eldiario.es

Menú

Pere Camps: "Para ser libres necesitamos la desobediencia civil"

Pere Camps, director del festival BarnaSants que comienza hoy bajo el lema 'La patria es el pueblo', destaca la importancia de la canción de autor en la sociedad.

"Un festival como éste no se puede evadir una realidad que ha ido conquistando nuevos espacios: la PAH, por ejemplo, era impensable hace pocos años".

Entre los homenajes previstos hasta el 14 de abril, destaca el que reivindica con "canciones de lucha y resistencia" al general Moragues, dentro de los actos del Tricentenari.

- PUBLICIDAD -
Pere Camps, director del BarnaSants./Juan Miguel Morales

Pere Camps, director del BarnaSants./Juan Miguel Morales

La patria es el pueblo. Es el lema de la 19ª edición del BarnaSants. El festival nació en las Cotxeres del popular barrio barcelonés en 1996 y se ha convertido en la referencia de la canción de autor en todo el Estado, manteniéndose fiel al espíritu con el que surgió: "Es un festival implicado en las cosas que pasan", comenta su fundador y director, Pere Camps. "En este sentido, el lema elegido quiere decir que la patria no es algo abstracto ni una simple palabra escrita en un papel. La patria es la gente, el pueblo, es quien tiene el poder de decidir -aunque ahora en nuestro país no nos quieran respetar este derecho-. Y no nos ha caído del cielo, lo hemos luchado".

"La canción de autor es una forma de explicar esta lucha y el BarnaSants es un ejemplo: desde 1996, en las Cotxeres, el festival ha representado los anhelos de la sociedad en cada momento", explica Camps. Y la humanidad ha funcionado conquistando pequeños (o grandes) anhelos... "Hace tres o cuatro siglos una declaración como la de los Derechos Humanos era impensable. La PAH [Plataforma de Afectados por la Hipoteca] lo era hace pocos años... Esto demuestra que vamos conquistando pequeños espacios y despertando conciencias. Sin los movimientos sociales y civiles no estaríamos en el estadio en el que estamos ahora, la desobediencia civil la necesitamos para ser libres". Todo ello es lo que se refleja en un festival en el que toman protagonismo artistas implicados en la realidad que los rodea. "No entendería que estuvieran alejados o desconectados de la sociedad. Cada cantante explica lo que pasa, es lo que han hecho siempre, desde los trovadores".

Dani Flaco, que se define a sí mismo como "rockautor obrero" y presenta el disco Versos y madera, abre el festival esta noche, en el Auditori, con las entradas agotadas. Tanto es así que en una segunda fecha (mañana) también se agotaron las localidades y ya hay programado un tercer concierto, el 6 de febrero. "Creo que habrá un antes y un después de este BarnaSants para Dani Flaco" , dice Pere Camps. "La suya es una música de barrio, con conciencia de clase, no olvida que empezó trabajando en la Seat y lo dejó para dedicarse a la canción".

El director del BarnaSants és un activista cultural./Juan Miguel Morales

El director del BarnaSants és un activista cultural./Juan Miguel Morales

Entre los más de cien cantantes que participan entre el 23 de enero y el 14 de abril encontramos de todo. "Desde los veteranos hasta las nuevas generaciones", subraya Camps . Estilos muy diferentes y todos auténticos y coherentes. Desde el incombustible y cáustico Javier Krahe hasta jóvenes guerreros inconformistas como Pau Alabajos o Cesk Freixas, pasando por viejas glorias de la cançó, como Maria del Mar Bonet o Pau Riba, por Pedro Guerra, Mazoni o Meritxell Gené o históricos que se retiran como los valencianos Obrint Pas.

El director del festival no quiere destacar uno por encima de los demás, pero sí pone énfasis en los homenajes que contempla el ciclo. El 30 de enero, y dentro de los actos del Tricentenari, el Auditori será escenario del concierto 300 años de canciones de lucha y resistencia, un homenaje al General Moragues, militar austracista detenido , torturado y muerto. Su cabeza permaneció colgada en una jaula en el Portal de Mar 12 años. "No es un homenaje con ganas de revancha ni nostálgico", explica Pere. "Es un homenaje a los generals moragues de hoy en día , que son los que luchan por la sanidad pública, por la enseñanza o por la lengua en Baleares".

Además de las seis actuaciones de artistas italianos programadas en la segunda edición del ciclo Cose di Amilcare y de la presencia de artistas sudamericanos, también destaca la conmemoración de los 40 años del asesinato de Salvador Puig Antich, con una serie de canciones anarquistas y de amor, y los 75 de la derrota en la Guerra Civil ("vamos de derrota en derrota", bromea Camps). Y otra mención especial merece el concierto homenaje a Pi de la Serra. "Es una reivindicación, más que homenaje, porque serán las nuevas generaciones las que harán 15 versiones temas de Quico. Es uno de los grandes de la cançó en los Païs Catalans pero para muchos jóvenes es desconocido".

En plena expansión geográfica del festival, con tres nuevas sedes, en Terrassa, Gelida y Alcoi (la ciudad de Ovidi Montllor, donde actuará su más que amigo Pi de la Serra), Pere Camps quiere remarcar también un cierto retorno a los orígenes, al barrio y el distrito de Sants: el Casinet de Hostafrancs acogerá cinco conciertos. "Es un espacio que nos interesa mucho porque tenemos en mente convertirlo en un centro de la canción de autor, con todo tipo de documentación".

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha