Más País prepara el nuevo ciclo electoral con más presencia autonómica

Iñigo Aduriz

0

Más País, el partido que creó Íñigo Errejón en 2019 tras su convulsa salida de Podemos, aprovechó el pasado mes de julio para ampliar su implantación territorial con la inscripción en el registro de partidos de tres nuevas marcas autonómicas: Más Asturies, Más Euskadi - Euskadi Eraiki y Más Castilla-La Mancha. La formación trata así de asegurarse la presencia en tres nuevas comunidades autónomas, Asturias, el País Vasco y Castilla -La Mancha, de cara al ciclo electoral que se abrirá la próxima primavera, con la celebración de las elecciones autonómicas, municipales y forales –en el caso de Euskadi–, y que proseguirá en diciembre con las generales.

El partido de Errejón reproduce para su marca vasca las siglas de Euskadiko Ezkerra y se llamará ME-EE

Saber más

Uno de los grandes retos del partido es tratar de superar la percepción ciudadana de que es una marca estrictamente madrileña. La Comunidad de Madrid es, de hecho, su principal plaza. Aunque no logró gobernar por la suma de las derechas de PP y Ciudadanos que, apoyados por Vox, hicieron alcalde a José Luis Martínez-Almeida, Más Madrid es la primera fuerza del Ayuntamiento de Madrid. También es el principal partido de la oposición en la Asamblea regional, donde ejerció como la fuerza más votada hasta el adelanto electoral del año pasado, en el que arrasó la actual presidenta, Isabel Díaz Ayuso, que se quedó al borde de la mayoría absoluta.

Delegaciones de Más País tenían presencia hasta ahora en Andalucía –Más País Andalucía– o Canarias –Más Canarias–, que son las dos marcas que ya estaban inscritas en el registro de partidos. Aunque también tienen grupos en Cantabria, Castilla y León, Catalunya, Extremadura, Illes Balears, Murcia y Galicia.

En el caso andaluz, su líder, Esperanza Gómez, logró el pasado 19 de junio entrar en el Parlamento andaluz al concurrir como cabeza de lista de la coalición Por Andalucía por la provincia de Sevilla. Esa alianza que no obtuvo los resultados esperados en las urnas –logró solo cinco escaños a nivel autonómico– supuso además un hito para el espacio electoral que se sitúa a la izquierda del PSOE ya que, tras el cisma de 2017 que vivió Podemos, era la primera vez que concurrían en una única candidatura el partido ahora liderado por Ione Belarra, Más País e IU, además de otras fuerzas políticas con menor peso como Equo, Alianza Verde e Iniciativa del Pueblo Andaluz.

Rencillas entre Podemos y Más País en Andalucía

En la convulsa negociación de Por Andalucía influyeron de hecho las rencillas que aún existen entre Podemos y Más País. En el partido de Belarra generó un importante malestar que la candidatura de la provincia más poblada, la sevillana, se le entregara a un partido sin representación. Y Más País, denuncian desde Podemos, boicoteó a su candidato a la Presidencia, Juan Antonio Delgado Ramos –que fue elegido en primarias–, en favor de la aspirante propuesta por IU, Inma Nieto, que fue la finalmente elegida tras la intermediación de la vicepresidenta segunda y coordinadora de los ministros de Unidas Podemos, Yolanda Díaz.

En el medio plazo está por ver cuál es el papel que juega Más País en el proyecto político que pueda fundar la también ministra de Trabajo una vez culmine Sumar. Se trata del proceso de escucha tras el que la vicepresidenta decidirá si concurre como candidata a la Presidencia del Gobierno en las elecciones de 2023, y del que Díaz ha querido desvincular por completo a los partidos para dar todo el protagonismo a la ciudadanía.

Errejón no ha hablado directamente de integrarse en ese futuro proyecto, pero si da a entender que considera a Díaz como candidata. Más País estuvo, de hecho, “bien representado”, según las propias palabras de Errejón, en el acto de presentación de Sumar, en Madrid, el pasado 8 de julio, al que acudieron más de 5.000 personas. Al mismo asistieron al Matadero de la capital dirigentes y militantes de Más Madrid.

Díaz y Errejón habían escenificado su sintonía apenas dos semanas antes, durante la campaña electoral andaluza. Ambos compartieron escenario en uno de los mítines centrales de Por Andalucía, en Málaga. “Querido Íñigo, nos conocemos hace mucho tiempo, hemos hecho muchas cosas juntos, la gente no lo sabe. Pero a partir de ahora, lo mejor está por llegar”, dijo ella, arrancando una fuerte ovación de la platea. “Yolanda ya ha dejado algunas transformaciones cotidianas que mejora la vida de la gente y necesitamos más de eso”, le respondió él.

Pero hasta que se concrete el proyecto de la vicepresidenta para las generales, la primera cita con las urnas en la que Más País aspira a incrementar la representación de sus distintas marcas llegará el próximo mes de mayo, con las elecciones autonómicas y municipales. Más Madrid pretende poder gobernar tanto en la comunidad como en el Ayuntamiento de Madrid. Y las otras delegaciones autonómicas en Euskadi, Canarias, Asturias y Andalucía se conjurarán para poder lograr presencia en ayuntamientos, parlamentos autonómicos y diputaciones forales.

Las históricas siglas EE en Euskadi

Es llamativo el caso vasco porque la denominación elegida, Más Euskadi-Euskadi Eraiki, y el empleo de las siglas ME–EE, es un claro guiño a la marca EE, histórica en la política vasca. Euskadiko Ezkerra fue un actor clave en los primeros años después de la dictadura con hasta nueve escaños en el Parlamento Vasco, más de 150 concejales y dos diputados en el Congreso. Y de estar vinculado a los 'polimilis' de ETA pasó a integrarse en el PSOE en 1993 bajo la marca, todavía oficial hoy, de PSE–EE.

La delegación vasca de Más País inició en realidad su andadura en 2019 cuando se presentó a las generales de noviembre solamente en Bizkaia con Txema Urkijo –exasesor de Víctimas del Gobierno vasco y exasesor de la alcaldesa madrileña Manuela Carmena– de candidato. Pero apenas captó el 1,36% de los votos, 8.500 papeletas. En las autonómicas de 2020 pidió el voto para sus socios de Equo, que se quedó en el 1,31% y 11.718 sufragios tras haber sido expulsado de la confluencia con Podemos e IU. Según el registro de partidos, Más Euskadi se inscribió oficialmente el pasado 14 de julio. Más Asturies lo hizo dos días antes, el 12 de julio. Y la más reciente, Más Castilla-La Mancha, fue inscrita el 3 de agosto.

Este diario se puso en contacto con el equipo de Errejón el pasado 2 de agosto para preguntarle por las razones del registro de estas marcas y por las expectativas que mantiene el único diputado de Más País de cara al nuevo ciclo electoral. Por el momento, elDiario.es no ha recibido respuesta.

Más País, el partido que creó Íñigo Errejón en 2019 tras su convulsa salida de Podemos, aprovechó el pasado mes de julio para ampliar su implantación territorial con la inscripción en el registro de partidos de tres nuevas marcas autonómicas: Más Asturies, Más Euskadi - Euskadi Eraiki y Más Castilla-La Mancha. La formación trata así de asegurarse la presencia en tres nuevas comunidades autónomas, Asturias, el País Vasco y Castilla -La Mancha, de cara al ciclo electoral que se abrirá la próxima primavera, con la celebración de las elecciones autonómicas, municipales y forales –en el caso de Euskadi–, y que proseguirá en diciembre con las generales.

El partido de Errejón reproduce para su marca vasca las siglas de Euskadiko Ezkerra y se llamará ME-EE

Saber más

Uno de los grandes retos del partido es tratar de superar la percepción ciudadana de que es una marca estrictamente madrileña. La Comunidad de Madrid es, de hecho, su principal plaza. Aunque no logró gobernar por la suma de las derechas de PP y Ciudadanos que, apoyados por Vox, hicieron alcalde a José Luis Martínez-Almeida, Más Madrid es la primera fuerza del Ayuntamiento de Madrid. También es el principal partido de la oposición en la Asamblea regional, donde ejerció como la fuerza más votada hasta el adelanto electoral del año pasado, en el que arrasó la actual presidenta, Isabel Díaz Ayuso, que se quedó al borde de la mayoría absoluta.

Delegaciones de Más País tenían presencia hasta ahora en Andalucía –Más País Andalucía– o Canarias –Más Canarias–, que son las dos marcas que ya estaban inscritas en el registro de partidos. Aunque también tienen grupos en Cantabria, Castilla y León, Catalunya, Extremadura, Illes Balears, Murcia y Galicia.

En el caso andaluz, su líder, Esperanza Gómez, logró el pasado 19 de junio entrar en el Parlamento andaluz al concurrir como cabeza de lista de la coalición Por Andalucía por la provincia de Sevilla. Esa alianza que no obtuvo los resultados esperados en las urnas –logró solo cinco escaños a nivel autonómico– supuso además un hito para el espacio electoral que se sitúa a la izquierda del PSOE ya que, tras el cisma de 2017 que vivió Podemos, era la primera vez que concurrían en una única candidatura el partido ahora liderado por Ione Belarra, Más País e IU, además de otras fuerzas políticas con menor peso como Equo, Alianza Verde e Iniciativa del Pueblo Andaluz.

Rencillas entre Podemos y Más País en Andalucía

En la convulsa negociación de Por Andalucía influyeron de hecho las rencillas que aún existen entre Podemos y Más País. En el partido de Belarra generó un importante malestar que la candidatura de la provincia más poblada, la sevillana, se le entregara a un partido sin representación. Y Más País, denuncian desde Podemos, boicoteó a su candidato a la Presidencia, Juan Antonio Delgado Ramos –que fue elegido en primarias–, en favor de la aspirante propuesta por IU, Inma Nieto, que fue la finalmente elegida tras la intermediación de la vicepresidenta segunda y coordinadora de los ministros de Unidas Podemos, Yolanda Díaz.

En el medio plazo está por ver cuál es el papel que juega Más País en el proyecto político que pueda fundar la también ministra de Trabajo una vez culmine Sumar. Se trata del proceso de escucha tras el que la vicepresidenta decidirá si concurre como candidata a la Presidencia del Gobierno en las elecciones de 2023, y del que Díaz ha querido desvincular por completo a los partidos para dar todo el protagonismo a la ciudadanía.

Errejón no ha hablado directamente de integrarse en ese futuro proyecto, pero si da a entender que considera a Díaz como candidata. Más País estuvo, de hecho, “bien representado”, según las propias palabras de Errejón, en el acto de presentación de Sumar, en Madrid, el pasado 8 de julio, al que acudieron más de 5.000 personas. Al mismo asistieron al Matadero de la capital dirigentes y militantes de Más Madrid.

Díaz y Errejón habían escenificado su sintonía apenas dos semanas antes, durante la campaña electoral andaluza. Ambos compartieron escenario en uno de los mítines centrales de Por Andalucía, en Málaga. “Querido Íñigo, nos conocemos hace mucho tiempo, hemos hecho muchas cosas juntos, la gente no lo sabe. Pero a partir de ahora, lo mejor está por llegar”, dijo ella, arrancando una fuerte ovación de la platea. “Yolanda ya ha dejado algunas transformaciones cotidianas que mejora la vida de la gente y necesitamos más de eso”, le respondió él.

Pero hasta que se concrete el proyecto de la vicepresidenta para las generales, la primera cita con las urnas en la que Más País aspira a incrementar la representación de sus distintas marcas llegará el próximo mes de mayo, con las elecciones autonómicas y municipales. Más Madrid pretende poder gobernar tanto en la comunidad como en el Ayuntamiento de Madrid. Y las otras delegaciones autonómicas en Euskadi, Canarias, Asturias y Andalucía se conjurarán para poder lograr presencia en ayuntamientos, parlamentos autonómicos y diputaciones forales.

Las históricas siglas EE en Euskadi

Es llamativo el caso vasco porque la denominación elegida, Más Euskadi-Euskadi Eraiki, y el empleo de las siglas ME–EE, es un claro guiño a la marca EE, histórica en la política vasca. Euskadiko Ezkerra fue un actor clave en los primeros años después de la dictadura con hasta nueve escaños en el Parlamento Vasco, más de 150 concejales y dos diputados en el Congreso. Y de estar vinculado a los 'polimilis' de ETA pasó a integrarse en el PSOE en 1993 bajo la marca, todavía oficial hoy, de PSE–EE.

La delegación vasca de Más País inició en realidad su andadura en 2019 cuando se presentó a las generales de noviembre solamente en Bizkaia con Txema Urkijo –exasesor de Víctimas del Gobierno vasco y exasesor de la alcaldesa madrileña Manuela Carmena– de candidato. Pero apenas captó el 1,36% de los votos, 8.500 papeletas. En las autonómicas de 2020 pidió el voto para sus socios de Equo, que se quedó en el 1,31% y 11.718 sufragios tras haber sido expulsado de la confluencia con Podemos e IU. Según el registro de partidos, Más Euskadi se inscribió oficialmente el pasado 14 de julio. Más Asturies lo hizo dos días antes, el 12 de julio. Y la más reciente, Más Castilla-La Mancha, fue inscrita el 3 de agosto.

Este diario se puso en contacto con el equipo de Errejón el pasado 2 de agosto para preguntarle por las razones del registro de estas marcas y por las expectativas que mantiene el único diputado de Más País de cara al nuevo ciclo electoral. Por el momento, elDiario.es no ha recibido respuesta.

Más País, el partido que creó Íñigo Errejón en 2019 tras su convulsa salida de Podemos, aprovechó el pasado mes de julio para ampliar su implantación territorial con la inscripción en el registro de partidos de tres nuevas marcas autonómicas: Más Asturies, Más Euskadi - Euskadi Eraiki y Más Castilla-La Mancha. La formación trata así de asegurarse la presencia en tres nuevas comunidades autónomas, Asturias, el País Vasco y Castilla -La Mancha, de cara al ciclo electoral que se abrirá la próxima primavera, con la celebración de las elecciones autonómicas, municipales y forales –en el caso de Euskadi–, y que proseguirá en diciembre con las generales.

El partido de Errejón reproduce para su marca vasca las siglas de Euskadiko Ezkerra y se llamará ME-EE

Saber más

Uno de los grandes retos del partido es tratar de superar la percepción ciudadana de que es una marca estrictamente madrileña. La Comunidad de Madrid es, de hecho, su principal plaza. Aunque no logró gobernar por la suma de las derechas de PP y Ciudadanos que, apoyados por Vox, hicieron alcalde a José Luis Martínez-Almeida, Más Madrid es la primera fuerza del Ayuntamiento de Madrid. También es el principal partido de la oposición en la Asamblea regional, donde ejerció como la fuerza más votada hasta el adelanto electoral del año pasado, en el que arrasó la actual presidenta, Isabel Díaz Ayuso, que se quedó al borde de la mayoría absoluta.