eldiario.es

Menú

"Luchar contra Rigau y luego contra Wert cansa, pero haremos un sobreesfuerzo"

Decenas de miles de maestros, alumnos y familias recorren las calles del centro de Barcelona en una jornada de huelga a la que se convocaba desde las guarderías hasta las universidades

La comunidad educativa catalana reconoce su fatiga tras semanas de movilizaciones contra los recortes pero acude multitudinariamente a la manifestación

Rigau cifra el seguimiento de la huelga en un 15% y los sindicatos responden que ha sido de más del 55%

- PUBLICIDAD -
Manifestación en Barcelona con motivo de la huelga en educación. /CARMEN SECANELLA

Manifestación en Barcelona con motivo de la huelga en educación. /CARMEN SECANELLA

"Ya no puedo protestar más", confesaba Núria, administrativa en la Universitat de Barcelona y madre de dos hijos. Desde hace un mes ha acudido a concentraciones contra los despidos en las universidades, se ha quedado a dormir con sus críos en la escuela donde estudian, en Granollers, y este miércoles ha acudido con ellos a la manifestación en Barcelona con motivo de la huelga contra la LOMCE. Cansada de tanta lucha, Núria no las tenía todas consigo y pensaba que la gente ya no llegaría con fuerzas a esta jornada de parón. Sin embargo, una multitudinaria marea amarilla ha vuelto a tomar las calles de Barcelona, y se prevé que del resto de ciudades de Catalunya esta tarde.

La jornada de huelga ha sido secundada en Catalunya por un 55% de los centros educativos, según los sindicatos convocantes, aunque al mediodía la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, ha cifrado el parón en un 15%. En las universidades, desde la Generalitat se ha insistido en el clima de "normalidad" en las aulas, pero lo cierto es que varias facultades de la UB y la UPC han paralizado por completo su actividad, y en la UAB no ha habido actividad en todo el campus.

En Barcelona, la Guardia Urbana ha cifrado la marcha en 10.000 personas, pero la comitiva llenaba gran parte de la Via Laietana y hasta Plaça de Catalunya. La sorpresa ante la masiva respuesta no solo se la ha llevado Núria, sino también la gran mayoría de sindicatos convocantes. Antes de empezar reconocían estar nerviosos precisamente porque la fecha de la huelga, de ámbito estatal, no encajaba del todo con el calendario de reivindicaciones de la comunidad educativa catalana, muy repleto de acciones en las últimas semanas, pero "al final debemos estar satisfechos porque han venido a la concentración desde educadores de guarderías hasta estudiantes universitarios", se felicitava Montse Ros, responsable de Educación en CCOO.

Manifestación en Barcelona con motivo de la huelga en educación. /CARMEN SECANELLA

La concentración ha llenado las calles de Barcelona desde la Plaça Universitat hasta la Via Laietana. Según la Guardia Urbana, 10.000 personas.


"Un día me quejo en la UB porque van a despedir a profesores lectores y asociados, y al otro tengo que acudir a una cacerolada en la escuela por el aumento de ratios y los recortes salariales a los maestros", insistía Núria, quien reiteraba el esfuerzo que implica la doble reivindicación: "Luchar contra Rigau y luego contra Wert cansa", pero añadía que, para defender la educación de sus hijos, "vale la pena el sobreesfuerzo".

Por una parte, la Generalitat ha recortado desde 2010 un 17% del presupuesto de Enseñanza, y no descarta volverlo a reducir este 2013. Rigau ha anunciado el cierre de más de 60 líneas de educación infantil para el curso que viene y tiene a los sindicatos en guerra por un decreto de plantillas que prevé que los directores de los centros puedan escoger el 50% de su plantilla. Por otra parte, está el anteproyecto de ley Wert, una norma "regresiva y reaccionaria", según los sindicatos, que además subleva a la sociedad catalana por su intención de desmantelar el modelo actual de inmersión lingüística.

A sus espaldas, la comunidad educativa catalana cuenta este último mes una 'semana amarilla' de lucha en las escuelas -con charlas y actividades diversas-, con una más reciente semana de sublevación en las universidades públicas por la aprovación de los presupuestos restrictivos de UB y UPC, y con centenares de acciones descentralizadas en los centros catalanes, entre las cuales una Iniciativa Popular en el Ayuntamiento de Barcelona contra el modelo de educación infantil implantado por el alcalde Trias.

Manifestación en Barcelona con motivo de la huelga en educación. /CARMEN SECANELLA

El despliegue policial en algunos puntos contrastava con el carácter familiar y festivo de la marcha. /CARMEN SECANELLA



- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha