eldiario.es

9

Los partidos se ponen verdes

El ecologismo se transversaliza y se instala en los programas electorales tanto de los partidos de izquierda como de derecha, aunque su presencia en el discurso mayoritario es poca

"Hay que conseguir que esa apertura de las agendas al cambio climático no derive por las falsas soluciones, por las soluciones de mercado que generen una especie de capitalismo verde", alerta la antropóloga y ecologista Yayo Herrero

Movimientos como Fridays for Future o el fenómeno Ocasio-Cortez han influido en el reverdecimiento de la campaña

Marcha del 15M verde en la Puerta del Sol en Madrid.

Marcha del 15M verde en la Puerta del Sol en Madrid. Olmo Calvo

El ecologismo se ha hecho un hueco en la política. Desde la recién elegida presidenta de Eslovaquia, Zuzana Caputova, activista por el medio ambiente y por los derechos humanos, a la congresista norteamericana Alexandria Ocasio-Cortez, que ha revolucionado el partido demócrata centrando su discurso en el Green New Deal (traducido como "Pacto Ecosocial"). La política internacional se reverdece a medida que la ciudadanía mundial, y en especial la juventud, reclama más acción política para atajar la crisis ecológica.

En España, las demandas de la sociedad para revertir la degradación ambiental ya se están introduciendo en los discursos de agrupaciones tanto de izquierdas como de derechas. Al margen de los partidos ecologistas, formaciones como Podemos, Ciudadanos, el PSOE o el Partido Popular —que en 2007 negaba la existencia del cambio climático— conceden ahora más importancia a abordar desafíos como el calentamiento global.

Uno de los movimientos que están empujando a los partidos a mostrar preocupación ambiental ha sido Fridays for Future, con el cual jóvenes y estudiantes de todo el mundo se han manifestado durante los últimos meses en más de 2.000 localidades de 125 países en reivindicación de acción climática. En el CIS de diciembre, el 88% de los españoles aseguraba que los partidos le dedican poca o ninguna atención al cambio climático al tiempo que indicaban que deberían tener importancia en sus programas. Hay una demanda social, aunque estas nuevas inquietudes no están siempre en el debate público mayoritario (por ejemplo, en los dos debates electorales celebrados esta semana la crisis ecológica estuvo prácticamente ausente tanto en las preguntas como en las respuestas). Sin embargo, se han incorporado más formaciones políticas a las propuestas concretas.

Es el caso de Podem de la Comunitat Valenciana, uno de los partidos que ha situado las políticas verdes y el feminismo como las apuestas "más importantes" de su campaña a raíz de las movilizaciones estudiantiles, asegura a eldiario.es Beatriz Gascó, segunda en la lista de esta formación que se presenta a las elecciones autonómicas en coalición con Esquerra Unida.

Su candidatura propone medidas como aplicar una tasa turística, potenciar el tren y el autobús entre pueblos de la Comunitat para vertebrar el territorio o crear una agencia de lucha contra el cambio climático, un centro de la propiedad forestal y un fondo forestal valenciano, entre otras. "Vemos de forma alarmante cómo está creciendo la masa forestal sin gestionar, que es cebo para los incendios", apunta Gascó.

También en la Comunidad de Madrid se presentan opciones con propuestas verdes. La candidatura de Más Madrid, encabezada por Íñigo Errejón, incluye en su programa una serie de medidas ecosociales bajo el denominado Plan V, una suerte de Green New Deal para Madrid. "Estamos en una década decisiva, según todos los informes científicos. Lo que pase de aquí a 2030 va a condicionar muchísimas décadas posteriores. Madrid, como una de las comunidades más ricas de España, debe liderar la transición ecológica", sostiene Héctor Tejero, quinto en la lista de Más Madrid, y miembro del equipo que ha ideado el Plan V. Tejero alega que, de las que se han planteado a nivel regional, sus medidas son las más ambiciosas. "Tenemos un perfil verde muy marcado, con personas del ámbito ecologista, como Alodia Pérez o Alejandro Sánchez, y para nosotros en realidad la transición ecológica tiene que trascender lo verde. Tenemos políticas de empleo, transporte, movilidad sostenible o de economía circular".

Respecto al 15M climático, recalca que ellos apoyan las demandas de este movimiento, pero afirma que el Plan V se ha diseñado en paralelo a las protestas. "Nosotros estuvimos en la manifestación del 15M, pero en un segundo plano, porque esto debe liderarlo la gente que lo está haciendo, y nosotros tenemos que ir detrás, apoyándolo pero respetando sus tiempos".

De esta opinión es también Juantxo López de Uralde, coportavoz de Equo y cabeza de lista de Podemos en Álava. "Apoyamos el movimiento Fridays For Future pero respetamos su voluntad de ser apartidistas. No vamos a intentar capitalizarlo", asevera. Además, señala que las propuestas de Unidas Podemos van incluso más allá de lo que piden los jóvenes, quienes tienen una demanda "más genérica". "Respecto a los anteriores programas, ahora somos mucho más concretos en las fechas de cierre de las centrales nucleares y de carbón —2024 y 2025, respectivamente—; en energías renovables, pues aspiramos al 100% para 2040; y además añadimos una medida nueva, la creación de una banca pública para financiar las acciones en transición ecológica".

Por otro lado, aunque no han respondido a las preguntas de este medio sobre el detalle de sus propuestas, el PSOE, Ciudadanos y el PP también han incluido en sus programas propuestas para frenar el cambio climático.

El PSOE también aboga por un Green New Deal para hacer frente a la transición energética "mediante el fomento de las energías renovables, del autoconsumo y de la creación de empleo en este sector". Entre sus "110 compromisos" mantienen el objetivo del 74% de electricidad renovable para 2030, con un calendario de cierre de todas las centrales nucleares. Prometen además elaborar una Estrategia de Movilidad Sostenible, poner en marcha el Plan Nacional de Depuración, Saneamiento, Eficiencia, Ahorro y Reutilización del Agua y aprobar una Estrategia de Economía Circular.

Además de la ley de cambio climático, defendida por todos los partidos, Ciudadanos ha prometido "tomarse muy en serio" la reforestación y la lucha contra los residuos plásticos. Pese a que en su programa sugiere prohibir los plásticos de un solo uso, la formación naranja ha enviado su propaganda electoral envuelta en este material. En el debate sobre la crisis climática celebrado el miércoles, la representante este partido Sonia Sierra aclaró que se trata de un material "totalmente reciclable".

También el Partido Popular manifiesta en su programa para el 28A su apuesta por solucionar este problema, "aprovechando al máximo las opciones renovables que ya son competitivas", aunque sin renunciar a "otras tecnologías que aún son útiles a nuestro país".

El ecologismo, ¿una cuestión transversal?

Nunca antes el medio ambiente había tenido tanto calado en la política española como estos últimos años, aduce Juantxo López de Uralde. "En esta legislatura hemos dado un salto cualitativo muy importante, y terminamos con el cambio climático como uno de los temas más relevantes en el debate político".

El profesor de Sociología Política en la Universidad Complutense de Madrid Antón Rodríguez Castromil explica esta llamada transversal al voto verde porque, al tiempo que la preocupación por el medio ambiente va ganando más peso en la sociedad, la derecha quiere "pescar en nuevos caladeros".

"Tradicionalmente los partidos de izquierda han sido más proclives a recoger las demandas de los grupos ecologistas. Sin embargo, igual que ha sucedido con el tema de la igualdad de género, el ecologismo se ha transversalizado, aunque con matices".

Castromil argumenta que "la derecha, si quiere gobernar, tiene que abrirse a electorados que no son objetivamente su parte más fuerte, y por eso van un poco a remolque de esta aceptación cada vez más generalizada en la sociedad". A su juicio, "lo tiene difícil", pero la política ambiental puede ser "una buena puerta de entrada" para los partidos más conservadores a esos nuevos caladeros.

Para la antropóloga y ecologista Yayo Herrero es positivo que el cambio climático por fin se haya introducido en el debate político, tras décadas de reclamo por parte de la comunidad científica y de los movimientos sociales, pero advierte de la tarea que estos tienen ahora por delante: garantizar que la transición ecológica se haga "con criterios de igualdad y de democracia". "Hay que conseguir que esa apertura de las agendas al cambio climático no derive por las falsas soluciones, por las soluciones de mercado que pueden incrementar en costes ambientales y generar una especie de capitalismo verde que no resuelva los problemas ecológicos y se centre solamente en el beneficio de unos pocos", sentencia.

En este sentido, opina que las medidas que están incluyendo los partidos en sus programas electorales no son suficientes para asumir los retos que plantea la comunidad científica, en tanto que "no responden a las urgencias de los cambios que hay que hacer".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha