eldiario.es

Focos

Bernardo Gutiérrez

Es periodista, escritor y consultor de medios. Sus textos han aparecido en medios como Público, El País, 20 Minutos, Esquire, La Repubblica, Open Democracy, Der Tager Spiegel o National Geographic, entre otros. Ha publicado los libros Calle Amazonas y #24H, una obra copyleft. Fundador de la red de innovación FuturaMedia.net. Interesado en la tecnopolítica, la cultura digital y el software libre.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 587

Cuba: una transición en diferido

El día que Fidel Castro renunció a la presidencia tomé un avión rumbo a Cuba. El 19 de febrero de 2008, La Habana me recibió en estado de conmoción. Aunque Fidel llevaba años enfermo, el comandante en jefe seguía siendo el líder espiritual de Cuba. El discurso que Fidel Castro publicó entonces en el diario Granma fue un estudiado preámbulo de los nuevos tiempos: "Les comunico que no aspiraré ni aceptaré - repito - no aspiraré ni aceptaré, el cargo de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe".

Hacía apenas un mes que había estado en La Habana, publicando reportajes y haciendo entrevistas. Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, me había dicho que existía relevo generacional. Su plan, que apenas con el paso de los años entendí, estaba en marcha: una transición cocinada a ritmo lento y transmitida en diferido con calculadísima estrategia. "Cuando Fidel se enfermó, Bush y Condoleezza Rice dijeron, no vamos a aceptar a Raúl Castro. Lo han tenido que aceptar. Había gente en Washington que quería invadir Cuba", me había contado Alarcón. El 24 de febrero de 2008 era el día D: el parlamento cubano elegiría al nuevo Jefe de Estado. Y por las grietas de la conmoción general emergía una profunda expectativa de cambio. 

Seguir leyendo »

Cuba: una transición en diferido

El día que Fidel Castro renunció a la presidencia tomé un avión rumbo a Cuba. El 19 de febrero de 2008, La Habana me recibió en estado de conmoción. Aunque Fidel llevaba años enfermo, el comandante en jefe seguía siendo el líder espiritual de Cuba. El discurso que Fidel Castro publicó entonces en el diario Granma fue un estudiado preámbulo de los nuevos tiempos: "Les comunico que no aspiraré ni aceptaré –repito – no aspiraré ni aceptaré, el cargo de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe".

Hacía apenas un mes que había estado en La Habana, publicando reportajes y haciendo entrevistas. Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, me había dicho que existía relevo generacional. Su plan, que apenas con el paso de los años entendí, estaba en marcha: una transición cocinada a ritmo lento y transmitida en diferido con calculadísima estrategia. "Cuando Fidel se enfermó, Bush y Condoleezza Rice dijeron, no vamos a aceptar a Raúl Castro. Lo han tenido que aceptar. Había gente en Washington que quería invadir Cuba", me había contado Alarcón.

Seguir leyendo »

Ciudades democráticas: más participación, menos control

El modelo smart city, basado en una gestión centralizada y en la comercialización de los datos de los ciudadanos, hace aguas. No solo eso: las prácticas, narrativas y procesos alrededor de "datos" y "ciudad" empiezan a apuntar hacia la dirección opuesta. La línea de investigación-acción datos para el bien común reinventa la gestión de datos desde lógicas no centralizadas.

Tras las revelaciones de Edward Snowden, la criptografía es la nueva atmósfera-deseo de esta nueva era que reclama transparencia para lo público y privacidad para los individuos. Y por primera vez, el ecosistema de los comunes – el común, procomún, los commons, el bien común – empieza a relacionarse cara a cara con la democracia. ¿Cómo sería la democracia de los comunes? ¿Cómo mejoraría la tecnología de los comunes la participación en la ciudad?

Seguir leyendo »

La Justicia entra de lleno en la guerra política brasileña

Es ministro. No es ministro. Bugs Bunny y el Pato Lucas, en un GIF animado que se extendió en las redes sociales brasileñas, se pelean por colocar un cartel que hace alusión a las últimas noticias sobre Lula. La toma de posesión de Lula como ministro de la Casa Civil (Presidencia) llegó el jueves de la mano de un aluvión de medidas cautelares judiciales para inhabilitarle del cargo. El viernes, Lula dejó de ser ministro. Y volvió a serlo unas horas después cuando se anularon las medidas. Cuando Lula salió al palco de la avenida Paulista de São Paulo, tomada por cientos de miles de personas que acudieron a la manifestación proGobierno, era ministro. Cuando acabó el día, dejó de serlo.

Gilmar Mendes, del Supremo Tribunal Federal (STF) puso fin a la llamada "guerra de las liminares" (medidas cautelares) suspendiendo a Lula como ministro. El abogado del Estado recurrirá la decisión. La situación es tan cambiante que ha nacido la web Lulaeministro.com, con informaciones del último minuto y un toque de humor. Todo es posible. 

Seguir leyendo »

La detención de Lula profundiza la polarización política en Brasil

Unos días después de la reelección de Inácio Lula da Silva, a principios de noviembre de 2006, el director de su campaña revelaba el secreto del éxito. El publicista João Santana explicaba en  una entrevista que Lula se "beneficia en la posición de víctima".

El escándalo de aquella época era el mensalão, el soborno que el Partido de los Trabajadores (PT) distribuía entre los diputados de partidos aliados para votar al unísono en el Congreso. Lula salió indemne del mensalão. Y ganó con contundencia la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, con un 60,9% de los votos, frente al 39,1% de su oponente Geraldo Alckmin, del conservador Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Seguir leyendo »

#OcupaEscola, la marea brasileña que lucha por la educación pública

Suma y sigue. Ya son 64 las escuelas secundarias ocupadas en el Estado de São Paulo. Lo que empezó con la ocupación del colegio Fernão Dias Paes, en el barrio paulistano de Pinheiros, se ha convertido en una revuelta estudiantil en toda regla que se expande por diferentes ciudades del Estado de São Paulo. Las muestras de solidaridad llegan ya desde todo el territorio brasileño. En Caxias do Sul, en el lejano Rio Grande do Sul, algunos estudiantes se están sumando incluso al #OcupaEscola.

La chispa que encendió el fuego de las protestas estudiantiles fue el proyecto de "reorganización" del gobernador Geraldo Alckmin, del conservador Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), que prevé el cierre de 94 escuelas. Sin embargo, el Bloco de Lutas (una organización de diversos movimientos sociales), ha realizado un estudio que cifra en 477 el número de escuelas secundarias que cerrarán sus puertas en todo el Estado de São Paulo.

Seguir leyendo »

Droncita: un drone grafitero contra el presidente de México

La lucha popular es rosa fucsia. El Principito de Antoine de Saint-Exupéry pide justicia por los 43 estudiantes desaparecidos en un cartel multicolor. El subsconciente colectivo cristaliza gracias a 30 litros de pinturas en un hashtag descomunal en el Zócalo de Ciudad de México: #FueElEstado. Y un drone cargado de  spray transforma la cara de Enrique Peña Nieto, presidente de México, en una deforme mancha roja. Sobre su cuerpo, tras el paso del drone, se estampan tres palabras: "Que se vaya".

El colectivo mexicano  Rexiste está en la boca de todo el mundo: sus acciones simbólicas son auténticos virales. Y consiguen visibilizar a la perfección el despertar colectivo de una ciudadanía que, desde la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa el 27 de septiembre del 2014, ha roto con el relato oficial del Gobierno. El 72% de los mexicanos está insatisfecho con el rumbo del país. Y ya piden abiertamente, sin miedo y creativamente, la renuncia del presidente.  

Seguir leyendo »

La falsa guerra del 'impeachment' contra Dilma Rousseff

El Gobierno brasileño finge estar de manos atadas. El Congreso brasileño simula estar casi paralizado. Y el monotema de los últimos meses –una lluvia de pedidos de impeachment (destitución) contra la presidenta Dilma Rousseff– impide la normalidad política. A la trama que podría hacer caer a Rousseff asociándola a escándalos de corrupción, se suma una nueva bomba: las cuentas en Suiza de Eduardo Cunha, el presidente del Congreso, que coordina y tramita simultáneamente los pedidos contra Dilma.

A primera vista, ambos procesos son independientes. Incluso antagónicos: el Partido dos Trabalhadores (PT) ha pasado de víctima a verdugo, activando una estrategia para poner a Cunha contra las cuerdas. El Tribunal Superior de Justicia (STF) paralizó esta semana el proceso de destitución trazado por Eduardo Cunha. Y las informaciones enviadas por el Ministerio Público de Suiza aportan contundentes pruebas contra el presidente del Congreso. El PT toma aire. Pero, ¿existe de verdad un enfrentamiento frontal entre Rousseff y Cunha? ¿Cómo se explica que el Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB) de Cunha sea el principal aliado del PT?

Seguir leyendo »

La victoria de los nuevos rebeldes contra el autoritarismo de Erdoğan

Tras las elecciones celebradas el pasado domingo en Turquía un titular-cliché recorre los medios europeos: "El Podemos turco irrumpe en el Parlamento". El Partido Democrático de los Pueblos (HDP), que ha superado la barrera del 10% de los votos y ha obtenido 80 diputados, está en la boca de todos los analistas. Su llegada a la política turca es clave en la pérdida de la mayoría absoluta del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) de Recep Tayyip Erdoğan. Y representa aires de nueva política.

Tal vez por eso, la muletilla más usada es comparar al HDP con Syriza o con Podemos. La cuenta internacional del partido, sumándose de alguna manera a la ola de cambio político que recorre el sur de Europa, comparaba a Selahattin Demirtas (uno de los líderes del HDP) con Alexis Tsipras (Syriza) y Pablo Iglesias (Podemos).

Seguir leyendo »

India y América Latina se levantan contra el proyecto de internet gratuita de Facebook

" Internet.org no es Internet", escribía el pasado miércoles la activista colombiana Carolina Botero. " Internet.org es un ambicioso projecto de Zuckerberg para confundir a cientos de millones de usuarios de mercados emergentes para que piensen que Facebook e Internet son lo mismo", escribían el viernes desde la coalición SaveTheInternet.in en el prestigioso Hindustan Times indio.

En menos de una semana, Internet.org se ha topado con un muro de críticas y resistencias. A pesar de funcionar ya en algunos países, tras la visita del fundador de Facebook a la Cumbre de las Américas de Panamá, ha pasado en apenas unos días de ser el héroe de la inclusión digital a villano planetario.

Seguir leyendo »