El 40% de españoles no se quiere poner una vacuna contra la COVID-19 "inmediatamente" después de que salga

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha preguntado por primera vez este septiembre a los encuestados si se pondrían una vacuna contra la COVID-19 “inmediatamente”, “en cuanto se tenga”. El 44,4% ha respondido que sí, sin condiciones; el 40,3% que no, en ningún caso se la pondrían en cuanto esté disponible en España. Hay un 11,2% que no lo sabe y duda. Y un porcentaje más pequeño de personas que se la pondrían, pero con condicionantes: “si tiene garantías, si está probada y si es fiable”, el 2,1%; “según el origen”, el 0,4%; “si hay información suficiente”, el 0,2%; “por consejo de las autoridades, científicos o sanitarios”, el 0,4%.

El CIS pregunta por la vacuna ahora que el Gobierno la ve más cerca que hace unos meses, cuando se preveía como pronto para mediados de 2021. Aunque la que desarrolla la Universidad de Oxford sufrió un parón la semana pasada de unos días, el ministro Salvador Illa y el presidente Pedro Sánchez siguen confiando en tener los primeros millones de dosis a finales de diciembre de 2020. España está dentro de un preacuerdo de la Unión Europea con otros cinco laboratorios. La pregunta sobre aplicarse o no la vacuna no desarrolla opciones para el “no”, simplemente engloba a aquellos que no se la pondrían “inmediatamente” después de que esté disponible. Separado por votantes de las últimas elecciones, los más reacios son los de VOX: el 54% de su electorado el pasado noviembre dice "no". Los que menos, los de PSOE, Unidas Podemos y PNV, un 33% de sus electores se inclina por el "no".



Específicamente por la vacuna nunca se había preguntado hasta ahora a los españoles desde el Centro de Investigaciones. Lo más parecido había sido cuando en el barómetro de marzo, en el que aún se les planteaba si “habían oído o no hablar del coronavirus”, se les pidió contestar a si estaban de acuerdo o no con la afirmación “la investigación con el propósito de conseguir una vacuna es la única solución frente al coronavirus COVID-19”. El 62% dijeron en esa ocasión que sí. 

La pregunta forma parte del paquete de cuestiones que el organismo incorporó en su cuestionario después de que comenzara la pandemia. A los ciudadanos les plantean también qué les preocupa más de la situación que atraviesa nuestro país, los efectos sobre la salud o los efectos sobre la economía y el empleo. Un tercio, el 36,6%, están más preocupados por la salud; un 24,1%, por la economía, y el 38,5% por “ambos por igual”. 



A solo el 6,2% de los encuestados la actuación del Gobierno de España hasta ahora le merece “mucha” confianza; al 25,4% “bastante”, al 29% “poca” y al 27,8% “ninguna confianza”. El 15,8% cree que debería hacerse cargo de la gestión el Gobierno de España, el 4,9% las comunidades, y la mayoría, el 72,3%, “ambos en colaboración”. Hay mucha polarización sobre el comportamiento general de la población: el 48,3% cree que “la mayoría está reaccionando con civismo y solidaridad”, y el 43,1%, “que la mayoría está siendo poco cívica e indisciplinada”.

Sobre las medidas para hacer frente a la pandemia, el 58,3% cree que “habría que tomar medidas más exigentes” que las que se han tomado hasta ahora. El 25,8%, que “podemos continuar hasta ahora”. Solo el 1,1% cree que las medidas deben depender de cada zona y esa misma cifra considera que son necesarios más medios, como pruebas o rastreadores.  España, según el Centro Europeo de Prevención de Enfermedades Infecciosas (ECDC), es el país con más incidencia de casos de COVID-19 del continente, de lejos. Los últimos 14 días se han detectado 287 casos por cada 100.000 habitantes; el siguiente con más es Francia, donde han sido 166 casos por cada 100.000 habitantes.

La inmensa mayoría de españoles según el CIS, cree, después de lo vivido durante la pandemia, que la sanidad española necesita reformas –el 10%, que está bien como está–. En julio lo creían algo más, el 88%. El 79,2% del total de ciudadanos piensa que es urgente dedicar más recursos económicos; el 79,3%, aumentar las plantillas de sanitarios; el 75,4%, aumentar la coordinación entre el Gobierno central y las comunidades en esta materia y el 73,3%, aumentar las instalaciones y recursos dedicados a abordar pandemias.  El Ministerio de Sanidad ha confirmado ya casi 30.000 muertos desde febrero por coronavirus, aunque los excesos de muertes durante la crisis sanitaria por ese y otros motivos se acercan a 50.000 según el Instituto de Salud Carlos III.

Solo el 9,6% quiere clases online

La encuesta también pregunta por la vuelta al colegio, ya que se elaboró coincidiendo con los días en los que se reabrieron las aulas después de 6 meses de educación online primero y luego vacaciones. La educación presencial la prefieren el 36,1%, el grupo más numeroso seguido de cerca por el método combinado de online y presencial (36,8%), y solo el 9,6% que ve preferibles las clases solamente online.

La inmensa mayoría de los encuestados (87%) no ha tenido que recurrir a los servicios médicos por cuestiones relacionadas con el coronavirus. Del 12,2% que sí lo hizo, la gran mayoría recurrió a su médico o a los servicios de atención primaria y el 70% se muestra satisfecho con la atención recibida. Un 70% tuvo que guardar aislamiento y a la mayoría le hicieron prueba PCR (61,7%), aunque solo el 27,5% resultó positivo. De ellos, solo el 14% ingresó en el hospital.

Etiquetas
Publicado el
17 de septiembre de 2020 - 14:59 h

Descubre nuestras apps