eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Del abolicionismo a la regulación: el debate sobre la prostitución divide a los partidos

El PP muestra su "rotundo rechazo" a la creación del sindicato y el PSOE rechaza "respaldar a ninguna organización donde se recoja esa actividad ilícita"

En Unidos Podemos el debate está abierto: "Es un debate pendiente en la medida en la que está pendiente en el movimiento feminista"

"La experiencia demuestra que prohibir o mirar hacia otro lado no sirve", dice Patricia Reyes, portavoz de Igualdad de Ciudadanos

61 Comentarios

El Gobierno ve fácil anular el sindicato de trabajadoras del sexo, que piden su dimisión

El Gobierno ve fácil anular el sindicato de trabajadoras del sexo, que piden su dimisión EFE

El registro de un sindicato para trabajadoras sexuales y el posterior anuncio de impugnación del Gobierno han reavivado un debate sobre la situación legal de la prostitución que ha cogido con el pie cambiado a los partidos. El PP ha evitado aclarar su postura sobre la existencia del sindicato el viernes y este sábado ha mostrado su "rotundo rechazo" en un argumentario. Mientras, Unidos Podemos ha pedido que no se simplifique el debate sobre la prostitución sin que todavía exista una posición unánime al respecto y Ciudadanos, que asumió en su programa de las generales de 2015 su regulación, es el único partido que se posiciona de forma abierta como partidario de debatir su legalización.

El registro del sindicato, denominado Organización de Trabajadoras Sexuales (OTRAS), causó un gran malestar dentro del Gobierno que hizo visible la propia ministra, Magdalena Valerio, en su comparecencia del jueves en la Comisión de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. "Me han colado un gol por la escuadra", dijo ante los periodistas. Fue su departamento –la Dirección General de Trabajo– el que dio el visto bueno a los estatutos que ahora la Abogacía del Estado estudia impugnar.

El Gobierno argumenta que no les permitirá sindicarse porque la prostitución no es legal y no pueden admitir que bajo un "subterfugio" se le dé cabida. "La prostitución no es legal en España y este Gobierno no dará respaldo a ninguna organización donde se recoja esa actividad ilícita", repitió Pedro Sánchez poco después de la comparecencia de Valerio, un argumento que ha repetido su portavoz, Isabel Celaá, este viernes tras el Consejo de Ministras. Preguntada por la intención de promover la abolición de la prostitución, Celaá ha matizado que no se ha tratado en la reunión, por lo que ha considerado que sería "una ligereza" pronunciarse.

Desde OTRAS han contestado al Gobierno que la prostitución no es ilegal, aunque no está admitida como relación laboral. En cambio, otras actividades sexuales, como el striptease o el cine porno, sí son reconocidas como tal y quienes las ejercen pueden estar dadas de alta y cobrar legalmente por ello.

Unidos Podemos pide no simplificar el debate

En Unidos Podemos el debate está abierto. La secretaria de Feminismos y LGTBi de Podemos, Sofía Castañón, explica que es un debate "pendiente" en la medida en la que lo está también en el movimiento feminista. "Aunque tengamos un compromiso respecto a qué políticas públicas tenemos que desarrollar y eso implica determinaciones, no vamos nosotras a resolver un debate que feministas que nos doblan la edad, la militancia, el conocimiento político y la vivencia han estado debatiendo", explica Castañón en conversación con eldiario.es.

Por ello, reclama que la cuestión se aborde "en toda su complejidad" y se haga una reflexión sobre cómo las políticas públicas "van a ser útiles con respecto a las mujeres que ejercen la prostitución o realizando trabajos sexuales y, en cualquier caso, mirando siempre garantizar la plena ciudadanía de las mujeres". Sobre la ilegalización del sindicato en concreto, la formación considera que es una cuestión que compete al Gobierno.

"También entendemos que quizá las posturas dentro del feminismo no son equitativas y a lo mejor existe un sentir tendente al abolicionismo, pero con muchísimos matices, por encima del que tiende a una regulación de la situación de las mujeres que ejercen la prostitución. En cualquier caso, creo que sobre todo nosotras debemos ver la profundidad, los matices que tiene y comprender para qué tienen que estar las políticas públicas", zanja Castañón.

Ciudadanos, a favor de debatir sobre la regulación 

Patricia Reyes, portavoz de Igualdad de Ciudadanos, critica que el Ejecutivo recurra a la Abogacía del Estado "para que anule una decisión del propio Gobierno". "No es que le hayan metido un gol por la escuadra, es que no sabe cuál es su portería", dice Reyes a eldiario.es. La parlamentaria afirma que, si "proclaman que van a acabar con la prostitución", desde Ciudadanos esperan que expliquen las medidas concretas que van a tomar y cuándo van a empezar.

"Seamos serios con un tema serio. Desde Ciudadanos insistimos en la necesidad de que el Congreso fije el rumbo a este Gobierno descontrolado, y por eso estamos pidiendo comparecencias de ministros, haciendo preguntas parlamentarias, presentando proyectos de ley y utilizando todos los mecanismos democráticos que nos otorga la ley para hacer que Sánchez rectifique", reclama Reyes.

Sobre la legalización de la prostitución que el partido asumió en su programa de las generales de 2015, de las autonómicas catalanas o de las andaluzas, Reyes sostiene que están "a favor de que este tema se debata en el Congreso". "No podemos negar la realidad, y el Parlamento tiene que tomar en consideración este fenómeno que está en la calle. La experiencia demuestra que prohibir o mirar hacia otro lado no sirve de nada".

Partido Popular: "Rotundo rechazo"

El PP ha mostrado en un argumentario su "rotundo rechazo" a la creación de un sindicato de trabajadoras sexuales. "Es muy grave un error de este calibre", sentencian de lo que consideran causado por "incompetencia y falta de atención" del Gobierno. Los populares defienden en su documento que la prostitución "no puede legalizarse" porque "no es un trabajo".

"En una actividad laboral se cobra por la actividad de trabajo realizada, pero nunca el cuerpo o la realidad personal", justifican. "Se cobra por algo exterior, sea físico –en el trabajador manual-, como intelectual –profesiones liberales-. En la prostitución aquello que está en venta o alquiler es el propio cuerpo, que se entrega al cliente. El cuerpo no es separable de la personalidad".

También defienden que la prostitución "atenta contra la dignidad de las mujeres", que "el Estado no puede lucrarse de la explotación sexual de sus
ciudadanas", que el número de hombres que la ejercen es "mínimo" o que ninguna mujer lo hace "voluntariamente". "Estar en contra de la prostitución no es mojigatería. Se trata de propugnar la libertad de los individuos en materia sexual", añaden. Vinculan asimismo la prostitución a la desigualdad y violencia de género.

El vicesecretario de Organización, Javier Maroto, no quiso ayer entrar en el fondo del asunto y se limitó a criticar al Gobierno por lo que ha considerado como un nuevo "bandazo" del equipo de Pedro Sánchez.  El número tres del PP insistió en que "por las mañanas hacen una cosa y por las tardes dicen lo contrario". Consideró que la existencia de un sindicato en sí "es un concepto que está absolutamente armado en nuestro ordenamiento jurídico". "Lo que hay que hacer es ver qué hace ese sindicato", añadió.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha