eldiario.es

Menú

La Fiscalía rechaza que Victoria Rosell pueda ejercer la acusación contra el juez Alba

El TSJC acepta el recurso de reposición de Alba, al que se había adherido el Fiscal Superior, contra la personación de la exdiputada de Podemos 

El auto sólo deja a Rosell la opción de seguir en la causa contra Alba como ejercicio de la acción civil

- PUBLICIDAD -
JpD acusa a la Fiscalía de Las Palmas de filtrar la investigación a Victoria Rosell

Victoria Rosell EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha rechazado, en un auto contra el que no cabe recurso, que la magistrada Victoria Rosell actúe como acusación particular contra el juez Salvador Alba en la causa que investiga la comisión de los delitos de prevaricación, negociaciones y actividades prohibidas a funcionarios públicos y abuso en el ejercicio de su función jurisdiccional por obstrucción a la justicia y coacciones, concretamente al empresario Miguel Ángel Ramírez.

El pasado mes de julio se había admitido a trámite la personación de la exdiputada de Podemos contra el magistrado que le sustituyó en el Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas de Gran Canaria, aunque siete días después Salvador Alba formuló un recurso de reposición contra el citado auto al que se adhirió el Fiscal Superior, Vicente Garrido, el pasado 2 de septiembre. Ese mismo mes Rosell se opuso al recurso de apelación.

El ponente del auto es el presidente del TSJC, Antonio Doreste a quien Salvador Alba, según la grabación realizada por Miguel Ángel Ramírez, mantenía al corriente de todo el proceso. Le acompañan en la sala los magistrados César García Otero y Javier Varona. Entiende el ponente que Rosell es una parte "perjudicada" pero no "ofendida" como así había defendido la jueza. Este argumento ya había sido esgrimido, en parte, por el Ministerio Fiscal, que sostenía que la exdiputada no es ni ofendida ni perjudicada y que sólo podría entrar en el procedimiento como acusación popular previo pago de la correspondiente fianza.

Además, en un galimatías jurídico expuesto a lo largo de nueve folios, se veta a Rosell en su ejercicio de la acción penal alegando los argumentos de Alba y la Fiscalía, que defienden que las modificaciones realizadas en la Ley de Enjuiciamiento Criminal son claras en cuanto a la restricción de la personación del perjudicado.

El auto subraya que la impugnante queda dentro del proceso penal como parte perjudicada y que se mantiene su personación en el ejercicio de la acción civil, que es "la idónea", siempre y cuando se pruebe algún daño moral o material a su persona durante la investigación. Por tanto, Rosell podría solicitar una indemnización si se abre juicio  oral por algún delito que no tenga como perjudicada a la Administración de Justicia, pero no está legitimada para proponer diligencias y participar de manera activa en la instrucción penal en curso. En definitiva, en el proceso contra Salvador Alba sólo quedará a partir de ahora la Fiscalía como posible acusación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha