'Palos en la frontera', la intervención artística que protesta en Metro de Madrid contra las muertes en Melilla

Somos Madrid

0

Redretro Sistema de Transporte Onírico ha vuelto a llevar a cabo una de sus intervenciones en la señalética de Metro de Madrid. Lo suyo son acciones sutiles que se camuflan con los grafismos habituales del sistema de transporte, alterándolos ligeramente para darles un nuevo significado. De repente, el espectador se da cuenta del cambio, abre bien los ojos y se produce un momento de impacto significativo en él.

El Ayuntamiento cambiará el nombre de un barrio de Arganzuela que puso mal hace 50 años

Saber más

En esta ocasión, han cambiado el nombre de la estación Palos de la Frontera por Palos en la frontera, en obvia referencia a la muerte de al menos 37 personas subsaharianas a manos de la policía marroquí en el transcurso de un asalto masivo a la frontera de Melilla.

Redretro define su actividad como “subversión semiótica y disidencia cultural. Intervenciones de carácter poético, crítico y alegal en sistemas de #metro de todo el mundo”. A lo largo de los años, han llevado a cabo numerosas acciones político-artísticas similares a esta. Como muestra un botón: en este mini documental podemos ver como en 2006 se rebautizaron las estaciones de Alfonso XXL, Retropolitano, Patán, Ciego de Neón, Solo, Peluche, Lentilla o Estrellao. En aquel momento aún se apreciaba menos intencionalidad política en el juego de cambiar alguna letra del nombre.

En 2021 también llevaron a cabo intervenciones, en Madrid o Lisboa, con motivo de la gira zapatista, o tunearon la estación Rey Juan Carlos, añadiéndole antes la palabra Huye. Frecuentemente, documentan y exhiben el proceso de sus intervenciones, como se puede apreciar en este cómo se hizo, en esta ocasión sobre otro tipo de soportes de comunicación de la red de Metro.

Palos de la frontera no ha sido la única protesta sobre los terribles hechos acaecidos en la valla de Melilla hace unos días. Con menos intención artística pero el punto en común de intervenir en el espacio público cotidiano para llamar la atención, algunos vecinos de Lavapiés llenaron de velas y mensajes la plaza del mismo nombre, si bien el Ayuntamiento se ha apresurado a retirar el homenaje vecinal.

 

Redretro Sistema de Transporte Onírico ha vuelto a llevar a cabo una de sus intervenciones en la señalética de Metro de Madrid. Lo suyo son acciones sutiles que se camuflan con los grafismos habituales del sistema de transporte, alterándolos ligeramente para darles un nuevo significado. De repente, el espectador se da cuenta del cambio, abre bien los ojos y se produce un momento de impacto significativo en él.

El Ayuntamiento cambiará el nombre de un barrio de Arganzuela que puso mal hace 50 años

Saber más

En esta ocasión, han cambiado el nombre de la estación Palos de la Frontera por Palos en la frontera, en obvia referencia a la muerte de al menos 37 personas subsaharianas a manos de la policía marroquí en el transcurso de un asalto masivo a la frontera de Melilla.

Redretro define su actividad como “subversión semiótica y disidencia cultural. Intervenciones de carácter poético, crítico y alegal en sistemas de #metro de todo el mundo”. A lo largo de los años, han llevado a cabo numerosas acciones político-artísticas similares a esta. Como muestra un botón: en este mini documental podemos ver como en 2006 se rebautizaron las estaciones de Alfonso XXL, Retropolitano, Patán, Ciego de Neón, Solo, Peluche, Lentilla o Estrellao. En aquel momento aún se apreciaba menos intencionalidad política en el juego de cambiar alguna letra del nombre.

En 2021 también llevaron a cabo intervenciones, en Madrid o Lisboa, con motivo de la gira zapatista, o tunearon la estación Rey Juan Carlos, añadiéndole antes la palabra Huye. Frecuentemente, documentan y exhiben el proceso de sus intervenciones, como se puede apreciar en este cómo se hizo, en esta ocasión sobre otro tipo de soportes de comunicación de la red de Metro.

Palos de la frontera no ha sido la única protesta sobre los terribles hechos acaecidos en la valla de Melilla hace unos días. Con menos intención artística pero el punto en común de intervenir en el espacio público cotidiano para llamar la atención, algunos vecinos de Lavapiés llenaron de velas y mensajes la plaza del mismo nombre, si bien el Ayuntamiento se ha apresurado a retirar el homenaje vecinal.

 

Redretro Sistema de Transporte Onírico ha vuelto a llevar a cabo una de sus intervenciones en la señalética de Metro de Madrid. Lo suyo son acciones sutiles que se camuflan con los grafismos habituales del sistema de transporte, alterándolos ligeramente para darles un nuevo significado. De repente, el espectador se da cuenta del cambio, abre bien los ojos y se produce un momento de impacto significativo en él.

El Ayuntamiento cambiará el nombre de un barrio de Arganzuela que puso mal hace 50 años

Saber más

En esta ocasión, han cambiado el nombre de la estación Palos de la Frontera por Palos en la frontera, en obvia referencia a la muerte de al menos 37 personas subsaharianas a manos de la policía marroquí en el transcurso de un asalto masivo a la frontera de Melilla.