eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cierran urnas en presidenciales de Mali con baja participación y violencia

- PUBLICIDAD -
Cierran urnas en presidenciales de Mali con baja participación y violencia

Cierran urnas en presidenciales de Mali con baja participación y violencia

Los colegios electorales para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Mali cerraron hoy a las 18.00 horas (misma GMT) en medio de una baja participación y de actos de violencia en el norte y el centro del país.

En estos comicios, más de 8,4 millones de malienses están convocados a elegir entre el presidente saliente, Ibrahim Boubacar Keita (IBK), ganador de la primera vuelta con el 41,7 % de los votos, y el líder de la oposición, Soumaila Cissé, quien ocupó el segundo puesto con 17,7 % de los votos.

IBK, que aspira a un segundo mandato de cinco años, parte en esta segunda vuelta como gran favorito, frente a Cissé, que no ha conseguido el apoyo del resto de candidatos opositores que concurrieron a la primera vuelta.

Según las estimaciones, la afluencia de votantes ha sido menor que en la primera vuelta (que fue del 42,7 %), debido a la inseguridad que reina en el país y a las lluvias que cayeron a lo largo del día y que dificultaron el desplazamiento de los electores a los colegios.

La jornada electoral, que comenzó a las 08.00 hora local, estuvo también caracterizada por la normalidad en la capital, Bamako, y en el este del país, mientras que en el centro y el norte del Mali se produjeron disturbios.

En la región de Tombuctú (norte), concretamente en Saraféré, fuentes locales y policiales informaron a Efe sobre el asesinato del presidente de un colegio electoral por un hombre armado no identificado.

Posteriormente, las autoridades desplegaron refuerzos para investigar el suceso.

Siempre en el norte, en el municipio de Diré se denunció el robo de las urnas.

Mientras, en el centro, las urnas fueron incendiadas en la localidad de Duentza, y en los colegios de los municipios de Youwarou, Koubaye, Salsalbe, Soye -todos en la región de Mopti- las elecciones no se celebraron a causa de la inseguridad.

En la primera vuelta, se anuló el voto en 871 colegios electorales de un total de 23.000 a causa de actos de violencia.

Para garantizar una mayor seguridad en esta segunda vuelta, las autoridades aumentaron hasta 36.000 el número de efectivos movilizados, procedentes diferentes cuerpos policiales y militares de todo el país.

Restablecer la seguridad es uno de los mayores retos del próximo presidente de Mali, país que sufre una situación de inseguridad y de crisis política desde el golpe de Estado militar de 2012.

El golpe fue seguido de una rebelión independentista de los tuareg en el norte, apoyados por grupos yihadistas locales, pero fueron expulsados por fuerzas internacionales encabezadas por Francia.

A pesar de la presencia de tropas francesas (operación Barkhane), de una misión de la ONU (Minusma) desde 2013 y también de las fuerzas del grupo Sahel G5, la amenaza del terrorismo yihadista persiste en el norte de Mali y se ha extendido hacia el centro, siendo agravada la situación por enfrentamientos étnicos.

Por otra parte, los partidarios de los dos candidatos intercambiaron acusaciones de fraude y compra de votos en esta segunda vuelta, mientras las autoridades aseguran haber emprendido medidas para garantizar una mayor transparencia con la presencia de observadores nacionales e internacionales durante todas las fases del proceso electoral y el recuento de votos.

La asociación Grupo de Observación Ciudadana de Mali, que desplegó a más de 2.000 representantes en los colegios electorales, deploró "irregularidades e incidentes" durante la jornada de hoy, dando como ejemplo la ausencia de las listas del censo electoral o la ausencia de agentes electorales sobre todo en Gao, Mopti y Bamako.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha