eldiario.es

Menú

El voto ponderado y el cambio de opinión de tres delegados tumban la oposición al preacuerdo de Panrico

La empresa despedirá finalmente a 745 trabajadores y reducirá el sueldo a los que se queden en un 18%

CCOO prepara una denuncia judicial basada en la vulneración de derechos fundamentales para poder impugnar los acuerdos

Los autónomos vuelven al trabajo tras reducirse de 500 a 300 las bajas de este colectivo

- PUBLICIDAD -
El Parlamento catalán apoya a los trabajadores de Panrico y "lamenta" su incidente con los Mossos

Trabajadores de Panrico, concentrados ante el Parlament de Catalunya / EFE

El desenlace del conflicto de Panrico ha dejado helados a muchos de los trabajadores. El preacuerdo, que supone 745 despidos, una rebaja del 18% del salario de los operarios que queden y unas indemnizaciones de 25 días por año trabajado con un máximo de 14 mensualidades, ha sido firmado por la mayoría de los representantes de la comisión negociadora: 9 de los 13 posibles, aunque en las asambleas el resultado de las votaciones fue contrario al plan.

Los trabajadores de la planta de Santa Perpètua de la Mogoda han liderado la protesta. Quizás por este motivo esta plantilla es la más perjudicada por el plan de reestructuración que acaba de ser firmado. La contundencia de la negativa ha pesado en las urnas, pero parece que no lo ha hecho lo suficiente como para tumbar la balanza contra el plan empresarial.

Pero he aquí que la clave de todo está en la ponderación del voto pactada al inicio del conflicto entre las fuerzas sindicales. Según este reparto, las fábricas con menos trabajadores tenían un plus de representación sindical respecto a las fábricas con más plantilla.

De los 13 representantes laborales en la mesa negociadora 7 correspondían a UGT, sindicato que decidió ya hace tiempo el pacto como vía de solución del conflicto. Los otros 6 representantes eran de CCOO que, especialmente en Cataluña, se negaban a aceptar un plan laboralmente tan duro como el dibujado por la empresa.

Cambio de opinión

Fuentes de la negociación explican que el proceso estaba de antemano muy dividido porque, a pesar de la mayoría relativa de los votos de UGT, los representantes de la planta de Murcia, actualmente cerrada debido a un incendio, habían manifestado que votarían en contra. Por lo tanto, de 13 votos posibles, 6 de UGT se perfilaban como favorables. Y 6 de CCOO, más la representación murciana, 7, votarían en contra.

Finalmente, tres representantes de CCOO, de las fábricas de Valladolid y Sevilla, decidieron unirse al bloque favorable al preacuerdo argumentando que en sus plantas la mayoría de los trabajadores habían votado en este sentido. Por lo tanto, 6 votos de UGT más 3 de CCOO han dado la mayoría al preacuerdo.

En CCOO han manifestado su intención de aplicar medidas disciplinarias a estos representantes, "por no haber mantenido lo que se decidió".

En Santa Perpètua CCOO convocó el 26 por la tarde una asamblea para decidir nuevas medidas. Sea como sea, desde la federación de alimentación de este sindicato se ha comunicado que iniciarán actuaciones legales por entender que "se han vulnerado derechos fundamentales". Aunque las fuentes no han querido dar más detalles varios trabajadores consultados mencionan la palabra coacciones en el proceso que va de la primera a la segunda votación de este conflicto.

A todo esto la empresa ha llegado a un acuerdo con los trabajadores autónomos que realizan el reparto de los productos de bollería de la marca. El pacto supone reducir a 300 las bajas de estos trabajadores respecto a los 500 iniciales. Los que queden tendrán una rebaja de salarios del 15%.

Además la empresa ha deshabilitado el paro del reparto de sus productos con el pago lineal de 600 euros a cada trabajador autónomo.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha