eldiario.es

9

Pablo Casado recibe la frialdad de la militancia cántabra tras la imposición de Ruth Beitia como candidata

Saénz de Buruaga, vetada por Génova para ser la número uno, recibe la mayor ovación en la presentación de la medallista olímpica como cabeza de lista 

El presidente del partido llama a la unidad e insiste en resaltar los logros deportivos de Beitia para justificar su decisión

Beitia pide remar todos en la misma dirección para un gran resultado para el PP

Casado junto a la presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, y las candidatas Ruth Beitia y Gema Igual. | EFE

Pablo Casado ha presentado este jueves oficialmente a Ruth Beitia y Gema Igual como candidatas a la Presidencia de Cantabria y la Alcaldía de Santander, respectivamente, en un acto en el que ha quedado patente la tremenda división interna que sufre el partido en esta comunidad autónoma y el rechazo de una buena parte de la militancia a la designación de la atleta como cabeza de lista en detrimento de la presidenta del partido, María José Saénz de Buruaga. 

Prueba de ello ha sido que Casado no ha logrado arrancar ni el clásico grito de "¡presidente, presidente!" pese a los varios intentos realizados por uno de los presentes, al que no ha seguido nadie.

Y es que el nombramiento de Ruth Beitia en contra del criterio de la dirección regional ha avivado la crisis que atraviesan los populares cántabros desde que hace dos años Buruaga arrebatara el poder al que fuera su mentor, el expresidente del PP y de Cantabria, Ignacio Diego, por tan solo cuatro votos de diferencia en un congreso regional que fue impugnado sin éxito en los tribunales.

Durante la puesta en escena de ambas candidatas, ante unas 250 personas, se han percibido claros síntomas de que la formación conservadora es una olla a presión. Buruaga y sus afines no han podido disimular el mazazo que se han llevado por la decisión de Casado. En el momento de la entrada de los protagonistas al salón donde aguardaban los afiliados, algunos simpatizantes han soltado lágrimas cuando se han abrazado a la presidenta, que tampoco ha podido contener la emoción del momento. 

Otra muestra de cómo de revueltas bajan las aguas se ha visualizado cuando las candidatas han subido al escenario en compañía de Pablo Casado para dar la bienvenida, y este ha bajado del estrado para animar a sumarse a Buruaga, que inicialmente se resistió pero que ante la insistencia de su líder dio un paso al frente subiendo los decibelios de la sala. Y es que ha sido precisamente ella quien se ha llevado la mayor ovación entre los allí presentes.

El presidente del PP no ha logrado meterse al público en el bolsillo pese a los continuos guiños que ha hecho a Cantabria, comunidad que conoce bien dado que, según él mismo ha relatado, su abuela es de Santa María de Cayón y tanto él como su familia, naturales de Palencia, tienen una especial vinculación con esta tierra. Cuando mayores aplausos ha arrancado el presidente ha sido cuando ha cargado contra Pedro Sánchez y el independentismo catalán.

Logros deportivos como aval

Consciente del panorama que vive el partido en Cantabria, Casado ha comenzado su intervención poniendo en valor a María José Saénz de Buruaga, con la que piensa seguir contando como presidenta, según ha subrayado. Ha destacado de ella que sabe estar "a las duras y a las maduras" y ha hecho continuos llamamientos a mantener la unidad dentro del partido. 

Sobre la designación de Ruth Beitia, ha vuelto a recurrir a sus logros deportivos para justificar su decisión. "No hay ningún partido que cuente en sus filas con la mejor atleta de la historia", ha resaltado el presidente del PP, que además ha argumentado que su proclamación ha ocupado mucho espacio en los periódicos deportivos, que también son una "herramienta" para influir en el voto, según ha espetado.

De Gema Igual ha destacado su cercanía con los vecinos y ha recordado que empezó en política siendo muy joven de la mano de un "gran alcalde", Íñigo de la Serna. El exministro de Fomento, que en las primarias apoyó a Soraya Sáenz de Santamaría, ha sido uno de los grandes ausentes en el Hotel Santemar, donde sí se ha podido ver a viejos conocidos de la corriente 'dieguista', que desde la victoria de Buruaga estaban desaparecidos. "Ahora nos veremos más", le comentaba una exparlamentaria regional a la diputada por Cantabria, Ana Madrazo, al encontrarse a la entrada del hotel.  

Beitia rompe su silencio

Además de servir para medir la temperatura interna del partido, la presentación de las candidaturas también ha generado gran expectación por escuchar a la medallista olímpica, que había permanecido en silencio desde que Génova ratificó el lunes su salto a la primera línea política. La exatleta, que es diputada autonómica desde el año 2011-aunque su actividad en este tiempo ha sido prácticamente nula-, ha leído un discurso en el que ha manifestado expresamente a Casado su confianza para encabezar la lista y ha dicho que da el paso porque "el partido me lo reclama".

Aunque ha reconocido que le produce "cierta sensación de vértigo", ha valorado que si algo puede aportar ella es precisamente "experiencia" a la hora de afrontar retos y ha asegurado que pondrá en el empeño "toda la vocación, el trabajo y la capacidad de sacrificio". "Soy una persona que no se amilana ante las dificultades", ha enfatizado. 

Casado se ha desplazado a Santander para oficiar las candidaturas del PP a Cantabria y Santander.

Casado se ha desplazado a Santander para oficiar las candidaturas del PP a Cantabria y Santander.

También ha afirmado que no duda en que el PP va a obtener "un gran resultado electoral" porque "vamos a saber remar todos en la misma dirección". "Nadie sobra en este equipo", ha recalcado, reclamando unidad antes de comenzar a cargar contra el Gobierno de Revilla y asegurar que "Cantabria necesita un cambio político con urgencia". 

Durante su intervención, en la que no ha hecho referencia a Buruaga, también se ha puesto de manifiesto que Beitia no está acostumbrada a este tipo de intervenciones. "Las tarjetas siempre fallan. Me vais a perdonar", ha reconocido una de las veces que ha titubeado y que ha perdido el hilo del discurso que estaba leyendo. "Será la falta de experiencia", le ha dicho en voz alta una mujer sentada entre el público. "Igual sí, igual sí que falta...", ha respondido la candidata.

Ganar las elecciones

Por su parte, Gema Igual, que recogió el bastón de mando debido a la incorporación de De la Serna al Gobierno de Rajoy, ha señalado que aspira a ser "la primera mujer en ganar unas elecciones en Santander" y que tiene "fuerza e ilusión" para continuar al frente del Ayuntamiento de la capital de Cantabria.

Ha destacado que "Santander es hoy lo que es gracias al PP" y que la ciudad se ha convertido en el "motor económico" de la comunidad. Además, ha hecho especial hincapié en la situación económica del Consistorio, que registra "la menor deuda de su historia" a la par que está movilizando "30 millones de euros de inversión". "Santander se merece seguir gobernada por el PP para no perder la senda crecimiento", ha insistido.

Así, ha pedido la "confianza" de sus vecinos y ha dicho que cuenta con un partido "con solera", que ha demostrado que "sabe gobernar y salir de los baches". "Lo fácil es irse cuando los momentos son malos", ha apostillado parafraseando las palabras de Buruaga para justificar su continuidad como presidenta del partido 24 horas después de haber filtrado que presentaría su dimisión junto al resto del Comité Ejecutivo.

"La alternativa es que toda la izquierda radical se alíe con un programa ingobernable", ha sostenido. Finalmente, ha destacado de Beitia que aporta "sacrificio, esfuerzo y trabajo en equipo". "Ya es una campeona saltando, pero ahora la vamos a ayudar a que lo sea en las urnas", ha concluido.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha