eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Un correo respalda la vinculación del colaborador de Sáenz de Santamaría con el fraude de Acuamed

El subsecretario de Presidencia, Federico Ramos de Armas, envió un correo al ahora detenido director general de Acuamed, Arcadio Mateo, interesándose por un pago de 10 millones de la empresa pública a FCC

Este correo confirma la vinculación entre Ramos de Armas y la supuesta trama corrupta en Acuamed, como adelantó este jueves eldiario.es

MÁS INFORMACIÓN: Los interventores del Estado alertan del descontrol patrimonial de otro órgano público que gestiona desaladoras

El subsecretario de Presidencia pactó compensar ilegalmente a FCC, según testigos

El subsecretario de Presidencia pactó compensar ilegalmente a FCC, según testigos EFE

El vínculo de un colaborador de Soraya Sáenz de Santamaría con en el supuesto fraude de Acuamed que adelantó este jueves eldiario.es quedó recogido en un email que él mismo envió al ahora detenido director general de la empresa pública. Como cuenta la Cadena SER, Federico Ramos de Armas escribió un correo a Arcadio Mateo en el que le pedía llevar al Consejo de Administración de Acuamed un pago de 9,5 millones a "la contratista", en este caso FCC, en concepto de "liquidación pendiente de la obra".

El email fue enviado por Ramos de Armas en junio de 2013, cuando presidía el Consejo de Acuamed en su condición de secretario de Estado de Medio Ambiente, cargo que ocupó hasta junio de 2015. En su escrito, el actual subsecretario de Presidencia aseguraba que a FCC le debían "bastante dinero por otras obras". Por ello pedía solucionar ese pago de 9,5 millones para ir "avanzando con esta gente". Una "compensación indebida", como dice el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco en su auto, al que había que sumar otros 20 millones.

Según fuentes de la investigación, ese pago correspondía a la desaladora de Almanzora (Almería), de la que FCC y Abengoa habían recibido un sobrecoste millonario, y que quedó inservible tras una inundación en 2012. El contrato y la legislación vigente dicen que el seguro de la Unión Temporal de Empresas (UTE) debía abonar la reparación, pero el director general de Acuamed llegó a un acuerdo con las constructoras para que fuese la empresa pública la que abonara un 40% de los desperfectos.

Las denuncias de estas prácticas que hizo el exdirector de Ingeniería de Acuamed Francisco Valiente eran conocidas por el Gobierno. Su negativa a participar en la trama le costó ser represaliado por el director general de la empresa, ahora en prisión, y el ministerio de Medio Ambiente aseguró que no había irregularidades en los contratos de Acuamed y las constructoras tras las pruebas que presentó Valiente. Una documentación en la que sí hallaron anomalías la Fiscalía Anticorrupción y el juez Eloy Velasco, que inició la Operación Frontino tras meses de investigación.

Antes de destaparse el escándalo de Acuamed, y a pesar de las denuncias ante la Fiscalía, el Consejo de Ministros premió a FCC en dos Presupuestos Generales del Estado seguidos. En una de esas partidas para la constructora estaba recogido ese pago por Almanzora que aparece en el correo de Ramos de Armas a Arcadio Mateo, y que finalmente no se llevó a cabo por las denuncias ante el ministerio público. Algo que se compensó en los PGE de 2015 y 2016, con 36 millones para FCC en los primeros y entre 8 y 14 millones en los segundos.

En todos estos acuerdos participó Federico Ramos de Armas. Algo que han confirmado varios testigos, al situarle en la presunta reunión con FCC en la que se pactó esa "compensación indebida" consignada en los presupuestos de 2015.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha