eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Lorca, una fosa común y las brigadas internacionales (de la prensa)

La atención mediática sobre Federico García Lorca es perpetua, cíclica, pero explota cuando los arqueólogos abren la tierra para buscar los restos del poeta

Titulares de medio mundo han descrito los dos intentos por encontrar la fosa donde yacería el poeta junto a un maestro republicano y dos banderilleros anarquistas, ejecutados por franquistas en 1936

Tras los sondeos de 2009 y 2014, con participación de la Junta de Andalucía, una asociación quiere realizar otra intervención arqueológica con fondos propios

- PUBLICIDAD -
Mosaico con reportajes sobre Lorca en la prensa internacional. / J.M.B.

Mosaico con reportajes sobre Lorca en la prensa internacional. J.M.B.

Lorca. Muerto a balazos. Arrojado a una fosa común. Tres ráfagas que resonarían a golpe de tecla en las crónicas periodísticas de la época. Y sigue así. La figura universal del poeta español más leído de todos los tiempos concita la atención mediática de medio mundo. Un interés cíclico, perpetuo, y multiplicado en cada intento por hallar sus restos. Como en un rediseño de las brigadas (de la prensa) internacionales.

"Mataron a Federico / cuando la luz asomaba. / El pelotón de verdugos / no osó mirarle a la cara", escribía Antonio Machado, versos de El crimen fue en Granada. Que hasta la muerte de Federico García Lorca (Fuente Vaqueros, 5 de junio de 1898 – Víznar, 19 de agosto de 1936) está envuelta en lírica. "Destrozaron tres esqueletos para arrancar sus dientes de oro. / Ya no me encontraron", dejó el trazo premonitorio del poeta enterrado junto a Dióscoro Galindo, Francisco Galadí y Joaquín Arcollas.

Año 2009: primera vez que un equipo arqueológico abre la tierra para intentar localizar la tumba compartida por un maestro republicano, dos banderilleros anarquistas y un poeta. Del diario argentino Clarín a The New York Times, en el británico The Guardian, el suizo Le Temps, RT (Russia Today), tabloides de todos los continentes, amén de emisoras de radio y televisión... son ejemplos de la explosión mediática que lleva el caso a acumular un reguero de portadas. Casi es más complicado encontrar en qué medio nunca se contó nada de Lorca.

Cabeceras de México, Irlanda, Perú, Portugal, Italia, Francia, Cuba... siguen la estela de aquella infructuosa búsqueda. Cinco años más tarde,  una segunda excavación pretende dar con los restos óseos. Y regresa el amplio listado de titulares sobre el autor de 'Poeta en Nueva York', 'Romancero Gitano' o 'La casa de Bernarda Alba', del eterno miembro de la Generación del 27.

"Dos tiros en la cabeza al cabezón"

La Junta de Andalucía participó de forma directa en aquellas tentativas (con costes aproximados de 70.000 euros y 15.000). Ahora, da vía libre a la actuación que propone la Asociación Cultural Regreso con Honor, como adelantó eldiario.es/andalucia. El colectivo quiere realizar una nueva prospección en el Peñón del Colorado, antiguo campo de instrucción de tropas falangistas. Con fondos propios (unos 36.000 euros). Rehúsan las investigaciones de Ian Gibson y adoptan las del historiador Miguel Caballero. A remolque de los datos, el interés periodístico crece. La siguiente ficha movida por el colectivo es una  petición "formal" de exhumación pública registrada en la Consejería de Cultura junto a la familia Galadí y el sindicato CNT.

La búsqueda de la fosa de Federico García Lorca, en The Guardian.

La búsqueda de la fosa de Federico García Lorca, en The Guardian.

Poeta y dramaturgo, Lorca fue ejecutado en pleno terror caliente y fundacional del franquismo. Por maricón, adepto a la masonería y socialista. Detalles de un "asesinato político" nunca ajenos al mundo lorquiano y que aparecen en el relato que la policía franquista emitió en 1965, en documentos revelados en exclusiva por eldiario.es. Tríada mortal e imperdonable para las fuerzas rebeldes que provocaron la guerra civil española. Yace enterrado "a flor de tierra".

'Federico García Lorca, la loi de l'oubli', titular de Le Temps.

'Federico García Lorca, la loi de l'oubli', titular de Le Temps.

A casi 80 años del suceso, incluso esas claves entran en disputa según qué historiador retome la historia. Elucubraciones, testimonios de toda índole, tragedias cotidianas, casi leyendas que llueven sobre la muerte a tiros de una figura universal de la literatura. Como en un quejido inagotable. Y con reflejo en las crónicas de prensa. "Los rojos han agitado este nombre como un señuelo de propaganda", decía Francisco Franco en el libro 'Palabras de Caudillo: 19 de abril 1937 - 31 diciembre 1938'.

Allí en la carretera de Víznar a Alfacar le dieron "dos tiros en la cabeza al cabezón". Está escrito que el crimen lo propagó el pistolero Antonio Benavides, "medio primo" de Lorca. Recibió "dos tiros en el culo por maricón", añadía otro verdugo. "Pasado el puentecillo, 24 pasos y a la izquierda… ahí está la fosa".

Lorca y la ley del olvido

Tituló The Guardian: Archaeologists hope to uncover playwright García Lorca’s resting place. Y replica La Mula, de Perú: Habrían ubicado la fosa donde se encuentran los restos de García Lorca. En The Irish Times, optaron por  Lorca’s grave may be uncovered 78 years after execution y el argentino Página12: Pistas para la eterna búsqueda de Lorca. Siguieron Independent, La Jornada, The Telegraph, Clarín, RT, Daily Mail… En Le Temps: Federico García Lorca, la loi de l’oubli.

Lorca, en The New York Times.

Lorca, en The New York Times.

The New York Times titulaba en 1998: Soccer’s din threatens poet’s rest in Spain. El tabloide contaba el conflicto surgido por la construcción de un campo de fútbol en los terrenos donde pudiera estar la fosa. "Piensen hasta dónde arrastran el nombre ya famoso de aquel lugar, conocido porque allí reposan los restos de Federico", escribía al Ayuntamiento de Alfacar la hermana del poeta, Isabel García Lorca. Es justo el lugar que pretende abrir Regreso con Honor.

La guerra civil que provocó el alzamiento militar rebelde contra la República representó una lucha universal: la del pueblo contra el fascismo. Un combate desigual, definitorio, anticipo y ensayo de la II Guerra Mundial que concitó la adhesión de la militancia antifascista.

Con un paradigma: las Brigadas Internacionales, unidades militares compuestas por voluntarios de 54 países. Una extensión literaria con escritores, periodistas, fotógrafos, corresponsales de guerra: Ernest Hemingway, Pablo Neruda, George Orwell, André Malraux, Robert Cappa... Un apego cultural, ese  por quién doblan las guitarras que lleva hasta Granada a personajes como Leonard Cohen o Joe Strummer, líder de The Clash. Y páginas, portadas y titulares de la prensa internacional ya escritos y por publicar. Es el eco universal, eterno, de Lorca.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha