eldiario.es

Focos

Laura L. Ruiz

Periodista, vegana y mujer. Implicada tanto personal como profesionalmente en la defensa de los Derechos Humanos, Animales y en la Igualdad de todas y todos. A medio camino entre Madrid y Galicia. Mi blog personal es 'Una realidad (in)visible'

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 204

La propaganda pacifista, democrática y degenerada del toro Ferdinand

¿Podría un cuento infantil hacer que se tambaleara una dictadura? Parece que Franco pensó que sí pues Ferdinando el Toro no pudo ver la luz de forma legal en España hasta después de su muerte. Hitler pensó lo mismo, ya que en Alemania también fue prohibido. Y es que este toro llamado Ferdinando representaba mucho más que un animal cualquiera en una historia más para niños: era la personificación de alguien que rechaza lo que le imponen, lo dictado, la incapacidad de decidir sobre su propia vida y la barbarie de una supuesta tradición. "Hay muchos libros infantiles, pero pocos, muy pocos, que, después de más de 70 años de su primera publicación, sigan atrayendo y conmoviendo. Uno de ellos es Ferdinando el toro. El texto de Munro Leaf fue publicado en plena guerra civil española, como una bella aportación a la causa de la paz". Así describen el libro en Loguez Ediciones.

Una historia que en su momento llamó la atención del mismísimo Walt Disney, quien en 1938 realizó un corto titulado Ferdinand the Bull, en el que contó las reflexiones del bueno de Ferdinand con tanto éxito que llegó a ganar un Óscar en la categoría de animación.

Seguir leyendo »

"Los veganos somos un nicho de mercado, el peligro es ser absorbidos por el capitalismo"

De jueza a activista por los animales. Así podríamos resumir el giro que dio la investigadora Estela Díaz Carmona, una de las personas que ya analizan de manera académica el movimiento que aboga por el fin de la explotación animal. "Siempre he tenido una profundo sentido de la justicia", explica esta licenciada en Derecho que está a punto de presentar la tesis doctoral titulada Veganismo como consumo ético y transformador. Se trata del tercer estudio a fondo que Díaz Carmona realiza en un mundo (el académico y el económico) que cada vez está más interesado en estudiar el cambio sociológico que subyace a la nueva percepción que millones de personas tienen de los animales.

El gran cambio para ella, que se preparaba para las oposiciones a jueza, comenzó al irse a vivir a Estados Unidos. "Ya era vegetariana y empecé a interesarme por los productos no testados en animales. Acabé eliminando el resto de los productos animales que consumía, como la leche o los huevos", explica Estela. Conocer mejor en Los Ángeles el movimiento por los derechos animales fue tan inspirador que acabó por desterrar la idea de ser jueza y se convirtió en activista: primero en  PETA y después en el santuario Animal Acres. "No fue un gran cambio para mí, pues no dejaba de ser una causa social", asegura, aunque reconoce que abandonar la oposición a la judicatura "fue doloroso".

Seguir leyendo »

Muchas víctimas de violencia machista rechazan casa de acogida porque no admiten animales

¿A quién consideras ‘tu familia’? Esa es la pregunta que cada vez más personas se hacen cuando ni los protocolos ni la Administración consideran la protección de una parte de los miembros del hogar. Son muchas las situaciones en las que nos podemos encontrar con el problema de que parte de nuestros familiares se quedan fuera de la protección: una situación de emergencia, un desahucio, un ingreso médico imprevisto, las circunstancias de los transeúntes o sin hogar… Y entre ellas destaca también otra situación que siguen viviendo demasiadas mujeres: la violencia machista.

La sociedad se va concienciando cada vez más de la lacra que aún sigue arrebatando la vida de mujeres por el simple hecho de ser mujeres. Las víctimas mortales de la violencia machista (que se extiende más allá de los asesinatos cometidos por parejas o exparejas) son la sangrienta punta del iceberg del patriarcado. Un sistema que normaliza la dominación, la agresión y el considerar a unas personas inferiores a otras solo por su género. Nadie mata a su pareja por un arrebato: al acuchillamiento y al tiroteo le preceden humillaciones, amenazas y agresiones. Verbales y/o físicas. Y muchos agresores saben que la forma de hacer daño a su víctima muchas veces va más allá de su propia persona y están dispuestos a herir lo que ella más quiere: sus hijas e hijos, su padre, su madre, su perro o su gata.

Seguir leyendo »

Érase una vez… el respeto por los animales

En la literatura infantil es habitual encontrar muchos personajes encarnados por osos, tortugas, ballenas o hipopótamos. Pero, ¿están hablando realmente de animales? ¿Existen libros para niños que hablen realmente de animales? ¿Cómo los retratan? Con estas incógnitas entramos a la sección infantil de cualquier librería o biblioteca. Lobos que dan mucho miedo, ratones que recogen dientes o patitos preocupados por su físico. Una narrativa muy buena para las moralejas, pero muy poco útil si lo que queremos inculcar a los más pequeños es el respeto por los animales.

Cada vez son más las personas que se dan cuenta de esta anomalía y cabe celebrar que cada vez hay más autoras y autores se esfuerzan por juntar literatura infantil y empatía por los de otra especie. Pero si estos títulos no llegan al gran público, no se logra nada. “Nosotras queremos enseñar en Derechos Humanos, pero ignorando a los demás animales y al Medio Ambiente no podríamos hacerlo de verdad”, explica Olga Ibarra, una de las fundadores de Olacacia. Esta libería madrileña se creó por la falta de libros infantiles que hablaran de diversidad familiar, pero fue aumentando hasta contar con la actual sección de ‘Respeto por los animales’. Allí, tanto físicamente como de online, se puede encontrar títulos como El sueño de Chocolate,  de Elisabet Blasco, para que los niños menores de 4 años se pongan en la piel de un niño que busca ser adoptado por una familia; el mundo al revés de Juan Oveja también quiere ser una persona; Color animal, de Agustín Agra; o la aventura del rescate de La foca arco iris, de Alfredo Gómez Cerda.

Seguir leyendo »

Jornadas en Madrid por todas las víctimas de la caza

"El 95% de los perros de caza que recogemos las protectoras está desnutrido o malnutrido". Así de dura es la realidad que relata la veterinaria Inmaculada Manresa, miembro de  AVATMA y de la asociación Pelusas de Zaragoza. Ella y un jurista serán los encargados el próximo domingo de poner sobre la mesa en una conferencia los casos de maltrato reales en torno al mundo de la caza y la respuesta que la ley da a esas situaciones. Será una de las actividades organizadas para el próximo fin de semana en Madrid: durante dos días la plataforma No a la Caza con galgos y otras razas (NAC) fomentará la concienciación, sacará a la calle la problemática y mostrará a través del arte todo el sufrimiento que conlleva la práctica de la caza.

"Las malas condiciones de vida no las vemos solo en los perros abandonados", continúa la veterinaria, "sino también en los perros que tienen los cazadores. Les obligan a ponerles microchip, aunque muchas veces no lo hacen, pero nadie vigila el alimento. Otra de las normas es no tener al animal incómodo, pero muchos están recluidos en lugares muy reducidos, con consecuencias físicas en piel o articulaciones. Las consecuencias psicológicas son mucho peores. También deben poder mostrar su conducta normal, algo que no se cumple en las realas. Se pelean entre ellos porque están hacinados. Entonces les atan, se atrofian y así los entrenan después atándolos en coches".

Seguir leyendo »

La otra cara del Camino de Santiago

El Camino de Santiago es un reclamo turístico del norte de España, parte de Portugal y parte de Francia, que atrae a millones de peregrinos de cientos de nacionalidades. La imagen que éstos se lleven a casa de su experiencia es vital para que en la próxima temporada el éxito se repita, y sean muchos más los visitantes que activen la economía en las localidades por las que pasa. Una parte de ese éxito es que el Camino transcurra sin incidencias, justo lo contrario que ocurre cuando te encuentras un perro abandonado.

Erika, una italiana que hizo el recorrido en abril junto a unas amigas, recuerda que encontraron a una cachorrita sola. Su primera reacción fue llamar a la policía. “Me dijeron que en ese momento iban a comer y que no tenían tiempo para perros”, recuerda. Después llamaron al refugio de animales de Santiago de Compostela y obtuvieron otra negativa. “Nos dijeron que tenían muchos perros y que no había sitios para otros más”, explica Erika.

Seguir leyendo »

Galicia no es taurina

"¡Que lástima de bois!". Más de 80 años han pasado de esta afirmación de  Castelao en una estampa donde un hombre mostraba su incomprensión ante un cartel que anunciaba una corrida de toros. Una 'fiesta' que no llegó a calar en la cultura gallega, lo cual se demuestra ante la paupérrima afición taurina que existe en Galicia. De hecho, a fecha de hoy solo queda una feria taurina en toda la comunidad autónoma: la de Pontevedra. El pasado fin de semana se vivió en esta ciudad, un año más, la división en la sociedad sobre un tema como la tauromaquia. Mientras en la plaza se preparaban para celebrar la segunda tarde de toros -la primera fue el día 7 y la tercera el domingo 14-, decenas de personas se agolpaban en las calles de la capital pontevedresa para decir 'no' a las corridas.

Seguir leyendo »

¿Cómo te pudimos encerrar de por vida?

¿Cómo te pudimos encerrar de por vida? ¿Cómo pudimos hacer una cárcel para ti sin que cometieras ningún delito? ¿Cómo pudimos despreciar de esta manera tu vida? 

Son muchas las preguntas que durante 30 años de agonía se han podido acumular en la mente de todas las personas que lucharon por la liberación del oso polar llamado Arturo y que ha puesto fin a su sufrimiento de la peor pero quizás única forma en la que ya era posible: con la muerte. Arturo ha muerto después de vivir recluido en un ridículo recinto en el que lo más parecido a su hábitat era un miserable mural pintado en una de las pareces de su jaula. 

Seguir leyendo »

Policías que protegen a los animales

En los últimos años ha crecido el número de intervenciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado relacionadas con animales. Casos de abandono, de maltrato, problemas de convivencia. El resultado de todas esas llamadas ha dependido muchas veces de la buena fe del agente, puesto que la ausencia de protocolos hace más difícil llegar a una solución correcta. Por eso, los propios agentes demandan cada vez más formación al respecto. ¿Qué hacer en caso de encontrar a un animal herido o muerto? ¿Cuál es la normativa en mi ayuntamiento sobre la tenencia de perros? ¿Qué es maltrato y cuándo intervenir? Para responder a todas estas preguntas han sido varias las iniciativas en los últimos meses para que tanto los policías o guardias civiles como los ciudadanos y los animales se sientan más seguros. La última, y una de las más completas, se ha llevado a cabo en Logroño. Auspiciada por el  Gobierno de La Rioja a través de su Escuela Riojana de la Administración Pública, y apoyada por la Red de Protección Canina, ha formado a 20 agentes durante cuatro días. Lo destacable del curso, además del apoyo institucional y haber llenado las plazas disponibles, ha sido el carácter multidisciplinar de los ponentes.

“Lo que se pretende es que los agentes no tengan miedo y se reduzca al máximo el uso del arma”, explica Eduardo Justa, impulsor de la Red de Protección Canina y policía de Logroño. Muchos de sus compañeros de cualquier parte de España no saben qué hacer cuando alguien les llama por un perro atropellado o por un ave herida. La sensibilidad de Justa y de otros agentes, y su empeño por llamar la atención de las administraciones cuando tienen que actuar para proteger a un animal ha ido atrayendo a otros muchos policías.

Seguir leyendo »

Madrid vegano: eclosión de opciones en solo cinco años

No hay nada más satisfactorio que entrar en un lugar y elegir de la carta lo que más te apetezca. No sólo lo que puedes comer, si no lo que te apetece. ¿Y comprar sin mirar hasta la letra más pequeña de la etiqueta? Los que son vegetarianos o veganos entenderán estas afirmaciones, cansados de tener que preguntar, adivinar e incluso disculparse por querer saber lo que van a comer. Hacer realidad esta sensación sólo puede ocurrir en lugares muy concretos: donde todos sus productos sean 100% vegetales. Y en Madrid estamos de enhorabuena, ya que en los últimos cinco años las tiendas y restaurantes veganos han ido multiplicándose, aumentando y, sobre todo, diversificándose.

No todos los veganos tenemos los mismos gustos, asi que no todos los restaurantes deben ser iguales. Por esta razón nació  La Oveja Negra.“Queríamos un bar vegano accesible, nada elitista, no un restaurante”, explica Alfredo, fundador de la taberna de Lavapiés que poco a poco se convirtió en un lugar de referencia no sólo para antiespecistas sino también para feministas, cooperativistas y activistas de los movimientos sociales. Allí puedes comer unos chorizos a la sidra, unas croquetas, una hamburguesa y algo que hasta el momento no existía: “Queríamos un lugar donde comer algo tomándote una caña, sin más pretensiones”. Y así, este local, que en mayo cumplirá tres años, está dentro del mapa gastronómico no sólo para veganos. “Vienen muchos turistas, gente con intolerancias, como a la lactosa o al huevo, y tenemos muchos platos sin gluten también”. Además, muchos vecinos y trabajadores de la zona disfrutan con asiduidad de su menú diario por solo 8 euros.

Seguir leyendo »