eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Hugo Martínez Abarca

Diputado autonómico en Podemos. Licenciado en Filosofía por la Universidad Autónoma de Madrid y en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense. Autor del blog Quien Mucho Abarca y articulista en diversos medios digitales.

 

Censurar a Cifuentes para que Madrid funcione

Desde hace tiempo es insostenible que el Partido Popular gobierne la Comunidad de Madrid. El colapso del gobierno de Cristina Cifuentes arranca desde el primer día. Sus antecesores podían presentarse ante la ciudadanía madrileña contando qué habían hecho.

Seguir leyendo »

Podemos: el debate de un país

Los congresos de los partidos suelen ser una cosa interna en la que la disputa se reduce a quién logra tomar tal o cual cargo del aparato. Suelen suponer semanas de tensiones, medición de fuerzas, negociaciones e incluso simulacro de debates para los cuadros y dirigentes del partido, pero es raro que despierten ningún interés en la sociedad salvo que haya conflictos enconados y se observe el panorama como cuando vemos una pelea en Sálvame. Que haya congreso del PP y de Ciudadanos en los próximos meses no despierta ningún interés salvo el marginal de conocer si Cospedal ganará a Sáenz de Santamaría (¿alguien conoce alguna diferencia política entre ambas?) o si la sorprendente minoría de Ciudadanos logra simular que en su partido hay vida interior.

Frente a esa rutina, la próxima asamblea de Podemos se abre como el debate congresual de un partido más importante en décadas. Desde que asombró a buena parte del país en las europeas de 2014, Podemos es el partido que ha marcado la política del país, fijando los debates, el lenguaje, las posiciones políticas de los adversarios, haciendo que se inventaran partidos y medios para frenarlo y alcanzando la más espectacular emergencia electoral de un partido desde 1978.

Seguir leyendo »

Las vacaciones de Cristina Cifuentes

Ha decidido Cristina Cifuentes hacer de su estancia en Madrid en agosto un asunto político del que presumir y sobre todo con el que criticar. Primero echó en cara a Manuela Carmena que se tomara vacaciones; después fue Pedro Sánchez el objeto de su crítica culpando a su veraneo del “bloqueo de España”: quiero pensar ingenuamente que cuando tuiteó esto Cifuentes no sabía que Rajoy, el obligado constitucionalmente a desbloquear la situación, también se iría de vacaciones unos días a Pontevedra sin mayor problema.

Seguir leyendo »

Nosotros, los moderados

Los moderados somos quienes echábamos de sus casas a la gente que no podía pagar una hipoteca, quienes les condenábamos a seguir endeudados pese a que el banco se quedara su casa. Somos quienes rechazamos que si te echan de tu casa al menos se den por canceladas las deudas con el banco y puedas empezar de cero. Los moderados hemos recurrido al Tribunal Constitucional cada ley autonómica que ha defendido a los desahuciados.

Los moderados nos reunimos en un verano porque un poder extranjero nos había mandado una orden. En dos semanas apañamos con otras fuerzas moderadas un cambio de la Constitución de vuestro país para que el Estado pagara antes la deuda a los bancos alemanes y franceses que vuestros hospitales, institutos y vuestras pensiones. Los moderados le dijimos a Bruselas que íbamos a hacer una reforma laboral “extremadamente agresiva” y esta vez no mentimos.

Seguir leyendo »

Historia y mito en la lucha política

La Historia es nuestra y la hacen los pueblos

Hace unos días escribía un sugerente artículo en eldiario.es Sebastián Martín que, con su habitual inteligencia y honestidad intelectual, se cuestionaba sobre los riesgos de construir una representación de la Historia (esto es, una memoria) como instrumento político incluso como instrumento político emancipador. Lo hacía a partir de un apunte mío sobre la disputa del Dos de Mayo dentro de una reflexión más general sobre la que escribí hace algunos años bajo el título Otra memoria de España es posible.

Seguir leyendo »

Cifuentes Ruiz-Gallardón

"No viene usted solo. Le acompaña un pasado. Estaba usted entre lo que aplaudían la política que nos arruinó. Para gustos están los colores; y a usted le gustaba. Nunca la ha condenado; ni siquiera la ha criticado. No la veía mal".

Mariano Rajoy Brey. 4 de marzo de 2016. Congreso de los Diputados.

Seguir leyendo »

Por un gran acuerdo de país

No, el actual Congreso de los diputados no imposibilita la gobernabilidad. El actual Congreso de los diputados es el que más se parece al país en mucho tiempo (salvo por la inaceptable infrarrepresentación del casi millón de votantes de IU). El actual Congreso de los diputados permite la gobernabilidad con una única condición: que la gobernabilidad deje de ser como hasta ahora.

Estamos, quiérase o no, ante un momento constituyente que va mucho más allá de la mera aritmética procesal. Las bases políticas, sociales, territoriales e institucionales de las últimas cuatro décadas han colapsado. Y la construcción de unas nuevas bases precisarían fuera como fuera un amplio diálogo. Por eso este Congreso de los diputados no sólo permite la gobernabilidad sino que es magnífico para conseguirla con una única condición: que estemos todos a la altura de la Historia y pensemos más en España que en quién ocupe la Moncloa.

Seguir leyendo »

20D: cambio y percepción de la realidad

La gente que se mueve en bicicleta por una ciudad como Madrid tiene continuamente que explicar que no, que no es peligroso, que las estadísticas muestran que es un medio de transporte bastante seguro. Que hay una alta percepción de riesgo pero que la realidad es que el riesgo es equivalente o menor al de otros medios de transporte por la ciudad. La realidad va por un lado y la percepción de la realidad por otro. Y, frente a la frase hecha, la percepción de la realidad es mucho más tozuda que la realidad.

Eso mismo sucede claramente con los resultados electorales en un ciclo en el que tenemos elecciones cada trimestre. La percepción de la realidad va por un lado y la realidad de los resultados por otro. Un ejemplo claro es el PSOE.  El 24 de mayo el PSOE obtuvo en municipios y autonomías un mal resultado, perdiendo 600.000 votos, casi 1.000 concejales y muchísimos diputados autonómicos en una bajada casi uniforme por todo el país. Sin embargo la sensación es que salió vivo. Más evidente aún es el resultado del PSC de las elecciones catalanas, en las que obtuvo el peor resultado de su historia y sin embargo consiguió transmitir la sensación de que los bailes de Miquel Iceta habían supuesto un éxito electoral. El PSOE se desmorona mientras percibimos su supervivencia.

Seguir leyendo »

El largo siglo XX y los socialdemócratas

El historiador Eric Hobsbawm popularizó en su Historia del Siglo XX la idea de “el corto siglo XX”. Tal sería el que va de 1914 (inicio de la Primera Guerra Mundial) a 1991 (caída del bloque soviético). Tal siglo XX corto se dividiría en tres etapas bien definidas: de 1914 a 1945 (la Gran Guerra), de 1945 a los años 70 (una edad de oro del capitalismo) y un epílogo hasta la caída del muro de Berlín y la desaparición de la Unión Soviética. Esta última etapa comienza con la crisis del petróleo y la implantación de los postulados neoliberales que hacen que esa edad de oro (en la que las políticas socialdemócratas llevaron al capitalismo a años de crecimiento económico y estabilidad política) fuera sucedida por una época de desmantelamiento de políticas sociales y públicas con sucesivas crisis económicas compatibles con la victoria geopolítica sobre el bloque soviético.

Hobsbawm escribió su Historia del Siglo XX en 1994, tres años después de dar por amortizado el siglo. El derrumbe del bloque soviético supuso un estruendo tal que resultaba indiscutible que simbólicamente ése era el signo de un cambio de época, de siglo. Sin embargo, dos décadas después cabría enmendar la propuesta. Porque si bien es evidente que la caída del bloque soviético supuso un cambio absoluto en el mapa mundial, los rasgos de esa tercera etapa del siglo no sólo permanecieron vigentes sino que se extendieron y radicalizaron. Podríamos, pues, hablar de un “largo siglo XX” cuyo final acaso podamos estar viviendo estos años de gran crisis.

Seguir leyendo »

La estrategia por asalto

Hace casi un mes asistí a un acto en el Círculo de Bellas Artes de Madrid que venía a ser una puesta de largo de Ahora en Común. Iba más que nada como observador, a escuchar bastante y hablar un poco menos. Allí me encontré con muchos amigos y compañeros: desde algunos compañeros del grupo parlamentario de Podemos en la Asamblea de Madrid a gente con la que compartí organización política durante muchos años pasando, claro, por compañeros de Convocatoria por Madrid, mi actual organización. Todos ellos compañeros, fundamentalmente, porque son gente que lucha por aprovechar las grietas para cambiar el país y democratizarlo para que nuestro pueblo viva con más libertad y justicia. También, claro, había una inevitable cuota de oportunistas desplazados a los rincones. Y, lo peor de todo: algún periodista. Especialmente uno de ellos, de eldiario.es, que me preguntó a la salida qué pensaba sobre Ahora en Común, las posibilidades de confluencia de los distintos espacios de emancipación… Le contesté, con toda sinceridad, que era un mar de dudas, que por primera vez desde que empezó este histórico ciclo electoral tengo inmensas dudas sobre cuál debería ser el siguiente paso en las circunstancias dadas para conseguir el objetivo: aprovechar las próximas elecciones generales para traer el cambio al país. “¿Por qué no nos escribes un artículo sobre eso?”, “¿Sobre que no tengo ni idea?”, “Sí”. Suelo escribir con bastante rapidez, pero esa propuesta de artículo me lleva rondando la cabeza estas semanas porque la dificultad del momento me lleva incluso a no tener mucha idea sobre por qué no tengo ni idea. Intentémoslo.

Hay un puñadito de certezas bastante simples. A saber:

Seguir leyendo »