eldiario.es

9
Menú

Sugerencias para Pedro Sánchez sobre una nueva ley trans

En materia de identidad de género España lleva una década atascada en una ley injusta e insuficiente, la cual niega durante años a las personas transgénero el derecho a que su DNI refleje su verdadero sexo y nombre

Actualmente Europa vive un proceso de viraje hacia la extrema derecha, por lo que muchas personas LGTB temen ver recortados sus derechos conquistados como ya le está ocurriendo a otros colectivos

- PUBLICIDAD -
La plataforma Trans considera alarmante el número de agresiones al colectivo

La plataforma Trans considera alarmante el número de agresiones al colectivo EFE

Desde hace más de tres meses en la residencia presidencial de nuestro país hay un nuevo inquilino de carácter socialista, algo inusual si observamos la derechización que se está produciendo en nuestro entorno europeo.

Es innegable que desde que se produjo este suceso muchas cosas han cambiado en este país respecto a los siete oscuros años de gobierno del Partido Popular. Entre estos cambios está el hecho de que este Gobierno se ha convertido en el primero de la historia de España con más ministras que ministros, así como que ha realizado pequeños cambios en la política migratoria y otros más grandes en materia de memoria histórica.

Al nuevo ejecutivo le quedan dos años por delante y muchos colectivos esperamos más reformas que demuestren su compromiso real de alejarse de las políticas del anterior Gobierno.

En materia de identidad de género España lleva una década atascada en una ley injusta e insuficiente, la cual niega durante años a las personas transgénero el derecho a que su DNI refleje su verdadero sexo y nombre, así como pone trabas absurdas a la hora de poder realizar dicho cambio en los registros.

Esto se traduce en que algo tan sencillo como que el hecho de mostrar un documento de identidad sea toda una odisea y un mal trago para cualquier persona trans. En situaciones como una entrevista de trabajo esto acaba siempre sin la posibilidad de conseguir el puesto.

En algunos países ya se ha hecho justicia en esta materia y las personas trans pueden hormonarse y cambiar sus documentos oficiales sin necesidad de tener que pasar de manera humillante por psicólogos, psiquiatras o cumplir otros absurdos requisitos.

Si el Gobierno de Pedro Sánchez quiere demostrar que es progresista y del cambio debe aprobar una nueva ley trans, la cual facilite el acceso a la hormonación y que elimine cualquier requisito para el cambio de nombre en los documentos oficiales de personas trans. Dicha ley debe situarse dentro de una ley LGTB que otorgue más derechos y seguridad a todo el colectivo.

Para hacerse una idea de las demandas del colectivo LGTB el presidente y su gabinete pueden echar un vistazo al movimiento #MeQueer que ha llegado a España y donde la comunidad está relatando todos los abusos y discriminaciones que ha vivido y vive en este país.

Las personas trans somos una minoría y siempre nos ha costado tener voz en la sociedad, pero en los últimos años hemos alcanzado cierta visibilidad en los países más progresistas, la cual debemos aprovechar para que nuestro colectivo alcance un gran abanico de derechos que las futuras generaciones nos agradecerán.

Como hemos dicho al principio, actualmente Europa vive un proceso de viraje hacia la extrema derecha, por lo que muchas personas LGTB temen ver recortados sus derechos conquistados como ya le está ocurriendo a otros colectivos.

Ante este proceso Pedro Sánchez debe hacer todo lo posible para que España se aleje ideológicamente de esta oleada de fascismo. Una nueva ley que otorgue derechos básicos a las personas transgénero no sólo haría justicia con un colectivo históricamente oprimido, sino que haría ver al resto de partidos y colectivos progresistas de nuestro entorno que aún queda esperanza en una Europa que parece volver a sus tiempos más oscuros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha