El Ayuntamiento de Cieza recibe una mención especial en el Premio Árbol 2022 por su gestión de los espacios verdes

El Ayuntamiento de Cieza ha recibido una mención especial del jurado por su proyecto '#CiezaBiofílica, del árbol placebo al árbol medicina' en el Premio Árbol 2022 del Foro de las Ciudades de Madrid. El jurado, integrado por expertos procedentes del Máster de Jardines Históricos y Servicios Ecosistémicos de Infraestructura Verde de la Universidad Politécnica de Madrid, ha decidido otorgar una mención especial al municipio de Cieza por la calidad del proyecto presentado, reconociendo el trabajo del municipio en materia de Naturaleza Urbana y nueva gestión de los espacios verdes, informan desde el Consistorio.

La propuesta del Ayuntamiento ciezano implementa un nuevo modelo de gestión del arbolado urbano basado en los principios de la arboricultura moderna. De esta forma, se aumenta la cobertura arbórea de la ciudad como estrategia de adaptación al problema de calentamiento global, pasando de un árbol de escaso porte, excesivamente intervenido, caro de mantener y sin apenas beneficio (árbol placebo) por otro de porte grande y natural con menos riesgo, menos costes de gestión y más beneficios (árbol medicina).

Antonio Moya, concejal de Economía circular, explica que “se está realizando un cambio de estrategia global en la gestión del verde urbano del municipio, porque caminamos hacia un modelo denominado biofílico que utiliza el poder del árbol y las plantas como medicina y no como elemento meramente estético”. La estrategia, continúa el edil, se apoya principalmente en la existencia de recientes estudios científicos que demuestran la influencia que el arbolado, especialmente de gran porte, posee en la mejora de numerosas afecciones de salud vinculadas al modelo de vida urbano.

En este sentido, se ha demostrado que vivir cerca de calles muy naturalizadas mejora considerablemente afecciones como el autismo o la hiperactividad en niños, ansiedad y depresión, asma o enfermedades cardiorrespiratorias entre otras, habiéndose demostrado además que se puede aumentar hasta en 8 años la esperanza de vida y disminuir la probabilidad de padecer determinados tipos de cáncer como el de mama, lo que compensa con creces los 'inconvenientes o diservicios' asociados a su presencia, como es el caso de la caída de hojas o flores, explica Moya.

El Premio Árbol de este año ha recibido candidaturas procedentes de ciudades de hasta 15 millones de habitantes, con una gran variedad en los proyectos.

Según declaró la directora del Foro, Lola González, “este galardón nace con la vocación de reconocer, apoyar y divulgar las buenas prácticas realizadas en el entorno urbano para mejorar las infraestructuras verdes y con ello la calidad de vida de la ciudadanía, en un marco de promoción de la ciudad biofílica que fomente los espacios naturales y la vinculación de la población con los valores ambientales de su hábitat urbano favoreciendo la salud y el bienestar de manera sostenible”.

Al acto de entrega asistió en representación del Consistorio el alcalde de Cieza, Pascual Lucas, acompañado del concejal de Economía Circular, Antonio Moya, que fue invitado a participar junto con expertos y representantes de las ciudades de Huesca y Valladolid a una mesa sobre buenas prácticas en naturaleza urbana.

El Ayuntamiento de Cieza ha recibido una mención especial del jurado por su proyecto '#CiezaBiofílica, del árbol placebo al árbol medicina' en el Premio Árbol 2022 del Foro de las Ciudades de Madrid. El jurado, integrado por expertos procedentes del Máster de Jardines Históricos y Servicios Ecosistémicos de Infraestructura Verde de la Universidad Politécnica de Madrid, ha decidido otorgar una mención especial al municipio de Cieza por la calidad del proyecto presentado, reconociendo el trabajo del municipio en materia de Naturaleza Urbana y nueva gestión de los espacios verdes, informan desde el Consistorio.

La propuesta del Ayuntamiento ciezano implementa un nuevo modelo de gestión del arbolado urbano basado en los principios de la arboricultura moderna. De esta forma, se aumenta la cobertura arbórea de la ciudad como estrategia de adaptación al problema de calentamiento global, pasando de un árbol de escaso porte, excesivamente intervenido, caro de mantener y sin apenas beneficio (árbol placebo) por otro de porte grande y natural con menos riesgo, menos costes de gestión y más beneficios (árbol medicina).

Antonio Moya, concejal de Economía circular, explica que “se está realizando un cambio de estrategia global en la gestión del verde urbano del municipio, porque caminamos hacia un modelo denominado biofílico que utiliza el poder del árbol y las plantas como medicina y no como elemento meramente estético”. La estrategia, continúa el edil, se apoya principalmente en la existencia de recientes estudios científicos que demuestran la influencia que el arbolado, especialmente de gran porte, posee en la mejora de numerosas afecciones de salud vinculadas al modelo de vida urbano.

En este sentido, se ha demostrado que vivir cerca de calles muy naturalizadas mejora considerablemente afecciones como el autismo o la hiperactividad en niños, ansiedad y depresión, asma o enfermedades cardiorrespiratorias entre otras, habiéndose demostrado además que se puede aumentar hasta en 8 años la esperanza de vida y disminuir la probabilidad de padecer determinados tipos de cáncer como el de mama, lo que compensa con creces los 'inconvenientes o diservicios' asociados a su presencia, como es el caso de la caída de hojas o flores, explica Moya.

El Premio Árbol de este año ha recibido candidaturas procedentes de ciudades de hasta 15 millones de habitantes, con una gran variedad en los proyectos.

Según declaró la directora del Foro, Lola González, “este galardón nace con la vocación de reconocer, apoyar y divulgar las buenas prácticas realizadas en el entorno urbano para mejorar las infraestructuras verdes y con ello la calidad de vida de la ciudadanía, en un marco de promoción de la ciudad biofílica que fomente los espacios naturales y la vinculación de la población con los valores ambientales de su hábitat urbano favoreciendo la salud y el bienestar de manera sostenible”.

Al acto de entrega asistió en representación del Consistorio el alcalde de Cieza, Pascual Lucas, acompañado del concejal de Economía Circular, Antonio Moya, que fue invitado a participar junto con expertos y representantes de las ciudades de Huesca y Valladolid a una mesa sobre buenas prácticas en naturaleza urbana.

El Ayuntamiento de Cieza ha recibido una mención especial del jurado por su proyecto '#CiezaBiofílica, del árbol placebo al árbol medicina' en el Premio Árbol 2022 del Foro de las Ciudades de Madrid. El jurado, integrado por expertos procedentes del Máster de Jardines Históricos y Servicios Ecosistémicos de Infraestructura Verde de la Universidad Politécnica de Madrid, ha decidido otorgar una mención especial al municipio de Cieza por la calidad del proyecto presentado, reconociendo el trabajo del municipio en materia de Naturaleza Urbana y nueva gestión de los espacios verdes, informan desde el Consistorio.

La propuesta del Ayuntamiento ciezano implementa un nuevo modelo de gestión del arbolado urbano basado en los principios de la arboricultura moderna. De esta forma, se aumenta la cobertura arbórea de la ciudad como estrategia de adaptación al problema de calentamiento global, pasando de un árbol de escaso porte, excesivamente intervenido, caro de mantener y sin apenas beneficio (árbol placebo) por otro de porte grande y natural con menos riesgo, menos costes de gestión y más beneficios (árbol medicina).