eldiario.es

9

Entrevista

Alberto Garzón: "Hay que pensar en el país y no mirarse el ombligo"

"Creo que Pablo Iglesias es consciente de que necesitaba sumar a muchas fuerzas sociales y políticas para siquiera quedar tercero en las elecciones", dice el candidato de IU

"No terminamos de entender por qué en Galicia y Cataluña hay una fórmula y en otros sitios, no. Es una contradicción importante de Podemos"

"Nuestra hoja de ruta es participar en Ahora en Común. El resto de espacios no son como los que triunfaron en las elecciones municipales"

143 Comentarios

Alberto Garzón anuncia que se presenta a las primarias de IU

Alberto Garzón en una imagen de archivo

Este martes Podemos finiquitó las negociaciones con Izquierda Unida. El candidato de IU a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón (Logroño, 1985), y sus compañeros no compartirán una lista unitaria con Pablo Iglesias y los suyos. A partir de ahora, quedan algo más de dos meses hasta unas elecciones generales en las que la apuesta de Garzón pasa por el espacio Ahora en Común, a cuyas primarias concurrirá.

¿Cómo ha vivido usted la última semana, desde la reunión privada de hace una semana hasta la ruptura de las negociaciones el martes?

Con normalidad. Siempre hemos pensado que aunque fuera difícil había que intentar que hubiera una candidatura unitaria de las fuerzas de ruptura en diciembre, que es lo que quería la gente. Y creo que hemos hecho bien en intentarlo hasta el último minuto.

La gente quería esa candidatura, usted quería esa candidatura, Pablo Iglesias ha dicho en público que también la quería. ¿Qué ha fallado?

Nosotros hicimos una crítica interna muy fuerte tras las elecciones municipales y autonómicas, como hicimos tras las europeas. Hemos apostado por un proceso de unidad popular después de lo que había dicho la gente el 24M con las candidaturas del cambio. Cuando uno quiere que las sumas multipliquen tiene que sumar cosas diferentes y cuando se genera un espacio cómodo, se puede sumar. Pero cuando se opta por un mercado de fichajes y la unidad se contempla por integración, eso no multiplica. No terminamos de entender por qué en Galicia y Cataluña hay una fórmula y en otros sitios, no. Es una contradicción importante de Podemos que está en el origen de que ellos mismos hayan visto que no hay margen de maniobra.

¿IU no ha cometido ningún fallo? ¿No hace ninguna autocrítica?

Yo he sido muy autocrítico con IU en numerosas ocasiones incluso en entrevistas con eldiario.es. Pero desde las municipales hemos hecho una apuesta muy generosa que está carente de defectos, más allá de los operativos que uno pueda tener, pero en su filosofía no ha habido ningún impedimento. Más bien al contrario, estábamos dispuestos a hablar de todo, no íbamos a poner las siglas por encima, ninguna condición que no fuera la meramente programática.

En el proceso se han implicado personalmente tanto usted como Pablo Iglesias. ¿Se siente decepcionado con el líder de Podemos?

No, en absoluto. No es una cuestión de Pablo o mía, más allá de que fuéramos los artífices del diálogo. Somos quienes abrimos la puerta y quienes la teníamos que cerrar en caso de acuerdo, pero nosotros no teníamos que negociar. De lo que se trataba era de que negociaran delegaciones de IU y de Podemos para detectar los problemas que pudiera haber. No me siento defraudado, tenemos visiones diferentes y no deben afectar al ámbito emocional. Hemos hecho una apuesta muy firme y arriesgada porque en política hay que priorizar las condiciones de vida de la gente sobre las elecciones; hay que pensar en el país, no mirarse al ombligo.

¿Se arrepiente de haber hecho esa apuesta personal y del tiempo dedicado a las conversaciones?

No. La política tiene que regirse por principios y valores, y era mi propia concepción del mundo la que me empujaba. Yo me encuentro en la calle con gente que me dice que tenemos que unirnos y que en su perspectiva no entiende que haya problemas como el de las siglas, los nombres y los egos. Ha sido una apuesta y un proceso con sus costes pero era lo que tocaba. No hay que caer en la frustración, les respetamos y vamos a competir en las elecciones para echar a Mariano Rajoy y a las políticas de derechas.

Podemos asegura que usted había aceptado integrarse en las listas sin acuerdo entre las organizaciones, ¿es así?

Por supuesto que no. No tiene ningún sentido. Para eso habría aceptado hace tres meses cuando me lo ofreció Pablo [Iglesias]. Entonces yo le agradecí el reconocimiento a mi trabajo pero lo rechacé. Podemos no es mi proyecto político ni comparto todo lo que dicen. Por eso no tiene sentido la política de fichajes y sí establecer puntos de encuentro programáticos donde los haya. Es más una excusa construida a posteriori que una verdadera razón.

¿Fue lo suficientemente claro en este sentido?

Hemos sido claros y meridianos. Jamás iba a aceptar una salida individual. Nosotros somos representantes y dirigentes políticos que tenemos un valor en función de lo que representamos en la organización. No se trata de elegir la mejor selección nacional. Yo a Pablo le dije que no iba a participar como independiente y que tenía claro que la única forma de colaborar era a través de determinados acuerdos que nosotros nunca quisimos que fueran un acuerdo IU-Podemos.

En una entrevista en eldiario.es Toni Valero (IU) asegura que en la reunión del martes Podemos ofreció crear partidos instrumentales en algunos territorios. ¿Por qué no se aceptó?

Yo no estuve en la reunión, pero antes habíamos dejado claro que no era una negociación y que nadie en esa mesa podría aceptar o rechazar absolutamente nada. Se trataba de hablar, de despejar niebla. Nosotros no planteamos ninguna línea roja.

Usted asegura que IU no tenía líneas rojas, que estaban dispuestos a hablar de todo, que no había problemas con la forma jurídica ni con las siglas. ¿Cree entonces que Podemos ha intentado alargar los tiempos como estrategia?

Yo no sé lo que piensa Podemos. Creo que Pablo Iglesias es consciente de que necesitaba sumar a muchas fuerzas sociales y políticas para siquiera quedar tercero en las elecciones. Yo creo que había una honesta intención de Pablo de encontrar espacios de acuerdo. Nuestro enemigo es la derecha y las políticas que pone en marcha.

Aspiro a una nueva política cuyo objetivo máximo no sea solo bajarse los salarios, sino conseguir la democracia económica o el republicanismo como método para conseguir una sociedad más igualitaria

Pasando al futuro, usted ha reiterado su apuesta por el espacio de confluencia Ahora en Común. Tras la salida de Equo y la no participación de Podemos parece que ya solo queda IU. ¿Tiene sentido el espacio?

Para nosotros AeC es la demostración de que se puede generar un espacio de comodidad en el que trabajar organizaciones y gente no organizada en pos de encontrar puntos en común. Ahora bien, no cuenta con todo el mundo que debería contar para explotar su potencial. Nos hubiera gustado que estuvieran Podemos y Equo, pero legítimamente han elegido otras vías. Pero dentro de AeC hay otras organizaciones, aunque más pequeñas que IU, y gente de otras organizaciones y sin organizar que se creen el espacio. El trabajo sirve también para después de las elecciones, no todo acaba en diciembre.

¿Cuáles son esas otras organizaciones?

La potencialidad de AeC es que está abierto a cualquier organización que quiera ir. De hecho, lo que estoy viendo es que muchos de los portavoces, de las personas con un rol más activo o de las que van a participar en las primarias no son de IU. Vamos a tener unas primarias que, sin ser todo lo potentes que hubieran sido si estuviéramos Pablo y yo, cristalizarán en una candidatura que sacará un buen resultado.

En la izquierda hay al menos otro espacio de confluencia en el que están Izquierda Abierta o Somos Izquierda. ¿Van a intentar fusionarlos?

Nuestra hoja de ruta es participar en AeC. El resto de espacios no son como los que triunfaron en las elecciones municipales. Esperamos que iniciativas como la de Izquierda Abierta, que es un partido que está en IU, no pretendan competir con el candidato de IU o con las candidaturas donde participa la gente de IU.

Mencionaba antes que aprendieron de los errores de las elecciones europeas, que supusieron un relevo generacional. ¿Cree que ese cambio habría que trasladarlo a las elecciones del 20 de diciembre?

Las listas tienen que ser el reflejo del momento político que vivimos y eso no es solo una cuestión generacional, sino de actitud y de nueva política, que sea firme, con valores y apostando por procesos democráticos. Yo aspiro a una nueva política cuya máxima aspiración no sea solo bajarse los salarios, sino conseguir la democracia económica o el republicanismo como método para conseguir una sociedad más igualitaria. Y cuando uno hace primarias, se está asegurando que lo pueda conseguir.

El PCE sopesa que su secretario general, José Luis Centella, se presente a las primarias de Ahora en Común. ¿Cree que cumple los criterios que ha definido usted para formar parte de la política del cambio que defiende?

Todo el mundo puede presentarse a las primarias y yo no voy a condicionar en absoluto el sí o el no. Es una decisión personal y a través de procedimientos democráticos será la gente la que decida quiénes son los candidatos, lo que es una ventaja. Además debemos priorizar el elemento programático sobre los nombres. Sobre Centella, todo son futuribles ahora mismo.

Decía antes que el panorama electoral es complicado y las encuestas así lo indican al menos para IU. ¿Cuál es la expectativa de IU para el 20 de diciembre?

En un escenario tan volátil es difícil hacer una predicción. Se trata de garantizar una presencia y una visibilidad en el Congreso que nos permita repensar al día siguiente la izquierda organizada e ideologizada en este país. En estas elecciones no solo se disputa el modelo de país, sino también el modelo de izquierda para el día después.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha