eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El vicepresidente de Colombia pide a los candidatos que entiendan el deseo de paz del país

- PUBLICIDAD -
El vicepresidente de Colombia pide a los candidatos que entiendan el deseo de paz del país

El vicepresidente de Colombia pide a los candidatos que entiendan el deseo de paz del país

Ante un proceso de paz que considera irreversible y legítimo, aunque también perfectible, el vicepresidente de Colombia, Óscar Naranjo, llama a todos los candidatos a las presidenciales de mayo a "interpretar" el deseo de los colombianos de no regresar a la guerra.

"Yo, francamente, lo que estimo es que hoy la paz en Colombia es irreversible y que no importa el matiz político. Lo que es claro es que ningún colombiano quiere estar de regreso a la guerra", señala Naranjo en una entrevista con Efe en Viena.

Por ello, el mandatario apela a la "responsabilidad política" de quienes participarán en las elecciones para que "interpreten bien este sentimiento ciudadano".

Respecto a las recientes elecciones legislativas, que calificó como una "antesala" de las presidenciales, Naranjo valora que hayan sido las más pacíficas de la historia de Colombia y que reflejen en el Legislativo todos los matices políticos del país.

En relación al debate sobre el proceso de paz con la guerrilla de las FARC, Naranjo reclama acabar con "la especulación" para ver cuáles son los efectos prácticos del cumplimiento del acuerdo.

Por ejemplo, pide que se deje operar a la Jurisdicción Especial para la Paz y que no se le descalifique antes incluso de que tome sus primeras decisiones.

"Para que termine de una vez y para siempre la idea de que este es un proceso con impunidad", sentencia Naranjo.

El vicepresidente insistió en la total legitimidad democrática del proceso de paz, argumentando que pasó por el poder Ejecutivo, se sometió a la opinión de los colombianos, se rectificó, se modificó en el Congreso y está siendo valorado por la Corte Constitucional.

"En ese sentido, la discusión ha sido enriquecedora y el acuerdo es cada vez más legítimo y, desde luego, será siempre perfectible", resume.

Naranjo se refiere a la contradicción de que, mientras la tasa de homicidios en el país ha caído a sus mínimos en 42 años, se haya disparado al mismo tiempo el número de asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos.

"Es una contradicción que condenamos y realmente es injustificable", admite.

Quiere fuera director de la Policía Nacional señala que son distintos los autores y los móviles de esos crímenes: apunta a los narcotraficantes del Clan del Golfo, que se oponen a la política de sustitución de cultivos ilegales; la guerrilla de ELN; los grupos opuestos a la restitución de tierras; y otras disputas muy focalizadas territorialmente.

"No hay un plan de un grupo criminal único, no hay un solo determinador y no hay un grupo que obedezcan a un solo determinador", analiza.

Para combatir esos asesinatos, Naranjo asegura que se están aplicando estrategias que van más allá de la protección individual y buscan establecer modelos de seguridad colectiva y alertas tempranas en los que se implican la ciudadanía, las autoridades locales y las fuerzas del orden.

También destaca que las tasas de esclarecimiento han llegado al 52 % y que se está avanzando "para que no haya impunidad sobre esos asesinatos".

También en relación a la violencia, Naranjo asegura que el ELN "se ha equivocado" al tratar de fortalecer su posición negociadora con acciones armadas.

En cualquier caso, defiende la continuidad del proceso negociador con esa guerrilla para lograr lo que llama un "propósito nacional": tener paz total y no solamente con las FARC.

Respecto a los sectores disidentes de esta antigua guerrilla, Naranjo asegura que es un tema prioritario para el Gobierno porque "mientras haya un eje transversal de narcotráfico que financie y estimule a los ilegales, hay un peligro creciente de que los grupos por fuera de la ley enfrenten a las comunidades y al propios Estado".

"Eso tenemos que controlarlo y por eso hay una prioridad para avanzar en el desmantelamiento de esas llamadas disidencias", destaca.

Naranjo recalca que el Gobierno quiere mandar un mensaje "contundente" a todos los que están fuera de la ley y afirma que incluso el Clan del Golfo está solicitando al Gobierno medidas que permitan su entrega a la Justicia porque saben "que la violencia y la vía armada no tiene futuro en Colombia".

Naranjo ha participado en Viena en la Comisión de Estupefacientes de la ONU, ante la que ha demandado que los esfuerzos de un país en materia antidroga no se valore solo en términos de cuánta droga se produce o consume.

El vicepresidente reconoció que durante cincuenta años el mundo vio a Colombia como un país en guerra y productor de drogas y que, al igual que los propios colombianos están aprendiendo a verse sin el conflicto de las FARC, también la comunidad internacional tiene que verla con otra óptica.

Antonio Sánchez Solís y Luis Lidón

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha