eldiario.es

Focos

Carlos Sardiña

Periodista independiente radicado en Bangkok y especializado en el Sudeste Asiático.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 87

Detenciones de musulmanes en Birmania por pertenecer a una organización terrorista inexistente

El Gobierno birmano ha detenido al menos a una docena de personas bajo la acusación de pertenecer a una organización terrorista, el "Ejército Musulmán de Myanmar" que, según abogados y expertos en seguridad, no existe. Las detenciones se suman a una larga campaña de discriminación contra la minoría musulmana en Birmania, de amplia tradición budista.

La Administración del presidente Thein Sein se ha negado a revelar prueba alguna que demuestre que el "Ejército Musulmán de Myanmar (normbre oficial del país)" sea real, lo cual suscita la sospecha de que el Gobierno ha inventado una amenaza islámica para justificar la apertura de un nuevo frente en su prolongada persecución de la población musulmana.

Seguir leyendo »

FOTOS | Así viven los refugiados rohingya rescatados por pescadores indonesios

Seguir leyendo »

Miles de vidas vagan a la deriva en el Mar de Andamán

"Me entristece comunicarle que mi hijo ha partido en un barco hacia Malasia sin informarnos. Lleva flotando a la deriva en el mar, junto con otros viajeros, más de dos meses. Como padre suyo, me gustaría dirigir esta petición al Gobierno tailandés para que le rescate y le lleve a Tailandia. Si no, morirá en el mar", reza la carta dirigida al Gobierno tailandés del padre de un joven que en marzo se echó al mar desde la costa de Bangladesh con rumbo a Malasia.

Es una de las tres peticiones de este tipo a las que ha tenido acceso eldiario.es, todas ellas redactadas el 14 de mayo en un campo de refugiados de Bangladesh, donde viven decenas de miles de refugiados de la etnia rohingya que han huido de la persecución a la que están sometidos en la vecina Birmania, su país de origen. Hemos omitido los nombres de él y de su hijo por razones de seguridad, ya que el hijo se encuentra en manos de los traficantes de personas que organizaron su salida del campo. 

Seguir leyendo »

Millones de filipinos tratan de volver a ponerse en pie un año después del tifón Haiyan

El cumpleaños de Anabel Yu, una joven de 20 años, es el 8 de noviembre. Hace un año la fecha adquirió un sentido muy diferente y mucho más sombrío cuando el tifón Haiyan azotó el este de Filipinas, dejando tras de sí un rastro de destrucción y muerte cuyas cicatrices aún son visibles en Tacloban, en la región de las Visayas Orientales.

Haiyan fue uno de los tifones más fuertes de la historia. El viento alcanzó velocidades de más de 300 kilómetros por hora que arrasaron prácticamente todo a su paso. El tifón se cebó con especial virulencia con las frágiles casas de los más pobres. Dejó tras de sí al menos 6.340 víctimas mortales en Filipinas y desplazó de sus hogares a 1,9 millones de personas.

Seguir leyendo »

FOTOS | El limbo de los desplazados de Mindanao

Seguir leyendo »

Miles de desplazados internos de Filipinas, hacinados en un polideportivo desde hace un año

La pequeña Aleya, una niña musulmana de algo menos de dos años de edad, murió el pasado mes de enero en el campo para desplazados internos del polideportivo Joaquín F. Enríquez, en la ciudad filipina de Zamboanga. Su madre Anisa Abuhajim, una humilde lavandera de 39 años del barangay (distrito) de Bampang, cuenta al borde de las lágrimas que la niña contrajo unas fiebres que acabarían matándola una semana después, a pesar de haberle dado los antibióticos y el paracetamol que le habían recetado en el centro médico.

Las condiciones en este y otros campos son tan precarias que ya han muerto 186 personas, según las cifras oficiales, desde que se abrieron el año pasado en esta ciudad de unos 900.000 habitantes situada en el extremo occidental de la conflictiva región de Mindanao, en el sur de Filipinas. El campo acogió al principio a unos 80.000 de los 130.000 desplazados por una batalla en septiembre del año pasado entre el ejército filipino y una facción del Frente Moro de Liberación Nacional (FMLN) que se prolongó durante tres semanas y se saldó con 218 muertos, incluyendo doce civiles, y más de diez mil casas destruidas.

Seguir leyendo »

Claves para comprender "la revolución de los paraguas" de Hong Kong

Hong Kong se ha convertido en la última semana en un hervidero de protestas, cuya magnitud ha pillado por sorpresa tanto a las autoridades locales como al Gobierno chino. Lo que había empezado como una protesta mayoritariamente estudiantil se ha convertido desde el pasado domingo en un movimiento mucho más generalizado cuando la policía trató de dispersar a los estudiantes usando gases lacrimógenos y gas pimienta.

La represión sólo sirvió para avivar las protestas y, desde entonces, algunas de las principales calles de la ciudad están ocupadas por estos "indignados" hongkoneses en lo que se ha dado en llamar la “revolución de los paraguas”, ya que eso fue lo que los manifestantes utilizaron el domingo para protegerse de los gases empleados por la policía.

Seguir leyendo »

Las primeras semanas de régimen militar en Tailandia

La División de Operaciones Psicológicas del Ejército tailandés organizó el pasado miércoles un festival para “llevar de vuelta la felicidad al pueblo" en la plaza del emblemático Monumento a la Victoria, en Bangkok. En un escenario, una banda militar interpretaba versiones de los Creedence Clearwater Revival o canciones tradicionales tailandesas. No lejos de allí, soldados con uniformes de diferentes cuerpos posaban para que los tailandeses se pudieran sacar fotos con ellos. Además, el ejército tailandés ofrecía comida gratis a los transeúntes.

El Ejército está organizando espectáculos como estos en toda Tailandia con el objetivo de mostrar su cara más amable dos semanas después de dar el duodécimo golpe de Estado desde que el país dejó de ser una monarquía absoluta en 1932.

Seguir leyendo »

Fotogalería: Escenas de una limpieza étnica en Birmania

Seguir leyendo »

Bangkok: división social y lucha de élites

Una ambulancia se lleva a un hombre gravemente herido con la cabeza cubierta de sangre mientras sus enemigos queman su camiseta roja entre vítores. Pocos minutos antes, le habían despojado de su camiseta y lo habían llevado al centro de la calle desde unos soportales. Allí, algunos le rodearon para protegerlo hasta que llegaran los servicios médicos mientras otros intentaban darle patadas en la cabeza, en un par de ocasiones con éxito. Cuando la ambulancia desaparece calle abajo, el grupo vuelve a unirse a la batalla callejera que llevan un par de horas librando en la noche de Bangkok. 

La violencia ha vuelto a las calles de la capital tailandesa después de tres años de relativa calma. En el último episodio del  círculo vicioso político en el que está atrapada Tailandia desde que el controvertido ex primer ministro Thaksin Shinawatra fuera derrocado por un golpe de Estado militar en 2006, la noche del sábado murieron cuatro personas y 61 resultaron heridas durante enfrentamientos entre sus seguidores, los llamados camisas rojas, y sus opositores en las inmediaciones del estadio de Rajamangala. 

Seguir leyendo »