eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Alberto Aznar

Letrado de Pedrós Abogados, doctorando de la Universitat de València y autor de “Economía colaborativa, alojamiento y transporte” (Aranzadi, 2017).

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

Una tasa turística para València que contribuya a mejorar la vida de sus vecinos

La temporada veraniega y el aumento del número de visitantes han puesto sobre la mesa el debate sobre los efectos posivivos y negativos, económicos y sociales, que tiene el turismo y, colateralmente, el sector servicios. Esta discusión no es exclusiva de la ciudad de València, sino que en otras capitales del arco mediterráneo como Barcelona, Venecia o Dubrovnik los vecinos también vienen mostrando su malestar con un modelo turístico que, en definitiva, consideran insostenible y que ha llegado a su límite. Hace pocos meses el propio Ayuntamiento de València celebraba haber recibido en el año 2016 la cifra de 2 millones de turistas y 4,5 millones de pernoctaciones (cifra que no incluye las pernoctaciones en apartamentos turísticos irregulares); y daba unas perspectivas para 2017 de alcanzar casi 5 millones de pernoctaciones superando, así, los registros de la America’s Cup de 2007.

De estos datos se ha de concluir necesariamente que, por una parte, el sector turístico (que, no olvidemos, constituye a nivel autonómico más del 13% del PIB) se encuentra plenamente recuperado y, además, esta aumentando su rentabilidad a pasos agigantados. Así lo señalan todos los indicadores económicos: ya sea el elevado número de hoteles y apartamentos turísticos que se están construyendo y abriendo (al menos hay 35 licencias tramitándose en el Ayuntamiento de València) o ya sea por los propios informes y reports económicos del sector (como el Análisis del Sector Hotelero Español de la consultora Magma HC de febrero de 2017 que señalaba que en València el ingreso por habitación aumentó un 15,2% frente al 2,1% de la media europea), todos los datos indican la recuperación y rentabilidad del sector.

Seguir leyendo »