La portada de mañana
Acceder
Los socios piden a Sánchez "recomenzar" la legislatura con un giro social
ENTREVISTA | Elma Saiz: “Feijóo tiene una relación tóxica con Vox"
OPINIÓN | Regeneración democrática sí, pero más, por Jose Luis Martí

Sevilla vuelve a convocar un referéndum para decidir si recupera el modelo de Feria anterior con un día menos

Un grupo de personas se dispone a empezar su jornada de Feria en 2023.

Inmaculada Calahorro

Sevilla —

0

Al alcalde de Sevilla, José Luis Sanz (PP), no le gusta el actual formato de la Feria de Abril, que empieza un sábado por la noche -el próximo sábado- y termina la medianoche del siguiente sábado con los fuegos artificiales. Considera que “no funciona”, que se hace largo y que provoca cambios en la dinámica de la fiesta, como que la gente retrasa su llegada al Real y que el paseo de caballos es más corto. Pero como el modelo ahora vigente fue decidido en una consulta popular, celebrada en septiembre de 2016, no resulta estético revertir lo que se votó con una resolución del gobierno local, así que se ha vuelto a llamar a las urnas a los sevillanos para preguntarles si se vuelve al modelo anterior.

De esta forma, bajo el lema Decide la Feria que quieres, el Consistorio hispalense ha convocado un referéndum para que los días 23, 24 y 25 de abril –ya cuando pase la semana de farolillos de este año– los sevillanos decidan el futuro de la fiesta. En esta votación podrán elegir entre dos opciones: continuar con el modelo actual, es decir, iniciar la Feria el sábado del pescaíto y terminarla el sábado siguiente con los fuegos artificiales“, o volver al modelo anterior, recuperando el lunes del pescaíto para poner el punto final pirotécnico el domingo de esa misma semana.

Votación telemática y asistencia presencial

Este segundo referéndum sobre el futuro de la Feria de Abril se realizará de forma telemática al igual que el anterior, pero contará con una novedad, la posibilidad de asistir a votar a las distintas sedes de los distritos en caso de no tener medios para hacerlo o desconocer el funcionamiento de los dispositivos digitales. Con esta premisa se busca combatir la brecha digital y “asegurar que personas de escasos recursos o mayores puedan participar en la votación”, ha subrayado el concejal de Fiestas Mayores, Manuel Alés (PP). De esta forma, en los distintos distritos “habrá dos ordenadores, uno de ellos con asistencia de un funcionario para aquellos usuarios que no saben usarlos y otro para los que no disponen de medios para hacerlo en sus casas”.

Los horarios para votar de forma presencial en los distritos serán de 9 a 20 horas. Paralelamente, los que decidan votar desde sus propios dispositivos podrán hacerlo ininterrumpidamente desde las 9 horas del martes 23 a las 20 horas del jueves 25, cuando se cierra “el proceso electoral”.

Este mismo martes, 9 de abril, comenzará una fase previa a la votación, en la que los electores a través de un código QR podrán acreditarse para así participar en los días de votación. Con el objetivo de fomentar la participación, Alés ha asegurado que se expondrá este código en distintos mupis, casetas y lugares de la ciudad. “Este QR los llevará a una app para meter sus datos y a través del teléfono que indiquen les llegará el código vía SMS”, ha aclarado el delegado.

Personas no empadronadas podrán participar

Otra de las novedades es que este año podrán votar, además de los habitantes empadronados en la ciudad, aquellos titulares de casetas o carruajes inscritos en el registro de Fiestas Mayores, con independencia de que estén o no empadronados en la ciudad. Si por ahí se amplían los que pueden votar con respecto a 2016, por otro lado se reduce el censo electoral ya que la edad mínima de participación se ha fijado en 18 años frente a los 16 del anterior referéndum.

El delegado ha asegurado que elegir la semana después de la Feria para la celebración del referéndum no es algo fortuito: “Hemos escogido esta fecha porque entendemos que la participación será mayor que en el anterior al celebrarse justo después de la Feria y no meses después”. Entonces participaron 40.000 personas.

El Ayuntamiento de Sevilla sólo ha usado dos veces la consulta popular para adoptar medidas políticas de calado, y las dos han sido referentes a la Feria de Abril. En la primera de ellas participó el 6,91% de los censados en la ciudad. El entonces gobierno municipal del PSOE calificó la respuesta de los sevillanos de un “rotundo éxito”, mientras que la oposición del PP lo tildó de “enorme fracaso”.

Alés ha insistido en que esperan una mayor participación, aunque los resultados “se llevarán adelante y tendrán igual validez” si la participación es baja. En este sentido, en el caso de que se opte por volver al o modelo anterior, “habría que llevarlo al pleno municipal para que se vote y sea aprobado con mayoría”.

El PP dice ahora que no se posiciona

El delegado ha recordado que el referéndum era un compromiso que adquirió el alcalde, José Luis Sanz, al detectar “un interés de gran parte de la ciudadanía en volver al modelo anterior”, ha asegurado el responsable de Fiestas Mayores. Y pese a que el regidor ha insistido reiteradas veces en que el actual formato no le gusta, Alés ha descartado que el gobierno local se vaya a posicionar y animar a los ciudadanos a decantarse por una opción determinada, “será el electorado el encargado de elegir la opción preferente”

Etiquetas
stats