eldiario.es

Menú

ARAGÓN

La carta del alcalde

- PUBLICIDAD -

Los alcaldes, hasta hace no muchos años, mantenían informados a sus vecinos por medio de los bandos municipales. Todas recordamos al alguacil de turno, cornetín en ristre, dando el bando municipal a "grito pelado" para que llegara al último vecino de la población.

En estos días en que la información nos llega por muchos canales, y ya solo con cuentagotas por carta, nos ha dejado sorprendidos que Pedro Santisteve, alcalde Zaragoza, se dirija a todos los ciudadanos por esta vía. Mucho más cuando esa carta, casi un bando, acompaña al recibo de suministro de agua, saneamiento y depuración de aguas residuales del Ayuntamiento. Lo que popularmente se conoce como el "recibo del agua".

Tal vez a algunos de vosotros/as aún no os suene mucho que es el ICA, Impuesto sobre la Contaminación del Agua, que se ha sacado de la manga el Gobierno de Aragón y con el que pretende cobrar un pastizal de millones de euros a todos los aragoneses. Sin duda un importante "sablazo" para nuestros bolsillos.

Estamos hablando de un impuesto que hace tabla rasa entre todos los ayuntamientos de esta Comunidad y que trata por igual, y en algunos casos incluso peor, a aquellos municipios que han construidos sus depuradoras pagándolas de sus bolsillos, aquellos otros que pagan pero que cedieron sus competencias a la DGA quien las construye o cede la construcción y explotación a una empresa privada y generalmente "amiga"y por último maltrata cobrándoles por ellas a quienes aún pagándolas ni las tienen ni las verán construidas en fechas próximas.

Ese es el fondo y el motivo por el que nos manda el alcalde esta carta, alertarnos de que en los próximos días nos va a llegar el primer recibo del ICA girado no por el Ayuntamiento de Zaragoza, -obligado a entregar el Padrón de la ciudad por requerimiento y en manifiesto desacuerdo en su cobro- sino por el Instituto Aragonés del Agua, dependiente de la DGA.

Y es que el señor Lamban y su fiel escudero el consejero Gimeno no hacen distingos en nombre de su mal llamada "solidaridad con los aragoneses". A ella apelan estos "iluminados gestores", para imponernos a los y las zaragozanas un canon que ya llevamos pagando desde hace muchos años, por precisar desde 1995 en que se empezó la construcción de nuestras depuradoras.

Ahora, y como dice el dicho, "vuelta la burra al trigo". A partir de octubre, y ya confirmado por el propio Instituto Aragonés del Agua, llegará a nuestra casa el primer recibo del ICA, el del año 2016. Un tributo de carácter autonómico, sacado de la manga por el "mago Gimeno" con el que se intenta cubrir el enorme déficit que arrastra el Instituto Aragonés del Agua por su nefasta gestión.

Por decirlo claramente, con nuestro dinero lo que se quiere pagar, entre otras, son las obras incluidas en el Plan Aragonés de Saneamiento y Depuracion (PASD) y de ahí la apelación constante de que los habitantes de Zaragoza debemos ser solidarios con el resto de Aragón.

Claro que es una solidaridad que en nada beneficia a Zaragoza. Recordemos que somos parte importante de la Comunidad en número de habitantes/pagadores, ya que como queda dicho venimos pagando desde 1995 y sin la ayuda de otras administraciones tanto por nuestras depuradoras como por la renovación de nuestro saneamiento, nada menos que 324 m/€. Un pastón a tener en cuenta viendo lo que DGA preve recaudar por el ICA en nuestra ciudad, 542,85 m/€ hasta 2045. Ya pagamos una vez y ahora nos vuelven a exigir el repago.

Venga gente, que nos dice el presidente Lamban que seamos solidarios pagadores que para eso somos ricos y que además también seamos conscientes de que del dinero que se recoja por el impuesto del ICA, Zaragoza no va a recibir ni un euro. No dudo que viendo estas cifras y el morro de nuestro presidente a más de una se nos quede cara de tonta. Y esa es la cuestión, el Gobierno de Aragón nos toma a los y las zaragozanas por tontos, tontos útiles a los que exprimir para cubrir sus verguenzas.

Pero a veces, esos a los que Lamban y Gimeno presuponen tontos, tienes ideas, las ponen en marcha y hasta plantan cara a los que abusan de nosotros y nosotras. Desde hace meses RAPA y otras organizaciones, partidos, sindicatos, AAVV, pequeños comerciantes y la FABZ tienen en marcha una campaña de denuncia de esta abusadora sinrazón llamada ICA.

Ahora y ante la llegada del recibo con el cobro del ICA puede haber muchas respuestas: hacer caso al presidente Lamban y callar y pagar. O bien como piensan quienes no están de acuerdo con él, recurrir a las vías legales o de movilización ciudadana para que quede clara nuestra protesta por este abusivo impuesto.

Cada uno/a es muy libre de hacer lo que le parezca más adecuado, va en la conciencia, el bolsillo o el compromiso personal y social de quien reciba este abusivo recargo.

Personalmente, y esta vez como habitante de Zaragoza, ya adelanto que recurriré a los medios legales y de movilización necesarios para que quede constancia de que el ICA ataca a los y las zaragozanas, nos condena prácticamente de por vida a pagar doblemente por algo que ya pagamos y nos obliga a sufragar la mala gestión de quienes desde el Gobierno de Aragón nos gobiernan.

Ahí lo dejo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha