Palacio de la Duquesa de Sueca: cuando el lujo de un edificio es que Madrid deje sin uso sus 7200 metros cuadrados

Entrada al Palacio de la Duquesa de Sueca por la plaza de Duque de Alba

Construido en el siglo XVIII y declarado Bien de Interés Cultural, lo que le otorga la máxima protección histórico-artística, la Casa Palacio de la Duquesa de Sueca fue expropiada por el Ayuntamiento de Madrid en 1998. Son 7.200 metros cuadrados de suelo municipal en el centro de Madrid al que las distintas administraciones locales no han sabido darle uso desde que se hicieran con su titularidad a finales del siglo pasado. Muy deteriorado, el único lujo actual de este lugar es que las autoridades lo mantienen cerrado.

Dando continuidad a las obras de consolidación de este edificio, iniciadas en 2017 durante el mandato de Manuela Carmena y que costaron 4,3 millones de euros, el gobierno de Martínez Almeida acaba de anunciar que, a través del Área de Obras y Equipamientos, va a acometer la rehabilitación estructural de su ala Este (1860 metros cuadrados), la única sobre la que quedaba actuar. Los trabajos, que cuentan con un presupuesto de 2,7 millones, tardarán aún un año en estar ejecutados y a partir de su conclusión será cuando el consistorio se plantee qué uso dar al inmueble para, seguidamente, redactar otro proyecto de actuación sobre la totalidad del mismo.

Según esta hoja de ruta, la actual legislatura también habrá finalizado sin que los madrileños, especialmente los del distrito Centro, puedan disfrutar de este espacio situado en el número 2 de la calle Duque de Alba y que asociaciones vecinales de la zona, como La Corrala de Lavapiés, llevan lustros reclamando para uso dotacional.

Más Madrid denuncia la "inacción" del gobierno de Almeida

Para este edificio el gobierno de Ahora Madrid dejó trazado un plan que surgió de un proceso participativo puesto en marcha por la Junta Municipal de Centro, a través de la Oficina de Urbanismo Social. Según el grupo municipal de Más Madrid, la aparición en 2019 de unas tumbas sarracenas "de gran importancia histórica y arqueológica" mientras se desarrollaban los trabajos de consolidación del mismo impidió la finalización de las obras durante el mandato de Carmena. Desde entonces, llevan dos años exigiendo a Almeida que las concluya y ponga en uso el espacio siguiendo el proyecto que dejaron iniciado.

"Ahora, a medio mandato, venden una reconstrucción que viene dándose en dichas fases desde 2017. La inacción de este equipo de gobierno con el edificio es precisamente el peor enemigo que ha tenido el Palacio de Sueca para culminar su rehabilitación y supone un parón y su degradación", denuncia Más Madrid.

"Desde que Almeida entró en la alcaldía nadie ha podido conocer cuál es la intención real del equipo de gobierno con respecto a este palacio, qué va a hacer con este edificio y con otros muchos que se encuentran en situación similar en Madrid".

La catalogación de espacio dotacional que tiene el suelo en el que se alza el Palacio de Sueca no lo eximiría de un posible cambio de uso, según Más Madrid, grupo que no duda en expresar su miedo: "Pensamos que existe la posibilidad de que este edificio público, que debería ser destinado a los vecinos y vecinas de Centro, puede acabar siendo enajenado y vendido o cedido a alguna entidad privada para albergar usos que podrían no revertir en equipamientos y servicios".

Más Madrid propone la aplicación del Plan de Usos resultado del proceso participativo que llevaron a cabo, lo que "conllevaría un espacio infantil -similar al existente en el número 3 de la calle del Almendro, pero en un espacio cubierto-, salas multiusos y aularios que podrían dar servicio a toda una serie de actividades comunitarias que se dan en otros edificios públicos saturados, como por ejemplo son las actividades musicales de horario de tarde en CEIPs, espacios de coworking para albergar iniciativas empresariales en el distrito, una cafetería-restaurante y todo ello combinado con otros usos como puede ser un gran auditorio para realizar eventos públicos e, incluso, algún servicio municipal de atención a la ciudadanía".

30 años de reivindicación vecinal sobre el palacio

La Asociación de Vecinos la Corrala Latina-Rastro-Lavapiés viene reclamando espacios dotacionales para el barrio en el Palacio de la Duquesa de Sueca desde que el edificio pasó a manos públicas. "No queremos equipamiento de ciudad en él, sino de barrio", puntualiza Manolo Osuna, portavoz de esta asociación, que tiene mucho que ver con el hecho de que este edificio siga en pie y haya sorteado la declaración de ruina que buscaban los anteriores propietarios.

"Desde 1989 hemos peleado por su conservación y restauración y, a lo largo de los años, hemos solicitado distintos usos para este edificio: alojamientos para jóvenes, una biblioteca, una escuela infantil, un centro de mayores y un espacio de encuentro intergeneracional , una escuela taller para el empleo... Es un contenedor enorme donde tiene cabida cualquier cosa para el barrio".

Son más de 30 años de reivindicación vecinal sobre este espacio los que lleva a cuestas La Corrala. "El tiempo pasa y seguimos sin dotaciones en el barrio, que se despuebla en parte por falta de servicios. El gran problema es que el actual Ayuntamiento no tiene una idea clara de la ciudad que quiere y va dando saltos, moviéndose por impulsos", indica Osuna, quien sonríe cuando se le pregunta si no están cansados de tanta lucha infructuosa.

Fuentes del Ayuntamiento aseguran desconocer el destino final que Almeida tiene pensado para este edificio y ni tan sólo indican si quedaría a cargo del distrito o si dependería directamente de algún área de gobierno: "Se decidirá después de que acaben las obras e rehabilitación del edificio".

El caso del Palacio de Sueca presenta cierta similitud con el del Palacio de la Infanta Carlota, situado también en el distrito Centro (calle Luna 32), igualmente expropiado en la época en la que Ruiz Gallardón era el alcalde de la ciudad y a la espera de acoger algún tipo de dotación. Eso sí, el de Sueca hace muchos años ya que no está habitado, algo que no ocurre en el edificio de Luna y que retrasa cualquier actuación en él.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats