eldiario.es

Menú

El Gobierno ocultó a Canarias las exploraciones de telurio mientras imponía las prospecciones petrolíferas

La Administración canaria se ha enterado del hallazgo de la expedición británica a través de los medios de comunicación, a pesar de la trascendencia que puede tener para la comunidad isleña

28 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Antonio Brufau y José Manuel Soria. (EFE)

Antonio Brufau y José Manuel Soria. (EFE)

El Gobierno de Canarias no estaba al tanto las exploraciones en busca de telurio en los montes submarinos situados al suroeste del Archipiélago ni del resultado de las gestiones diplomáticas para ampliar su plataforma marítima, lo que coincidió en el tiempo con la imposición por parte del Gobierno del Estado de unas prospecciones petrolíferas autorizadas por el exministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que eran rechazadas mayoritariamente por los isleños. 

La multinacional Repsol comenzó a perforar el lecho marino del pozo Sandía en noviembre de 2014, un mes antes de que una delegación española registrara ante la ONU la petición de ampliación de la plataforma continental al oeste del Archipiélago en 296.000 kilómetros cuadrados. 

Pese a que todos los indicios apuntaban a que la petición de ampliación partía de la búsqueda de petróleo, el I nstituto Geográfico y Minero de España (IGME) reconoció recientemente a Efe que tenía conocimiento por esas fechas de la posible presencia de telurio. Esto desembocó en dos campañas de investigación de los buques oceanográficos españoles, que identificaron ocho nuevos montes submarinos al sudoeste las islas en febrero del año siguiente. 

Sin embargo, nada dijo el IGME del verdadero sentido de la búsqueda de los buques españoles a la Administración canaria encabezada entonces por el nacionalista Paulino Rivero, que se opuso frontalmente a las prospecciones, lo que empeoró las ya deterioradas relaciones que mantenía con el exministro José Manuel Soria.

Según informa Diario de Avisos, la Administración canaria se enteró este jueves del hallazgo de la expedición británica a través de los medios de comunicación, a pesar de la trascendencia que puede tener para la comunidad isleña, que ha sufrido de manera especial el parón a la penetración de las renovables al nutrirse casi únicamente de centrales térmicas alimentadas por fuel.

Hasta 2.670 toneladas de telurio

La expedición ha encontrado en aguas cercanas a las islas  indicios de un gran yacimiento de telurio,  un metal poco abundante y muy apreciado en la fabricación de paneles solares. Según ha informado la BBC en su página web , los responsables de este descubrimiento calculan que en ese monte submarino, situado 250 millas (463 kilómetros) al sudoeste de El Hierro, puede haber unas 2.670 toneladas de este material, o lo que es lo mismo, el equivalente a una duodécima parte de todo el consumo mundial de ese metal.

La expedición internacional, JC142 ,   estudió esa montaña el pasado otoño y estaba liderada por el Centro Oceanográfico Nacional del Reino Unido (NOC). Contaba con la colaboración del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), el Servicio Geológico del Reino Unido, la Universidad de Southampton y la Universidad de San Pablo (Brasil), miembros que se embarcaron en el buque británico  James Cook .

El telurio es un material muy apreciado para la fabricación de placas de alta calidad para la generación de energía fotovoltaica.

Fuentes del Gobierno autonómico consideran "impropio" que no se les informara de la búsqueda del material en los fondos cercanos al Archipiélago, y aseguraron que solicitarán explicaciones a Madrid la próxima semana.

El Gobierno canario, ahora presidido por el también nacionalista Fernando Clavijo, está muy interesado en conocer de primera mano cualquier dato al respecto, así como saber en qué situación se encuentra la reclamación presentada ante las Naciones Unidas, según Diario de Avisos

Marruecos es uno de los países que han puesto trabas a la ampliación de la soberanía marina a la que aspira España. El País informó a mediados del pasado año que la propuesta entraba en  aguas del Sáhara Occidental, que Marruecos se atribuye como propias. 

El argumento que defendía España era que, en el futuro, cuando exista un Estado con el que negociar, se abrirán las conversaciones sobre aguas saharauis.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha