eldiario.es

Menú

CATALUNYA

Junqueras pide al Constitucional que le deje en libertad porque su encarcelamiento "castiga" su ideología

El exvicepresidente presenta un recurso de amparo ante el TC para que le deje en libertad provisional o acorde medidas cautelares menos graves

Junqueras, encarcelado en Estremera desde el pasado 2 de noviembre, acusa al Supremo de practicar una "indebida sanción" a la ideología de Junqueras al mantenerle en prisión

- PUBLICIDAD -
Junqueras asegura que "el mejor regalo" que le pueden hacer es formar gobierno en Cataluña

Junqueras asegura que "el mejor regalo" que le pueden hacer es formar gobierno en Cataluña

El exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, ha pedido amparo al Tribunal Constitucional para que revoque su encarcelamiento. En un escrito, Junqueras alega que su situación de prisión provisional vulnera varios derechos fundamentales, por lo que su encarcelamiento "pone en crisis el modelo constitucional". Además, considera que la prisión "castiga" su ideología independentista, pese a haber desarrollado toda su carrera política por cauces "pacíficos".

En el recurso, el letrado de Junqueras, Andreu Van Den Eynde, solicita al TC que deje en suspenso la medida cautelar de prisión incondicional que ordenó la Audiencia Nacional el pasado 2 de noviembre y que confirmó en dos ocasiones el Tribunal Supremo. Pide al Constitucional que adopte medidas cautelares menos graves para su derecho a la libertad y que resuelva sobre el recurso de forma "urgente".

El escrito de Junqueras entra de lleno en el debate sobre la libertad ideológica de los encarcelados tras las últimas resoluciones del Tribunal Supremo que consideraba el independentismo como un riesgo de reiteración delictiva, y en consecuencia, un impedimento a su salida de prisión. A juicio de Van den Eynde, el Supremo "no está enjuiciando exclusivamente la comisión de unos presuntos ilícitos penales sino las ideas independentistas" de Junqueras.

"Aunque pueda generar incomprensión entre las personas que legítimamente defienden la unidad de España, es evidente que no constituye delito alguno pretender modificar el principio de unidad que consagra el artículo 2 de la Constitución", añade el recurso, que rebaja la Declaración Unilateral de Independencia a una "expresión de voluntad política que no fue seguida de actos jurídicos que la materializasen".

Al haber realizado el Supremo una "indebida sanción" a la ideología de Junqueras mediante su mantenimiento en prisión, algo "proscrito" por la Constitución, su defensa pide expresamente al TC que se pronuncie sobre si su encarcelamiento vulnera el artículo 16 de la carta magna que protege la libertad ideológica.

Fuentes del Constitucional han explicado que el ponente sobre la admisión a trámite del recurso de Junqueras será el presidente del tribunal, Juan José González Rivas. Sobre los plazos, se prevé que la decisión sobre si se acepta o no el recurso de amparo del exvicepresident se produzca en un mínimo de tres semanas, mientras que el fondo del recurso se podría resolver dentro de tres meses.

Ni rebelión ni violencia

No es el único derecho fundamental presuntamente vulnerado que invoca el abogado de Junqueras. Van den Eynde alega que la prisión incondicional viola otros nueve derechos fundamentales reconocidos en cinco artículos de la Constitución. En concreto, el derecho a la libertad, al juez ordinario predeterminado por ley y al juez imparcial.

En este sentido, el recurso reitera que el Supremo no es el tribunal competente para investigar la rebelión y que el caso debería remitirse al TSJ catalán. La defensa también ve vulnerado el derecho a la presunción de inocencia, a la legalidad, a la tutela judicial efectiva, a la participación política y el derecho a un proceso judicial con todas las garantías.

En el terreno de la legalidad y la previsibilidad de la ley, el recurso cuestiona la investigación por rebelión del Tribunal Supremo, al que afea que no identifique la violencia inherente a este delito, sino que "sólo recoge unos supuestos actos de violencia que no se identifican y que se equiparan en sus efectos a una especie de clima de temor, lo cual, aparte de absurdo, no se basa en prueba o indicio de la más mínima solidez".

"El proceso soberanista se podrá calificar jurídica y políticamente como se quiera, pero en ningún caso ha habido ningún tipo de levantamiento público y violento o tumultuario", remacha el escrito.

Si bien el recurso "confía" en que el Constitucional dará la razón a Junqueras y permitirá su salida de prisión, el escrito tampoco esconde que se trata de un trámite indispensable para llevar el encarcelamiento de Junqueras al Tribunal Europeo de los Derechos Humanos (TEDH). Mientras tanto, Van den Eynde recuerda: "Ni Junqueras ni el resto de encausados van a dejar de ser independentistas ni nadie puede exigírselo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha