eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Tres medidas (que se han hecho de rogar) contra el machismo institucionalizado en el deporte en Andalucía

Garantía de proporcionalidad en las direcciones de las federaciones, paridad en la información deportiva en la RTVA y eliminación de los patrocinios de la Junta de Andalucía en eventos con mujeres florero han sido los compromisos 

Son iniciativas que ha defendido Podemos, cuyo diputado David Moscoso ha focalizado en este tema sus propuestas en la materia tras haber orientado su carrera profesional hacia los estudios sobre género y deporte

- PUBLICIDAD -
Motociclismo.

Europa Press

La inclusión en la cartera de servicios de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA) de la obligación de abordar con criterios de igualdad de género la información deportiva ha supuesto el último compromiso del Parlamento de Andalucía para acabar con el machismo institucionalizado en el deporte. Ha sido a propuesta de Podemos, grupo que en lo que va de legislatura ha puesto el foco en este tema a la hora de afrontar las políticas en materia de deporte. 

En la RTVA

Inicialmente Podemos presentó una proposición no de ley (PNL) para garantizar la igualdad en el tratamiento de la información deportiva en la pública, donde las deportistas apenas tienen visibilidad, como lo ha revelado en sus estudios el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA). El diputado David Moscoso, portavoz de Podemos en la materia, encontró consenso en el resto de grupos. Es más, como las PNL no son de obligado cumplimiento, todos pactaron incluir la propuesta como resolución para que sea vinculante en la cartera de servicios de la RTVA. 

Otra de las propuestas que lanzó Podemos acaba de ser asumida como compromiso por parte del consejero de Turismo y Deporte, Javier Fernández. En este sentido, David Moscoso recuerda que en comisión parlamentaria le pidió "que la Junta de Andalucía no contribuyera a fomentar la desigualdad participando en eventos que, sobre todo a la hora de plantear los podios, tratan a la mujer como objeto", una situación que se ve especialmente el motociclismo. "Esto genera una fetichización del cuerpo femenino y va en contra de los principios recogidos en la Ley del Deporte de Andalucía", incide David Moscoso.

En el patrocinio de eventos

De este modo, el consejero ha prometido en el Parlamento de Andalucía que su departamento incluirá en los acuerdos de patrocinio cláusulas específicas que implicarán eliminar cualquier tipo de imagen sexista o denigrante para las mujeres tanto en las ceremonias de trofeos como en las propias competiciones, y desarrollar actuaciones dirigidas a la igualdad de género. Pese a que el consejero no ha entrado en detalle, esta decisión podría plantear nuevas exigencias para la participación de la Junta de Andalucía en eventos como el Gran Premio de Jerez de la Frontera.

En los órganos de las federaciones

Finalmente, una tercera medida en esta materia, y que pese a caer por su propio peso con la misma lógica que las anteriores, no ha llegado hasta ahora, está incluida en la nueva Ley del Deporte, aprobada por el Parlamento de Andalucía el pasado año: la  obligatoriedad de que las juntas directivas de las federaciones cuenten con un número de mujeres proporcional a las deportistas inscritas en las mismas. De este modo, las federaciones deben ajustar ahora sus estatutos a esta nueva exigencia. "Nosotros en realidad íbamos a más porque defendíamos la paridad en los órganos de dirección, dado que entendemos que si no hay una discriminación positiva, el círculo vicioso no se rompe nunca", subraya David Moscoso, quien como sociólogo ha llevado a cabo numerosos estudios sobre deporte y género.

Por el contrario, no tuvo éxito en la propuesta de una declaración institucional en el Parlamento de Andalucía contra el machismo en el deporte. "Me puse en contacto con todos los portavoces para pedirles su apoyo para este posicionamiento público en contra de una situación que se había visibilizado mucho en el tratamiento de la información en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, con titulares que denigraban el papel de las atletas: desde ranking de las más bellas hasta informaciones sobre las rabietas de Carolina Marín. Todo ello sin que el Comité Olímpico Internacional (COI) no llamara la atención sobre el tema", expone.

En este caso se topó "con una ausencia de respuesta", por parte de los grupos, por lo que se plantea volver a insistir en ello. "El deporte es un espacio público por lo que es fundamental luchar contra una violencia simbólica que pone en un lugar secundario a la mujer", asevera, mientras refiere con desagrado las habituales contraportadas de las publicaciones deportivas más leídas donde el reclamo es el cuerpo de la mujer.

"Supongo que porque es un tema delicado, igual que se ha visto a la hora de condenar la violencia de género en la que el protagonista ha sido un futbolista de Primera División", interpreta, sin renunciar a insistir en una declaración institucional que propone "mostrar la repulsa ante las violencias machistas que tienen lugar en el mundo del deporte, adhiriéndose a la Declaración de Brighton sobre la Mujer y el Deporte (1994), el Manifiesto por la Igualdad y la Participación de la Mujer en el Deporte del Consejo Superior de Deportes (1999) y la Gender Equality in Sport: Strategic Actions de la Comisión Europea (2014-2020)".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha