El Gobierno saca adelante los Presupuestos con una mayoría holgada en el Congreso

"En un día como hoy hace un año decíais que eran los últimos Presupuestos de la legislatura", rememoraba un alto cargo del Gobierno en una conversación informal con periodistas un par de horas antes de que Congreso avalara, con la misma mayoría que en 2020, las cuentas públicas para el próximo año, que tienen un récord de gasto social gracias a los fondos europeos. Pedro Sánchez se asegura lo que queda de legislatura gracias al apoyo de once partidos distintos -188 votos a favor- a falta de que el Senado lleve a cabo su tramitación. Si la cámara alta introduce algún cambio, el Congreso tendrá que darles luz verde definitivamente a finales de diciembre.

El PNV no da por finalizada la negociación sobre Presupuestos aunque los apoya en las primeras votaciones

Saber más

"Dos presupuestos seguidos. No pasaba desde 2015", agregaban fuentes de Moncloa sobre el mérito de la coalición -que tiene que sudar la camiseta para cada votación- en sacar por segunda vez la ley más importante del año. En esta ocasión, los Presupuestos permiten articular el Plan de Recuperación y Resiliencia pactado con Bruselas a cambio de los fondos con los que la UE pretende salvar las economías tras la pandemia. A partir de ahora, el Gobierno centrará sus esfuerzos en la reforma laboral y los cambios en el sistema de pensiones que forman parte del acuerdo de la coalición, pero también de los detalles cerrados con Bruselas en el marco de la negociación de los fondos.

"Las cuentas públicas contemplan la mayor inversión social de la historia, con 240.375 millones de euros, lo que significa que casi el 60% del Presupuesto nacional se destina al gasto en el cuidado de las personas", señala Hacienda en un comunicado. 

El Gobierno ha sacado adelante las votaciones de las secciones de los Presupuestos con 188 votos a favor -PSOE, Unidas Podemos (con un diputado menos al no haber sustituido a Alberto Rodríguez), ERC, PNV, EH Bildu, PDeCat, Más País-Equo, Compromís, Nueva Canarias, Teruel Existe y PRC; una abstención -BNG- y 159 en contra -PP, Vox, Ciudadanos, UPN, Coalición Canaria y Foro-. Algunas secciones puntuales -como las de Casa Real o el Consejo de Estado- han tenido más votos por el apoyo de las fuerzas de la derecha.

El Gobierno espera que no haya cambios en el Senado

El proyecto se remitirá ahora al Senado, donde el Gobierno da por hecho que las cuentas serán ratificadas. El año pasado la Cámara Alta aprobó de forma definitiva las cuentas al no introducir ningún cambio. El Ejecutivo espera que esta vez suceda lo mismo.

El PNV ha avalado los Presupuestos, pero aseguró este jueves que seguiría negociando. "No hemos cerrado un acuerdo global", afirmó el portavoz, Aitor Esteban. "Todavía tenemos asuntos que nos interesan y queremos discutir", aseguró en referencia a la llegada del AVE a las capitales vascas. "La tramitación se hace en las dos cámaras", agregó. A diferencia de lo que ocurría antes, su respaldo ya no era imprescindible tras haber amarrado el 'sí' de EH Bildu y ERC. No obstante, para el PSOE los nacionalistas vascos son socios preferentes.

Más allá de cuestiones meramente presupuestarias, como la equiparación de la jubilación anticipada de los mossos y agentes rurales o acuerdos en materia de infraestructuras, ERC dio su apoyo definitivo a las cuentas de 2022 tras cerrar con el Gobierno la ley audiovisual, que incluirá una cuota de producción en las plataformas como Netflix del 6% en lenguas cooficiales. La portavoz de Junts en el Congreso, Miriam Nogueras, cuestionó la posición de sus socios en el Govern al asegurar que han pasado de "tocar con los dedos la independencia" a pactar "dos películas" en catalán.

Durante el debate parlamentario, que se ha prolongado durante tres días, el principal reproche de la derecha ha sido la política de alianzas de la coalición al apoyarse en las fuerzas independentistas, como ERC y EH Bildu. El rifirrafe más duro se produjo entre el diputado socialista Odón Elorza y el de Ciudadanos Guillermo Díaz, después de que el segundo aludiera a socialistas asesinados a manos de la banda terrorista ETA. "Ya está bien, dejen de utilizar a las víctimas del terrorismo, que son de todos, para atacar al Gobierno de izquierdas, para denigrar un presupuesto. No sean tan miserables, dejen ya en paz el terrorismo de ETA. ETA desapareció, ETA no está aquí, aquí no hay terroristas. Ya está bien. Aquí lo que hay es franquistas y unas derechas de vocación golpista, como en Brasil o como sucedió con Trump", exclamó el exalcalde de San Sebastián.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha defendido los acuerdos alcanzados tanto con ERC como con EH Bildu por estar relacionados con los derechos sociales o las infraestructuras. "En ningún caso tiene que ver con ninguna cuestión que saben las fuerzas independentistas que nos separan de ellos como es la propia concepción de la unidad de España", ha afirmado en una entrevista en La Sexta.

"En un día como hoy hace un año decíais que eran los últimos Presupuestos de la legislatura", rememoraba un alto cargo del Gobierno en una conversación informal con periodistas un par de horas antes de que Congreso avalara, con la misma mayoría que en 2020, las cuentas públicas para el próximo año, que tienen un récord de gasto social gracias a los fondos europeos. Pedro Sánchez se asegura lo que queda de legislatura gracias al apoyo de once partidos distintos -188 votos a favor- a falta de que el Senado lleve a cabo su tramitación. Si la cámara alta introduce algún cambio, el Congreso tendrá que darles luz verde definitivamente a finales de diciembre.

El PNV no da por finalizada la negociación sobre Presupuestos aunque los apoya en las primeras votaciones

Saber más

"Dos presupuestos seguidos. No pasaba desde 2015", agregaban fuentes de Moncloa sobre el mérito de la coalición -que tiene que sudar la camiseta para cada votación- en sacar por segunda vez la ley más importante del año. En esta ocasión, los Presupuestos permiten articular el Plan de Recuperación y Resiliencia pactado con Bruselas a cambio de los fondos con los que la UE pretende salvar las economías tras la pandemia. A partir de ahora, el Gobierno centrará sus esfuerzos en la reforma laboral y los cambios en el sistema de pensiones que forman parte del acuerdo de la coalición, pero también de los detalles cerrados con Bruselas en el marco de la negociación de los fondos.

"Las cuentas públicas contemplan la mayor inversión social de la historia, con 240.375 millones de euros, lo que significa que casi el 60% del Presupuesto nacional se destina al gasto en el cuidado de las personas", señala Hacienda en un comunicado. 

El Gobierno ha sacado adelante las votaciones de las secciones de los Presupuestos con 188 votos a favor -PSOE, Unidas Podemos (con un diputado menos al no haber sustituido a Alberto Rodríguez), ERC, PNV, EH Bildu, PDeCat, Más País-Equo, Compromís, Nueva Canarias, Teruel Existe y PRC; una abstención -BNG- y 159 en contra -PP, Vox, Ciudadanos, UPN, Coalición Canaria y Foro-. Algunas secciones puntuales -como las de Casa Real o el Consejo de Estado- han tenido más votos por el apoyo de las fuerzas de la derecha.

El Gobierno espera que no haya cambios en el Senado

El proyecto se remitirá ahora al Senado, donde el Gobierno da por hecho que las cuentas serán ratificadas. El año pasado la Cámara Alta aprobó de forma definitiva las cuentas al no introducir ningún cambio. El Ejecutivo espera que esta vez suceda lo mismo.

El PNV ha avalado los Presupuestos, pero aseguró este jueves que seguiría negociando. "No hemos cerrado un acuerdo global", afirmó el portavoz, Aitor Esteban. "Todavía tenemos asuntos que nos interesan y queremos discutir", aseguró en referencia a la llegada del AVE a las capitales vascas. "La tramitación se hace en las dos cámaras", agregó. A diferencia de lo que ocurría antes, su respaldo ya no era imprescindible tras haber amarrado el 'sí' de EH Bildu y ERC. No obstante, para el PSOE los nacionalistas vascos son socios preferentes.

Más allá de cuestiones meramente presupuestarias, como la equiparación de la jubilación anticipada de los mossos y agentes rurales o acuerdos en materia de infraestructuras, ERC dio su apoyo definitivo a las cuentas de 2022 tras cerrar con el Gobierno la ley audiovisual, que incluirá una cuota de producción en las plataformas como Netflix del 6% en lenguas cooficiales. La portavoz de Junts en el Congreso, Miriam Nogueras, cuestionó la posición de sus socios en el Govern al asegurar que han pasado de "tocar con los dedos la independencia" a pactar "dos películas" en catalán.

Durante el debate parlamentario, que se ha prolongado durante tres días, el principal reproche de la derecha ha sido la política de alianzas de la coalición al apoyarse en las fuerzas independentistas, como ERC y EH Bildu. El rifirrafe más duro se produjo entre el diputado socialista Odón Elorza y el de Ciudadanos Guillermo Díaz, después de que el segundo aludiera a socialistas asesinados a manos de la banda terrorista ETA. "Ya está bien, dejen de utilizar a las víctimas del terrorismo, que son de todos, para atacar al Gobierno de izquierdas, para denigrar un presupuesto. No sean tan miserables, dejen ya en paz el terrorismo de ETA. ETA desapareció, ETA no está aquí, aquí no hay terroristas. Ya está bien. Aquí lo que hay es franquistas y unas derechas de vocación golpista, como en Brasil o como sucedió con Trump", exclamó el exalcalde de San Sebastián.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha defendido los acuerdos alcanzados tanto con ERC como con EH Bildu por estar relacionados con los derechos sociales o las infraestructuras. "En ningún caso tiene que ver con ninguna cuestión que saben las fuerzas independentistas que nos separan de ellos como es la propia concepción de la unidad de España", ha afirmado en una entrevista en La Sexta.

"En un día como hoy hace un año decíais que eran los últimos Presupuestos de la legislatura", rememoraba un alto cargo del Gobierno en una conversación informal con periodistas un par de horas antes de que Congreso avalara, con la misma mayoría que en 2020, las cuentas públicas para el próximo año, que tienen un récord de gasto social gracias a los fondos europeos. Pedro Sánchez se asegura lo que queda de legislatura gracias al apoyo de once partidos distintos -188 votos a favor- a falta de que el Senado lleve a cabo su tramitación. Si la cámara alta introduce algún cambio, el Congreso tendrá que darles luz verde definitivamente a finales de diciembre.

El PNV no da por finalizada la negociación sobre Presupuestos aunque los apoya en las primeras votaciones

Saber más

"Dos presupuestos seguidos. No pasaba desde 2015", agregaban fuentes de Moncloa sobre el mérito de la coalición -que tiene que sudar la camiseta para cada votación- en sacar por segunda vez la ley más importante del año. En esta ocasión, los Presupuestos permiten articular el Plan de Recuperación y Resiliencia pactado con Bruselas a cambio de los fondos con los que la UE pretende salvar las economías tras la pandemia. A partir de ahora, el Gobierno centrará sus esfuerzos en la reforma laboral y los cambios en el sistema de pensiones que forman parte del acuerdo de la coalición, pero también de los detalles cerrados con Bruselas en el marco de la negociación de los fondos.

Etiquetas
25 de noviembre de 2021 - 15:50 h