eldiario.es

9
Menú

Ruth Beitia, sobre la ley contra la violencia de género: "Se debe tratar igual a un animal, a un hombre o a una mujer si son maltratados"

La nueva candidata del PP cántabro, cuestionada en su primera entrevista por la postura de Vox, aboga por "hacer una revisión a la hora de cambiar la ley"

La medallista olímpica, impuesta por Casado como cabeza de lista, cuenta con ocho años de trayectoria política que ha pasado inadvertida 

Tras el revuelo, Beitia niega que haya querido equiparar la violencia de género al maltrato animal, y atribuye sus afirmaciones a "los nervios del directo"

- PUBLICIDAD -
Casado se ha desplazado a Santander para oficiar las candidaturas del PP a Cantabria y Santander.

Casado y Beitia en Santander.

Ruth Beitia, candidata del PP en Cantabria a las elecciones de mayo, se ha enredado este viernes en su primera entrevista cuando ha sido cuestionada por la derogación de la ley contra la violencia de género que plantea Vox. Y es que la atleta, apuesta personal de Casado para encabezar la lista a las autonómicas, ha respondido  en Onda Cero con Carlos Alsina que "la mujer es más vulnerable ante el hombre, pero sí que es verdad que hay que hacer una revisión a la hora de cambiar la ley". 

Así pues, ha argumentado que "se debe tratar igual a un animal, a un hombre o a una mujer si son maltratados, porque todos al final somos seres humanos". Posteriormente, la medallista olímpica -que se posiciona abiertamente como taurina- ha matizado sus palabras y ha declarado que "hay que valorar cada caso de forma individual". 

A continuación, preguntada por si la ley que está en vigor "convierte en sospechoso al hombre por el hecho de serlo", la saltadora ha recurrido a la "presunción de inocencia", que "tiene que estar ahí". "No creo que todos los hombres por el mero hecho de que una mujer haya dicho que ha tenido violencia de género deban de tener un acoso ni mediático, ni judicial, ni policial, y hay que estudiar bien los casos por individual", ha argumentado. 

No obstante, tras estas declaraciones, no se ha posicionado sobre si cambiaría la ley en vigor y ha trasladado el testigo "al partido a nivel nacional". "De mí no depende, ahora estoy en Cantabria, vamos a trabajar por y para Cantabria y, evidentemente, es una ley importante que a todos nos interesa lo que pueda hacer", ha zanjado. Horas más tarde, en su cuenta de Twitter, se ha desdicho de sus afirmaciones: "No lo pienso y es absurdo".

(Minuto 5.10)

Las reacciones al posicionamiento de Beitia en materia de género no se han hecho esperar. En este sentido, el PSOE ha comparado a la atleta en su cuenta de Twitter con Trump: " Querida Ruth. Equiparar la violencia contra las mujeres y contra los animales, ambas condenables, te coloca cerca de los Trump. Solo os vamos a recordar a los que piensan como tú en las derechas y en la ultraderecha una cifra: 976 mujeres asesinadas desde 2003 por ser mujeres", recoge el post.

 

Asimismo, el PRC, -partido liderado por el actual presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y rival político de Beitia en los próximos comicios,  ha calificado como "ofensivo" que la atleta equipare la protección animal con la lucha contra la violencia de género. Así pues, la secretaria de la Mujer de esta formación, Vanesa Montes, le ha pedido que se retracte. 

"Es inaudito que quien aspira a representar a toda la ciudadanía de Cantabria banalice de esta forma una de las mayores lacras que sufre la sociedad contemporánea y que está costando la vida a tantísimas mujeres en todo el país", ha lamentado la portavoz regionalista en materia de igualdad.

Por su parte, la alcaldesa de Santander, que presentó su candidatura para encabezar la lista del PP a este municipio en el mismo acto que la atleta, cuestionada por este asunto, ha subrayado que "no es igual el maltrato de un animal que el de una mujer". De esta forma, corrige a la candidata autonómica, aunque no precisa con detalle cómo se debe abordar cada violencia: "Cada uno tiene que tener unas medidas, una concienciación y una educación, no sé si juntos o separados los tres", ha señalado. 

No obstante, respalda su candidatura, pero asegura que ambas candidatas "están bien nombradas", en respuesta a la preferencia señalada por Beitia de haber sido "elegida por la militancia", en lugar de impuesta por el presidente del PP. "Estamos en un partido político y hay que respetar las normas", ha sentenciado. 

Polémico nombramiento

La candidatura de Beitia  fue presentada este jueves en un acto en Santander al que acudió el propio presidente del partido, Pablo Casado, y el vicesecretario de Organización, Javier Maroto, tras el terremoto generado en el seno del partido por la imposición de la atleta como cabeza de lista en lugar de la presidenta, María José Sáenz de Buruaga. La decisión de Génova resucitó el enfrentamiento interno que surgió tras el Congreso Regional de marzo de 2017, que terminó sin éxito en los tribunales y en el que la actual líder regional descabalgó por cuatro votos al que fuera su mentor y expresidente de Cantabria, Ignacio Diego.

Beitia, que forma parte de esa facción contraria a la dirección autonómica, ocupa un escaño en el Parlamento de Cantabria desde hace ocho años, pero cuenta con una trayectoria política que ha pasado inadvertida, con escasas intervenciones, poco protagonismo, ejercido desde la segunda fila y sin dar a conocer su ideario. Es por ello que su nombramiento ha sorprendido incluso dentro de las filas populares y se ha llegado a poner en duda su capacidad para optar a la Presidencia de la comunidad. 

Su falta de oratoria quedó patente en el acto de presentación de su candidatura en el que leyó todo su discurso, titubeando en varias ocasiones y perdiendo el hilo del mismo, llegando incluso a tener que disculparse porque "las tarjetas siempre fallan", en una ocasión en la que tuvo dificultades para cambiar de una a otra. 

Beitia se desdice

Horas más tarde, tras el revuelo generado a nivel nacional, en redes sociales y en los platós de televisión, la saltadora ha reculado y ha justificado sus declaraciones a que "los nervios del directo" le han jugado "una mala pasada". "No he querido equiparar el maltrato animal con la violencia de género, primero porque no lo pienso y desde luego porque es absurdo. Me he expresado mal y se ha entendido algo diferente a lo que quería decir", ha expresado. 

"¿Alguien en su sano juicio puede pensar que pongo en el mismo plano el maltrato animal y el maltrato a las mujeres?", ha cuestionado, al tiempo que ha señalado que "nadie puede estar a favor de ningún tipo de maltrato", pero que "evidentemente" el maltrato a las mujeres es algo que le "preocupa especialmente". "Primero por mi condición de mujer y desde luego como política". Finalmente, ha concluido calificando como "anécdota" lo ocurrido y esperando que "todos nos centremos en lo importante, que es defender los derechos de las mujeres". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha