eldiario.es

Marta Peirano

Marta Peirano es Jefa de Cultura y Tecnología en eldiario.es y columnista de Muy Interesante. Fundadora de Cryptoparty Berlin y co-directora de COPYFIGHT, ha publicado libros sobre autómatas, sistemas de notación futurismo tecnológico. Su charla sobre vigilancia en TEDxMadrid ha superado el medio millón de visitas. Su último libro es El Pequeño Libro Rojo del activista en Red, una introducción a la criptografía para periodistas, fuentes y medios de comunicación. Es el único libro del mundo prologado por Edward Snowden.

 

Títeres de cachiporra: una historia centenaria y violenta

Los títeres de cachiporra son políticos de nacimiento y violentos por definición: son la proyección popular de la libertad contra la opresión. Se reconocen porque no son de cuerda sino de guante, y porque siempre pegan al poderoso, al rico, al policía, a la autoridad. Su tradición en Europa es centenaria; aquí se llaman de cachiporra pero en Francia son guiñoles, Pulcinella en Italia, Don Roberto en Portugal, Kaspar en Alemania y Polonia, Karagoöz en Turquía y en Inglaterra se llama Punch. Todos protagonizan una trama simple de fondo antiautoritario que resuelven a base de violencia, ingenio y pillerío. Su poder contra el poder son el absurdo y la risa. Tienen colores y formas grotescas, con personajes robados de los cuentos populares infantiles y gastan bromas muy chuscas. Pero es todo una farsa diseñada para la denuncia, la radicalidad política. La infantilización de las formas es la estrategia que protege a los actores y a la compañía teatral de la censura y la persecución. Como hemos comprobado este fin de semana, con algunas autoridades no siempre funciona. "El títere de cachiporra es un género, una convención que se encuentra en todas las tradiciones europeas tiene unos lados oscuros y unos lados luminosos -explica Toni Rumbao, titiritero y autor del libro Rutas de Polichinela. - En el Don Cristóbal español están los cristobitas, muy alegres, vistosos y que tienen este lado oscuro que es el Don Cristobal Polichinela, un viejo verde que compra a la mujer, etc. En el Punch, Judy le da un bebe a cuidar a Punch y como no tiene paciencia, lo tira por la ventana. Punch y Judy tiene también un gag clásico con una máquina de hacer salchichas, por la que empuja a un policía, un cocodrilo, etc".

En España el títere de cachiporra tiene mucha tradición, probablemente porque requiere pocos medios y menos personal. Hay muchas compañías de uno; el mismo que monta el escenario representa a todos los personajes, cambiando de voz según exige el guión. La obra más famosa se representó por primera vez en Granada el día de Reyes de 1923, y fue una coproducción de Manuel de Falla con Federico García Lorca: La niña que riega la albahaca y el príncipe preguntón, más adelante ampliado y retitulado El Retablillo de don Cristóbal.  Sigue siendo muy popular. "Oigan señores el programa de esta fiesta para niños, que yo pregono desde la ventanita del guiñol, ante la frente del mundo", dice Lorca. Su Don Cristobal es un viejo verde que se casa con la bella Rosita en contubernio con la codiciosa madre de la muchacha, que le pega los cuernos con cuatro amantes hasta que queda embarazada de cada uno de ellos. A medida que van saliendo los niños, Don Cristobal les sacude un porrazo porque cada uno es de un hombre distinto. Esto es sólo el comienzo de un largo relato de enredos, cachiporrazos y crueldades sin fin. El espectáculo que representaron los tiriteros encarcelados llevaba un cartel que ponía "A cada cerdo le llega su San Martín" e incluía dos obras, Contra la democracia (de Grupos Anarquistas Coordinados) y Manifiesto SCUM, en referencia al texto que escribió Valerie Solanas antes de disparar a Andy Warhol. En este contexto, los titiriteros han sido acusados de un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo del art. 578 del C.P. por la exhibición "de una pancarta con la leyenda «GORA ALKA-ETA»" y de un delito de incitación al odio del art. 510 del C.P. "cuya perpetración derivaría (...) de la escenificación de “numerosas acciones violentas, tales como el ahorcamiento de un guiñol vestido de juez, el apuñalamiento de un policía y la violación de una monja y el apuñalamiento posterior con un crucifijo”. Se titula La bruja y Don Cristóbal.

Seguir leyendo »

La suave violencia de la razón sobre los hombres

Bertolt Brech empezó a escribir Vida de Galileo en Dinamarca, donde se había exiliado voluntariamente para escapar del nazismo. Entonces se identificaba con el matemático, y pronto se familiarizó con el trabajo de Otto Hahn y Fritz Strassmann, padres de la fisión nuclear. Niels Bohr le hizo de fact-checker con sus aseveraciones astronómicas a medida que las iba escribiendo.

En esta primera versión, Galileo es un héroe que se retracta de sus doctrinas para proteger la continuidad de su trabajo. Cuando se muda a California en 1941, Brecht reescribe la obra en inglés con ayuda del actor Charles Laughton. El compositor austríaco Hanns Eisler, también exiliado, les compone 13 canciones para solista, flauta, clarinete y clavecín. En esta segunda versión, Brecht está obsesionado por los efectos devastadores de la bomba atómica y la responsabilidad de los científicos que la hicieron posible. Entre los dos convierten a Galileo en un ególatra cobarde que traiciona a la ciencia para salvar el pellejo. La bomba H había despellejado al dramaturgo de su racionalismo científico. Galileo era un traidor a la ciencia, pero también a la humanidad. Su comparecencia ante el Comité de Actividades Antiamericanas templa su desprecio por el matemático. Después de pasar por Suiza, Brecht se muda a Berlín oriental donde, en 1953, escribe una tercera versión junto con los miembros del grupo teatral Berliner Ensemble. Aquí Galileo se queda a medias entre el héroe y el canalla, un personaje tan ambiguo como el progreso científico. Esta es  la versión que se estrenó el pasado viernes en el Valle Inclán con Ramón Fontseré en el papel protagonista y con Ernesto Caballero a la dirección. Las canciones de Eisner, extrañamente incluidas en la obra, son interpretadas con panache postmoderno por Alberto Frías, pero resultan más bien irritantes.

Seguir leyendo »

Fantasmas, monstruos locales y alienígenas en Madrid

La cultura manga tiene solo 70 años. Es hija de la dolorosa derrota del 45 y de la ocupación aliada. Entre los 50 y las olimpiadas de Tokio en 1964, la cultura pop y la emergente cultura publicitaria norteamericana se aparea naturalmente con el folklore japonés, que ya era melange del shintoísmo local, el budismo que importaron los predicadores chinos en 522 y la cultura violenta y fronteriza del samurai. También es hija de la bomba H, cuya visita incendió la historia con un verbo hasta ahora desconocido y que la cultura nipona no ha dejado de conjugar de manera obsesiva desde entonces. La resaca de aquella visita les trajo un extraño posthumanismo, una nueva relación con los cuerpos celestes y con las criaturas que llegan del espacio exterior. Esta es la receta que ha querido deconstruir la comisaria Kodama Kanazawa en Un planeta enloquecido: fantasmas, monstruos y alienígenas en el manga, la muestra que se inaugura el próximo miércoles 20 de enero a las 19 horas en la Nave 16 de Matadero Madrid.

Seguir leyendo »

Siete chicas malas que necesitas leer ahora mismo

Chicas malas, mujeres escapistas, indiscretas, venenosas y originales. Las siete personas que firman los siete títulos que vienen a continuación se caracterizan por haber elegido la contra, el camino menos transitado, la opción más difícil. Y por haber encontrado en ella su razón de ser. La peculiar Rebecca Solnit es, junto con Malcolm y Adler, de lo mejor que ha parido el ensayo norteamericano. Y la visionaria y oscura poeta María Negroni transita sin contaminarse los mundos de Shirley Jackson, la pluma más perversa de un género que emparenta con Lovecraft pero donde los monstruos somos nosotros. De Elena Ferrante y Caitlin Morán se ha dicho tanto que es mejor leerlas. Así que hagan el favor.

Seguir leyendo »

Porno de Laboratorio: alquimistas del siglo XXI

Titan es una de las lunas de Saturno y uno de los rincones del sistema solar que mejor conocemos, porque es el que más se parece a la Tierra. Fue precisamente un astrónomo español, Josep Comas i Solà, el primero en sugerir que Titán podía tener atmósfera. Lo hizo en 1907, observando un oscurecimiento en el borde con un anteojo de 108 mm.

Tuvimos que esperar casi 50 años para confirmar esa intuición, gracias a tecnologías nuevas y trepidantes. Pero la posibilidad de una tierra alternativa ha intoxicado los imaginarios de muchos pensadores interplanetarios, incluyendo a Stanislav Lem ( Fiasco), Arthur C. Clarke ( Regreso a Titán), Isaac Asimov ( Los anillos de Saturno), Kurt Vonnegut ( Las sirenas de Titán) y Robert A. Heinlein ( Amos de Títeres). Y a artistas como Andy Gracie, británico afincado en Barcelona, padre de dos hijos y de una saga de moscas diseñada para vivir en Titán.

Seguir leyendo »

Francia propone prohibir Tor y el wifi público

Le Monde tuvo acceso a documentos internos del Departamento de Libertades Públicas y Asuntos Jurídicos de Francia, en los que se explican dos propuestas que se votarán en el parlamento a principios de 2016. La primera es cerrar todos aquellos puntos de conexión wifi que sean libres o abiertos "bajo pena de sanciones penales" cuando se declare un estado de emergencia como el de los ataques de París. El argumento es que los sospechosos pueden comunicarse usando estas redes abiertas sin ser detectados por la policía.

La segunda es "bloquear o prohibir todas las comunicaciones de la red Tor", esta vez sin que haya estado de emergencia. El proyecto Tor, también conocido como el "router cebolla" utiliza su red de usuarios y un complejo sistema de rebotes para "anonimizar" a quien lo usa. El paquete de medidas incluye también el control de aplicaciones de voz sobre IP (VoIP) como Skype o Telegram, que serían legales pero cuyas empresas estarían obligadas a ceder las claves de sus usuarios o dejar puertas traseras para la identificación proporcionar las claves de cifrado o facilitar puertas traseras para identificar a sus clientes.

Seguir leyendo »

Angelina Jolie y Brad Pitt pinchan con un dramón

"Sólo una estrella de la envergadura de Angelina Jolie Pitt puede conseguir que se haga una película como By the Sea, dice Nigel Smith en el Guardian. Y no porque la película que ha escrito, dirigido y producido Angelina Jolie, y además a co-protagonizado con su marido Brad Pitt, sea la cumbre del séptimo arte sino porque solo el polvo de estrellas combinado de las dos estrellas más rutilantes del cine habría conseguido dinero para financiar un drama setentero sobre un matrimonio hecho migas donde apenas se cruza una palabra. En 132 minutos.

El escritor Roland (Pitt) y su mujer Vanessa (Jolie) se van de vacaciones al sur de Francia. Llevan 14 años juntos, pero no parecen muy contentos. Como en la excelente Don't look know, la historia de otro matrimonio roto que va a desembocar a Venecia, hay una escena de sexo tórrido de los bellísimos protagonistas que está muy bien. Como en cualquier cosa que haya hecho Tom Ford, cada plano, cada gesto y cada prenda chorrea lujo y carisma.

Seguir leyendo »

Diez libros para seguir de cerca la cumbre de París

Este año ha sido el más cálido de la historia. Según la Agencia Internacional de Energía, 2017 es la última curva en la carretera hacia la catástrofe medioambiental. Los expertos del clima coinciden en que, si no ejecutamos un paquete de políticas verdaderamente efectivas para reducir nuestro consumo energético, nuestras emisiones tóxicas y, en general, la ruta autodestructiva global que empezamos con la industrialización, no podremos mantenernos por debajo de los dos grados de temperatura que se acordaron en la cumbre de Copenhague. Este noviembre superamos el primero de esos dos grados, alcanzando una temperatura que la tierra no había experimentado desde hace 6.000 años. Las propuestas que 170 de los países han enviado a las Naciones Unidas no serán suficientes para que no suban dos grados más.

La cumbre de París quiere conseguir lo que no han conseguido las 20 cumbres anteriores, desde la inaugural de Berlín en 1995. Las más notables fueron la COP3 (donde se acordó el Protocolo de Kyoto), la COP11 (Plan de Acción de Montreal). La COP15 en Copenhague es famosa porque no se llegó a ningún acuerdo pese –o quizás precisamente debido– a la gran expectación. Este año a cuden a París representantes de 195 países y 138 de sus líderes, incluyendo los primeros ministros de los tres países que más contaminan del mundo: Barack Obama, Xi Jinping, y Narendra Modi. Hay mucha ansiedad, poco optimismo y, sobre todo, mucha desinformación.

Seguir leyendo »

Los cuatro trucos de Edward Snowden para empezar a proteger tu privacidad

Tenemos que protegernos, esto lo sabemos ya. Ahora bien: ¿quién le pone el cascabel a Internet? Hemos pasado de no creer que nos vigilan a creer que cualquier resistencia será inutil, sobre todo cuando el enemigo es tan poderoso como la Agencia Nacional de Seguridad y los gobiernos no están dispuestos a protegernos de sus abusos. Pero hay maneras pequeñas, rituales de higiene que, una vez aplicados a nuestra vida diaria, nos parecerán tan naturales como cepillarnos los dientes después de comer.

"No tiene que ser un cambio extraordinario en tu estilo de vida - le decía Edward Snowden, el experto en seguridad más famoso del planeta, a Micah Lee en su visita a Moscú-. Debería ser invisible, debería ser atmosférico. Debería ser algo que sucede de manera indolora, sin esfuerzo". Las tecnologías que propone son en su conjunto fáciles de instalar y relativamente fáciles de utilizar, funcionan sobre aplicaciones, plataformas y tecnologías que ya estamos utilizando y no requiere la compra de tecnología extra.

Seguir leyendo »

El gueto de Lisboa viene a quemar Madrid

Para los aficionados a la electrónica, Lisboa se ha convertido en una meca inesperada, el centro de una escena postcolonial que surge de los bairros sociais y de la crisis económica y que se concentra alrededor de Príncipe discos y de un grupo anárquico y descentralizado que se conoce como DJs Do Guetto. Eran varios pero nos gustaban cuatro: DJ Pausas, DJ Fofuxo, DJ Jesse y DJ Marfox. Es este último, uno de los jefes de la nueva escena portuguesa, el que estará pinchando este viernes en La Morada de Madrid con su propia versión del kuduro, un género angoleño-portugués de caderas rotantes que cruza los ritmos africanos con el house, el techno y el trance. 

DJ Marfox tiene 27 años y es de Portela, el barrio cercano al aeropuerto. Su padre tenía un equipo de sonido, su primo pinchaba. En las fiestas que organizaban se mezclaba la música de baile de las colonias -semba, kizomba- con Los Beatles y los Kinks. Su nombre viene del otro vicio que consumió su adolescencia: la saga Star Fox, un shooter de Nintendo. Se encontró con el resto en las Maquinas do Kuduro, citas clandestinas donde los chicos de las barriadas se juntaban en espacios abiertos o edificios abandonados para bailarse unos a otros bajo la mesa. Un poco a lo Footloose, pero salvaje. Kuduro no es un antiguo vocablo angoleño vinculado a rituales ancestrales; significa literalmente culo duro y tiene su razón de ser.

Seguir leyendo »

  • Cine

    Siete obras de Andrei Tarkovski que (enfáticamente) no están en el dominio público

    #12 #2 Querido Balthazar, me he explicado muy pobremente. Pero gracias a tu amable comentario he entendido mi error y espero que ahora se me entienda mucho mejor. #8 Querido David, ese derecho al que te refieres es irrenunciable, por el simple hecho de que no puedes no haber producido una obra que ya has producido. La autoría no es sólo un derecho, también es una responsabilidad. #Everybody! Es verdad que los enlaces daban problemas. Los he corregido y he añadido los que sugieren en los comentarios (¡gracias #6!)