manos. Esto es gracias a un gran equipo médico, especialistas en este tipo de cirugías de pecho. Pero no lo decimos nosotros sino que un 91% de los pacientes lo recomiendan. 

Dos días después de la operación

Cuando van pasando las horas, notarás una gran mejoría. Por eso, pasados los dos primeros días, el vendaje compresivo se retira. Es el momento de llevar un sujetador especial que va a sujetar bien la zona, pero sin oprimir. Ya que lo mejor es evitar que cualquier tipo de golpe o de roce pueda alterar el resultado final. Será también el cirujano quién te indique cómo debes limpiar bien la zona y secarla para evitar que la humedad se posicione en ella. 

La primera semana después de la elevación de pecho

Ya el tercer día, la paciente puede comenzar a hacer su vida normal. Aunque es cierto que todavía debe limitar el sujetar ciertos pesos o realizar muchas actividades con los brazos, que supongan esfuerzos. Lo mejor es ir poco a poco para asegurarnos una buena recuperación. Por eso, cuando pase la primera semana, la mejoría será ya bastante notable. De manera que te van a retirar los puntos y tu médico te dará nuevas instrucciones para seguir con tu postoperatorio. Aunque verás cómo a partir de ahora todo irá mucho mejor ya que no tendrás tantas restricciones como puedes imaginar. Tan solo se hace un seguimiento para que los expertos también puedan conocer todas las sensaciones que las pacientes van experimentando. 

Cuando se cumple el primer mes de tu postoperatorio

En un abrir y cerrar de ojos llegamos al primer mes después de la operación. Es el momento para poder comenzar a hacer ejercicio, pero siempre de una manera progresiva. Sí, seguro que te sentirás llena de fuerza y mucho mejor, pero conviene ser un poco prudentes. Además, ante cualquier tipo de duda, siempre es conveniente preguntar a tus médicos de las clínicas Dorsia. Una vez que finalice el proceso de cicatrización puedes comprobar que realmente la cicatriz que esperabas no se nota. 

Pero no todo queda tras un mes de la operación, porque el equipo médico estará pendiente de tus revisiones hasta después de un año de la elevación de pecho o mastopexia. Para que puedas confiar en él todas tus dudas y que te acompañen siempre en todo el proceso. Cuando necesitas dar un paso tan importante, también es necesario que sea en las mejores manos, por eso te aconsejamos los números uno en España, que cuentan con años de experiencia y unos resultados brillantes. Así que, es el momento de verte y de sentirte mejor que nunca. Por lo que concertar una cita será tu mejor plan en este momento. ¿Todavía no lo has hecho?

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats