eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Todos los partidos apuestan por abrir la concertación social a más protagonistas

El PSOE-A quiere revisar todo el modelo, mientras que IU aboga por incluir a los firmantes de los nueve grandes acuerdos cerrados en 2012 y 2013, y el PP-A habla incluso de meter a la FAMP.

El pacto ha caducado con el fin del año, pero de momento no se han dado pasos para empezar a trabajar en uno nuevo, que no llegará hasta por lo menos el mes de septiembre.

- PUBLICIDAD -
Díaz invita al PP a sumarse a la concertación y dice que se corregirán los errores

Susana Díaz invita al PP-A a sumarse a la concertación social y dice que se corregirán los errores.

Lo dijo el PSOE-A por boca de su secretaria general y presidenta de Andalucía Susana Díaz -"hay que revisar todo el modelo"- y lo secundan IU, que aboga por un nuevo Acuerdo de Concertación Social en el que se incluyan más agentes -y no sólo los sindicatos UGT-A y CCOO-A y la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA)- e incluso el PP-A, para quien deberían tener voz hasta las administraciones locales, por medio de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP).

La idea de la que parten los socios del Gobierno de Andalucía es que la firma de la que sería la octava hoja de ruta que marcaría los compromisos para generar riqueza y empleo en la comunidad autónoma cuente con un debate más participativo que hasta el momento. El vicepresidente Diego Valderas ha hablado este jueves de abrirlo a todos los agentes con los que a lo largo de 2012 y 2013 la Junta de Andalucía ha ido firmando acuerdos, hasta un total de nueve. Entran ahí los representantes de la economía social, pero también de la cultura, las ONG, la educación... "Estos acuerdos tienen que convertirse en los pilares de la nueva concertación social", ha dicho, abogando por un modelo "abierto y no excluyente".

En cuanto a la mano tendida por la presidenta a la oposición para este debate, Diego Valderas se ha mostrado receloso. "Cuando se le ha tendido la mano al PP-A no sólo no la ha estrechado, sino que a veces la ha mordido", ha dicho gráficamente. En este sentido, ha considerado positivo que los populares entraran en el debate, pero ha expresado sus dudas: "El diálogo es para construir y pensar con grandeza y no para confrontar, y ése el primer examen de conciencia que habrá que hacerle al PP-A".

Por su parte, la secretaria de Organización del PP-A, Ana María Corredera, que ha respondido con acritud a las críticas vertidas desde IU, ha incidido también en la necesidad de contar con más agentes, incluso con las administraciones locales. Ha puesto el caso de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), restándole importancia al hecho de que su dirección lleve más de un año sometida a la interinidad, "porque es la voz autorizada del municipalismo".

En todo caso, en el Gobierno de Andalucía son conscientes de que un modelo de este tipo necesita meses de trabajo, especialmente cuando la concertación social vive sus horas más bajas, con crisis como las originadas por los escándalos en las direcciones de UGT-A y la CEA. Por ello, Diego Valderas ha puesto como fecha deseable que estuviera para septiembre. De hecho, el coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, ha urgido que se hable menos del tema y se empiece a trabajar ya "con reuniones discretas, donde se conozcan las posiciones de las distintas organizaciones políticas, sociales y económicas, sin vetos ni exclusiones y con mucha lealtad para que no se juegue con Andalucía".

Buena acogida de la oferta

La posible entrada de nuevos agentes, ha sido acogida con optimismo por algunos de los que podrían entrar con voz propia en esta mesa de diálogo. Es el caso de la Unión de Consumidores de Andalucía (UCE-A), que ha recordado que es una reivindicación histórica, "pero hasta la fecha quedában excluidos de participar en un modelo que se limitaba a empresarios y sindicatos", según ha expresado en un comunicado.

También ha reclamado su participación el secretario de Acción Sindical de CSIF-A, Francisco Iglesias, quien ha criticado que este sindicato haya quedado al margen hasta ahora pese a ser "el de mayor representación en la administración pública y el tercero en empresas privadas".

Por su parte, el presidente de la Confederación de Entidades para la Economía Social en Andalucía (Cepes-A), Antonio Romero, ha saludado la oferta con entusiasmo. En su opinión, la economía social pueda estar al mismo nivel que los agentes que siempre han negociado sobre estos asuntos. En declaracione a la agencia Europa Press ha dicho que "cuanta más personas opinen y consensúen medidas para salir de la crisis, mejor será". 

Le ha parecido bien hasta la CEA, que hasta ahora mostraba recelos a la entrada de agentes como por ejemplo los de economía social. En este sentido, el presidente de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) y candidato a la presidencia de la CEA, Javier González de Lara, ha dicho en declaraciones a Canal Sur Radio que ve fundamental incluir a nuevos colectivos porque "se ha perdido el diálogo social y político y se está en un frentismo preocupante".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha