eldiario.es

Marta Peirano

Marta Peirano es la Jefa de Cultura de eldiario.es. Antes lo fue en ADN.es y últimamente ha publicado tres libros: El Rival de Prometeo, The Cryptoparty Handbook y Turtles & Dragons

Una librería alternativa de Zaragoza es víctima del fuego cruzado entre partidos

El pasado 23 de septiembre, el área de cultura del Ayuntamiento de Zaragoza firmaba un convenio con la cooperativa Malaletra, responsable del Centro Social Librería La Pantera Rossa. Se trata de un proyecto -según explica la librería desde su propia página web- dirigido hacia la acción cultural y política, “que nace de la mezcla y del aprendizaje mutuo, que busca reunir la inteligencia colectiva, promover la creatividad, extender la crítica y la autonomía social”. El convenio era de 60.000 euros, que se entregarían a la cooperativa para organizar actividades para “la difusión y promoción de la lectura de libros de ensayo crítico y social en la ciudad de Zaragoza”. Esta semana, el PP ha acusado a la librería de organizar un "mitin pagado con el dinero de todos los zaragozanos". La causa: una mesa redonda llamada " Cambiar la ciudad para cambiar el mundo" en la que participaron Ada Colau, Maru Díaz y Tania Sánchez.

Seguir leyendo »

Cinco películas sobre el Holocausto que no empiezan por "La lista de"

Todo empezó en 1978, cuando la televisión norteamericana emitió una miniserie de cuatro episodios llamada Holocausto. Contaba las desventuras de la familia Weiss y no acababa bien. En Alemania se emitió por primera vez en 1978 con el título cambiado ( Catástrofe) y generó gran agitación entre los ciudadanos. Desde entonces, el Holocausto se ha convertido en un género favorito de Hollywood, un lugar común en el que reinan La lista de Schindler, de Steven Spielberg, La vida es bella, de Roberto Benigni y El Pianista, de Roman Polanski. Proponemos cinco nuevos títulos para recordar lo innombrable en el 70 aniversario de la liberación de Auschwitz.

Una joya extrañamente infravalorada, con un reparto simplemente insuperable. La trama describe uno de los doce juicios que tuvieron lugar en el Palacio de Justicia de Nuremberg antes de los Tribunales Militares. Allí fue donde los líderes militares, políticos y económicos de la Alemania nazi fueron juzgados por crímenes de guerra (Nuremberg era, por cierto, la ciudad donde en 1934 Hitler organizó la famosa marcha que documenta Leni Riefenstahl en El triunfo de la voluntad). Esta película recuerda uno de los más interesantes; el juicio presidido por el honorable Dan Haywood donde se juzga a los cuatro grandes magistrados alemanes.

Seguir leyendo »

Qué celebramos cuando celebramos el Día Internacional del Holocausto

A las nueve de la mañana del 27 de enero de 1945, las divisiones 100 y 107 del 60º Ejército procedente del Frente Ucraniano del Ejército Rojo abrió las puertas de Auschwitz I-Stammlager, donde se podía leer el eslógan del gobierno de Weimar que recuperó el partido nazi: Arbeit macht frei (El trabajo te hace libre). También llamado el campo principal, Auschwitz I tenía capacidad para 15.000 prisioneros (20.000 en días “buenos”). El más grande, sin embargo, era el campo de exterminio Auschwitz II-Birkenau, construido más tarde (un censo de 1944 cuenta 90.000 prisioneros).

El tercero, Auschwitz III-Monowitz, era un campo de trabajo que concentraba un complejo industrial que producía caucho sintético y caucho para la IG Farben, un consorcio de compañías químicas alemanas que inclu ía una fusión a la BASF, la Bayer, la Hoechst, Agfa, Chemische Fabrik Griesheim-Elektron y Chemische Fabrik vorm. La IG Farben era dueña de la patente del famoso Zyklon B y de la mitad de la empresa que lo fabricaba. Este fue el pesticida con el que se exterminaron millones de presos, incluyendo judíos, comunistas, gitanos, antisistema, intelectuales, masones, negros, homosexuales, mestizos, discapacitados y enemigos de guerra en general.

Seguir leyendo »

Tócala otra vez, Van

Van Morrison compuso Gloria mientras tocaba con The Monarchs en Alemania en el verano de 1963, pero no debutó hasta una jam session del Maritime Hotel, el club R&B que el irlandés abrió en Belfast en abril del 1964 con tres socios: Jimmy Conlon, Jerry McKernan and Gerry McKervey. Allí tocó por primera vez con Them, su primera banda. Baby Please Don't Go, su segundo single y el primer gran éxito de la banda, llevaba Gloria de cara B.

Antes de separarse, el grupo de Morrison sacó dos discos: The Angry Young Them y Them Again. Con el segundo, que pegó fuerte en Estados Unidos gracias a Mystic Eyes, llegó la gira americana. Y con un contrato de tres semanas en el Whisky a Go Go de Los Ángeles, llegaron los Doors.

Seguir leyendo »

Las oscuras visiones de Denis Johnson

Quien dice que la literatura no puede cambiar el mundo no ha leído  Catedral de Raymond Carver, La Lotería de Shirley Jackson o Un hombre bueno es difícil de encontrar de Flannery O'Connor. Como el visitante en la historia de Carver, las grandes historias cambian el mundo porque nos enseñan nuevas maneras de verlo y de existir con él. La catedral de Denis Johnson es Urgencias, una historia serpenteante con efectos literalmente alucinógenos que nos enseña más sobre la naturaleza humana que las obras completas de Sigmund Freud. Heredero de William Burroughs y Charles Bukowski, alumno de Raymond Carver y favorito de Tobias Wolff, Dave Eggers, Junot Diaz y George Saunders, Johnson sabe bien lo que es estar intoxicado. "Durante un tiempo era adicto a todo. Ahora sólo bebo mucho café". El título de su obra maestra, una colección de once relatos autobiográficos llamada Hijo de Jesús (Random House Mondadori, 2013), está inspirado en Heroin, la canción de Lou Reed: "When I'm rushing on my run, And I feel just like Jesus' Son”.

Johnson se lo vendió a su editor de Farrar, Straus & Giroux en un momento particularmente bajo de su vida, a cambio de que le pagaran los 10.000 dólares que debía al fisco. Resuelta la deuda, Johnson tardó el doble de lo estipulado (dos años) en entregarlo y encima entregó la mitad. Veinte años más tarde, sigue siendo su mejor libro y la mejor introducción a una obra llena de personajes imposibles de olvidar.

Seguir leyendo »

Cometieron seis errores: los fallos garrafales del biopic de Turing

Antes de la maravillosa biografía de Andrew Hodges ( Alan Turing: The Enigma, 1983), nadie sabía nada del papel que tuvo Alan Turing en la derrota de la máquina criptográfica alemana. La película de Morten Tyldum, The imitation game (en españa, Descifrando Enigma) está basada en ese libro y protagonizada por el inteligente y camaleónico Benedict Cumberbatch.

Y, sin embargo, hasta el propio Hodges ha expresado su indignación ante la poderosa inventiva de la adaptación. De alguna manera, la historia de un genio sin precedentes reclutado en secreto por el contraespionaje británico, que es perseguido por sus preferencias sexuales y se suicida con una manzana envenenada después de inventar la programación moderna era demasiado sosa para el espectador contemporáneo y han decidido salpimentarla un poco con romances, conflictos y espías rusos que nunca existieron.

Seguir leyendo »

Sobre brutos y bestias: las lecciones de Eugene Ionesco sobre el rebaño total

El apocado, bonachón y un poco piripi Berenguer, protagonista de Rinoceronte, aparece por primera vez en la obra de Eugene Ionesco en El Asesino, publicada en 1958 y después en El rey se muere (1962) y El peatón del aire (1963). En todas menos en una, Berenguer es un hombre sin ambición, ligeramente depresivo, que se convierte en héroe antisistema, por ser el único que ofrece resistencia a la apisonadora de la presión social. Y en todas acaba mal. En El asesino, Berenguer descubre una ciudad radiante al lado de su casa; un espacio limpio, bello, ordenado y perpetuamente luminoso donde, como en Tiffany's, no te puede pasar nada malo. Lamentablemente, ese edén urbano y potencialmente distópico de la ciudad de París esconde un asesino en serie que mata tres personas al día empujándolas a un lago. Espantado ante el desinterés de las autoridades, la aceptación de sus habitantes y el narcisismo de sus políticos, Berenguer acaba enfrentándose al asesino en una discusión típicamente kafkiana donde los valores cívicos se revelan tanto o más absurdos que el crimen más aberrante.

Seguir leyendo »

Descubre a Sharon Van Etten en cinco canciones

En su primer disco, Because I Was in Love, la neoyorquina Sharon Van Etten ya se desmarca del resto de las mujeres de voz frágil y sentimientos devastadores armadas con una guitarra. Con unos arreglos mínimos y una voz que propone intimidades galantes, se destripa a lo Cat Power con un disco de desesperanza total, después de que un chico le dijera que un novio la dejara, le guardara la guitarra bajo llave y la obligara a volver con el rabo entre las piernas al sótano de la casa de sus padres en el profundo Tennessee (Estaba loco; un controlador").

For you no es una de sus mejores letras pero es una de las más características, entre reflexiva y melancólica, con la seca ironía escondida en el I do, I do (Si quiero, sí quiero).

Seguir leyendo »

Marina Abramovic en tres actos demenciales

Hay episodios en la vida del arte contemporáneo que se sofocan de puro éxito, sepultados bajo la repetición de sus imitaciones futuras. Pocos han sufrido tantas reiteraciones como Rhythm 0 (1974), la primera performance explosiva de Abramović. La serbia se puso a disposición del público junto con 72 instrumentos de funcionalidades heterogéneas, desde un lápiz, una polaroid, una boa de plumas y un perfume hasta cuchillos, un hacha o una pistola cargada. Los visitantes eran entonces invitados a elegir un objeto y usarlo con ella de la manera que les pareciera más interesante. La artista aseguró que no se movería durante seis horas, pasara lo que pasara.

Lo que empezó como una reflexión acerca de la confianza y el contrato social acabó siendo una lección sobre la tendencia natural del ser humano a la violencia: "Lo que aprendí fue que, si dejas que el público decida, te pueden matar. Me sentí verdaderamente atacada: me cortaron la ropa, me clavaron las espinas de las rosas en el estómago, una persona me apuntó a la cabeza con la pistola y otra se la quitó". La falta de reacción de la artista hizo que la violencia escalara de manera geométrica."Después de exactamente seis horas, según el plan, me levanté y empecé a caminar hacia el público. Todos escaparon, evitando un enfrentamiento real".

Seguir leyendo »

El Cendeac de Murcia prescinde de su director tras invitar a Íñigo Errejón a un congreso

El  Centro de Documentación y Estudios Avanzados de Arte Contemporáneo de Murcia se ha quedado sin director. El pasado viernes, Javier Fuentes Feo fue convocado por Marta Lopez-Briones, directora general del Instituto de las Industrias Culturales y de las Artes, para enterarse de que sería su último día al frente de la institución. La noticia llega sólo dos semanas después de que el Cendeac celebrara el congreso España sin (un) Franco, cinco mesas donde se analizaba la actualidad económica y política por pensadores nacidos después de 1975. La comunidad artística de Murcia  asegura en un manifiesto que la terminación del contrato está directamente relacionada los invitados de ese congreso.

El planteamiento de España sin [un] Franco era analizar desde todas las ideologías la situación en España desde el 75 hasta hoy. Estaban Íñigo Errejón, Juan Ramón Rallo o César Rendueles, jóvenes promesas a caballo entre la academia y el periodismo como Eudald Espluga o Gustavo Sanromán, " trolls ilustrados" como JM Bellido Morillas, Carlos González Fuertes o James Doppelganger y profesores especializados en derecho o ciencias políticas como Ignacio Crego, de la Universidad Complutense. El titular de EFE fue: "Cendeac invita al director de campaña de Podemos a congreso filosófico".

Seguir leyendo »

  • Cine

    Siete obras de Andrei Tarkovski que (enfáticamente) no están en el dominio público

    #12 #2 Querido Balthazar, me he explicado muy pobremente. Pero gracias a tu amable comentario he entendido mi error y espero que ahora se me entienda mucho mejor. #8 Querido David, ese derecho al que te refieres es irrenunciable, por el simple hecho de que no puedes no haber producido una obra que ya has producido. La autoría no es sólo un derecho, también es una responsabilidad. #Everybody! Es verdad que los enlaces daban problemas. Los he corregido y he añadido los que sugieren en los comentarios (¡gracias #6!)

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -