eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Solvay se puede quedar sin materia prima en menos de una semana por la huelga de Sadisa

Los trabajadores de la empresa que surte piedra a Solvay inician una huelga indefinida por la precarización del empleo

- PUBLICIDAD -
Los trabajadores de la empresa que surte piedra a Solvay inician una huelga indefinida

Los 26 trabajadores de la empresa Sadisa han iniciado este jueves una huelga indefinida después de que la nueva empresa adjudicataria del servicio de transporte de cantera de Solvay, Transportes Cuevas, diera por finalizadas las negociaciones que se venían manteniendo en el Orecla (Organismo de Resolución de Conflictos Laborales) para la subrogación de los contratos y las condiciones laborales.

Según explica CCOO, la negociación comenzó hace más de un mes, después de que la nueva adjudicataria del servicio de transporte de piedra desde la cantera de San Felices a la planta de Solvay se hiciera con el contrato "con una oferta a la baja para arrebatarle el contrato a Sadisa, gracias a modificar el convenio colectivo de aplicación pasando del de la construcción al de transporte", con lo que los salarios de los trabajadores se rebajan en 3.800 euros anuales.

La Federación de Construcción y Servicios de CCOO denuncia que este contrato, "ventajoso para Solvay, tira por tierra los derechos de los trabajadores". Este sindicato, aunque no cuenta con ningún representación en el comité de empresa, ha acompañado y asesorado a los trabajadores en las negociaciones "en un gesto de buena voluntad -dice- con los compañeros de Sadisa".

"CCOO pone por encima de sus intereses las condiciones de los trabajadores", ha explicado Jesús de Cos, secretario general de la Federación de Construcción y Servicios (FCS) de CCOO, quien además ha lamentado que Transportes Cuevas "se cerrara ayer en banda" y no dejara más alternativa que el inicio de la huelga convocada para días atrás y que había sido suspendida por los avances en las negociaciones.

Según asegura, el pasado viernes 22 de diciembre había un "principio de acuerdo", con la subrogación de entre 10 y 13 trabajadores de la plantilla de Sadisa, actual concesionaria, y con la recolocación del resto en otros servicios de la propia Sadisa, acuerdo que no fue ratificado por Cuevas en la reunión de este jueves, lo que ha motivado el inicio de la huelga y las movilizaciones ante la planta de Solvay en Barreda.

CCOO advierte que, de no recuperarse las negociaciones, los trabajadores perderán sus puestos de trabajo, tal y como les ha comunicado Sadisa al cierre de las negociaciones, pero avisa que esta huelga "también afectará a Solvay, ya que al no realizarse el servicio la planta se puede quedar sin piedra en un plazo de cuatro o cinco días".

USO CRITICA LA POLÍTICA DE CONTRATAS DE SOLVAY

Por su parte, USO ha afirmado que este conflicto es el resultado de la política de Solvay para con las contratas, basada en "el recorte de costes, la precarización del trabajo y sobre todo la falta de estabilidad en el empleo de los trabajadores de las empresas de contratas".

Para USO, resulta "inaceptable" que la renovación de contratas suponga "permanentemente" el despido de los trabajadores que han venido trabajando para Solvay durante décadas y que su nueva política ahora consista en tratar a las contratas como "clínex" de "usar y tirar".

USO viene reclamando en la negociación abierta con Solvay un plan industrial que garantice inversiones y el futuro del empleo en el complejo, contemplando la estabilidad del mismo no solo para los trabajadores de Solvay sino que también cubra la estabilidad en el empleo de los trabajadores de las contratas.

USO cree que Solvay "está sembrando vientos y recogerá en el corto medio plazo tempestad, pues terminará encontrándose -augura- con una huelga general de todos los trabajadores de las empresas de contratas para reivindicar su derecho a un empleo estable".

El sindicato USO ha venido defendiendo "en soledad" en el complejo Solvay la necesidad de que todas las renovaciones de las contratas lleven un compromiso de subrogación para garantizar el empleo en el cambio de empresas concesionarias del servicio.

Según explica, la contrata del transporte y suministro de piedra en la fábrica de Barreda ha sido desarrollada durante décadas por la empresa Sadisa, empleando una media de 25 trabajadores que el cambio de empresa a Cueva Gestión de Obra a partir del 1 de enero de 2018 plantea "el posible despido al no subrogarse la empresa entrante a la plantilla".

USO reivindica que estos trabajadores tienen el derecho de subrogación y pasar a la nueva empresa adjudicataria del transporte y suministro de piedra con las mismas condiciones que venían teniendo en Sadisa.

El sindicato reclama que se incorpore en el próximo acuerdo una cláusula de estabilidad de empleo para la plantilla de Solvay y para los trabajadores de sus contratas, mediante la subrogación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha