eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Fernando Luengo

Profesor de economía aplicada de la Universidad Complutense de Madrid y miembro de Podemos (círculo de Chamberí).

¿Cesión o recuperación de soberanía en Europa? Una cuestión de enfoque

El denominado "proyecto europeo" ha avanzado a partir de la tensión y del equilibrio entre las competencias que los gobiernos cedían a instituciones de ámbito supraestatal y las que permanecían bajo su tutela; el recorrido de las Comunidades Europeas y de la Unión Europea (UE) ha encarnado el avance de las primeras y el retroceso de las segundas; si bien es evidente que los estados han conservado parcelas sustanciales de autonomía tanto en la esfera política como económica.

La formación de la Unión Económica y Monetaria (UEM) situó el tema de la soberanía en el centro del debate europeo. Con la creación de la zona euro los gobiernos que decidieron formar parte de la misma renunciaron a parcelas sustanciales de soberanía en la gestión de sus políticas económicas. Se suponía –en realidad este ha sido el supuesto sobre el que se ha levantado todo el edificio comunitario- que los costes asociados a esa cesión serían sustancialmente más bajos que los beneficios derivados de compartir la moneda.

Seguir leyendo »

Desigualdad y pobreza: el país de Donald Trump

A menudo se afirma que la economía estadounidense es un modelo a seguir por la "vieja y desnortada" Europa.

Ya antes del estallido de la crisis este era un mantra muy utilizado en los círculos académicos, mediáticos y políticos. Lejos de evaluar las ventajas e inconvenientes de las economías situadas a ambos lados del Atlántico, quienes argumentaban en estos términos pretendían justificar la necesidad de implementar en Europa las políticas neoliberales que en su opinión tan buenos resultados daban en Estados Unidos; muy especialmente las que apuntaban al mercado de trabajo, exigiendo su desregulación (flexibilización, utilizando un eufemismo muy recurrente).

Seguir leyendo »

El Libro Blanco (más bien negro) sobre el futuro europeo

Con motivo del 60º aniversario del Tratado de Roma, la Comisión Europea presentó la semana pasada el Libro blanco sobre el futuro de Europa. Como refleja en el subtítulo, el documento, de treinta páginas, pretende abrir el debate sobre los diferentes escenarios que podrían materializarse en Europa en el horizonte de 2025. Es marca de la casa. La retórica vacía y grandilocuente de los documentos y declaraciones comunitarias que a pesar de la crítica situación que vive la Unión Europea (UE) sigue estando muy presente en el Libro Blanco. Pero en este caso no se trata sólo de retórica, sino de una mezcla de ceguera y autismo.

Seleccionamos tres párrafos, entre otros muchos que recorren el texto: "Es momento de reflexionar con orgullo de nuestros logros y de recordar los valores que nos unen"; "La Unión Europea ha mejorado nuestras vidas. Debemos velar porque sigan mejorando las de todos aquellos que vendrán detrás de nosotros"; "…una Unión ampliada de 500 millones de ciudadanos que viven en libertad en una de las economías más prósperas del mundo".

Seguir leyendo »

El motor del crecimiento, gripado

El remedio ofrecido por la economía convencional, y también por una parte sustancial de la economía crítica para salir de la crisis económica, crear empleo y reducir el desempleo ha sido y es apelar al crecimiento económico como hoja de ruta.

Sin embargo, antes del crack financiero ya era perfectamente visible una tendencia a la pérdida de impulso del Producto Interior Bruto (PIB). La crisis actual supone, por intensidad, un punto y aparte en la dinámica capitalista, sólo comparable al crack de 1929 del pasado siglo. La crisis no ha supuesto, en consecuencia, una quiebra de un proceso de crecimiento sostenido en el tiempo, sino más bien el desplome de economías que, desde las últimas décadas, ya habían mostrado evidentes signos de atonía.

Seguir leyendo »

Podemos, economía y política

"No salen las cuentas" o "no han echado las cuentas". Con esta apelación al realismo, al exigente mundo terrenal, se ha pretendido nombrar una de las principales debilidades del programa económico de Podemos y de su intervención en las instituciones; se critica que sean medidas a menudo bienintencionadas, pero carentes de rigor, que se han lanzado ignorando u omitiendo el verdadero coste de las mismas.

Es muy importante, desde luego, justificar con la correspondiente memoria financiera las propuestas económicas y Podemos ha sido especialmente escrupuloso al respecto. A la hora de elaborar los programas con los que nos hemos presentado a las diferentes consultas electorales hemos cuidado hasta el extremo que cada uno de los objetivos estuviera acompañado del correspondiente documento donde se acreditaban tanto los ingresos como los gastos; aun sabiendo que, como hemos comprobado en nuestra propia experiencia, antes de llegar a las instituciones -sometidas a un saqueo sistemático por políticos y empresarios sin escrúpulos- era imposible saber el verdadero estado de las cuentas, y en consecuencia las memorias no podían ser sino estimaciones.

Seguir leyendo »

Todo sigue igual… la fractura social avanza

Tras la publicación de la última Encuesta de Población Activa (EPA), por el Instituto Nacional de Estadística, centraré mi comentario en los datos relativos al salario bruto mensual del empleo principal y su evolución entre 2010 y 2015. En estos años se han aplicado con más rigor las políticas de devaluación interna (represión salarial) y estabilidad presupuestaria (reducción del gasto público social y productivo y aumento de la presión fiscal sobre las clases populares).

El panorama reflejado por la EPA, que tanto complace a los políticos del Partido Popular (PP) y al Gobierno encabezado por Mariano Rajoy, no puede ser más desalentador y devastador.

Seguir leyendo »