eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La BNE ahorraría 365.475 euros con personal propio y no con contratos externos

- PUBLICIDAD -

El Tribunal de Cuentas considera "particularmente necesario" dotar de más trabajadores propios a la Biblioteca Nacional (BNE), según destaca en un informe que cifra en 365.475 euros el dinero que se hubiera ahorrado la institución de emplear a personal propio en lugar de hacer contrataciones externas.

Los datos se refieren a 2013, según refleja el informe de fiscalización de la actividad de la BNE correspondiente a 2011 y 2012, aprobado por el pleno del Tribunal de Cuentas, que propone la adopción de medidas para dotar a la Biblioteca Nacional de recursos suficientes para hacer frente a sus funciones.

Según ha informado hoy el Tribunal de Cuentas, entre 2010 y 2013, la Biblioteca Nacional suscribió 98 contratos para la prestación de servicios bibliotecarios, por importe de 26,4 millones de euros, señala el informe, que explica que los trabajos contratados correspondían a tareas propias del organismo.

Además, estos trabajos fueron realizados en sus dependencias, por lo que fue la BNE la que se hizo cargo de los consumos por la utilización de sus instalaciones y equipos informáticos.

El personal externo representó, en el periodo 2010-2013, entre el 43 % y el 49 % del total de los recursos humanos destinados a tareas de proceso técnico, lo que evidencia el carácter estructural de las carencias de medios personales de la Biblioteca, recalca el informe.

El Tribunal de Cuentas advierte también de que la contratación externa de estos servicios implica un menor control en la selección y formación del personal, además de plantear problemas de gestión derivados de la alternancia que se produce con cada nueva contratación.

El análisis sobre la razonabilidad, en términos estrictamente económicos, de la contratación externa reveló que, en los ejercicios 2011 y 2012, el coste medio de los empleados externos fue más alto que el de los propios de la Biblioteca, mientras que en 2013 se dio la situación contraria, como consecuencia de las menores disponibilidades presupuestarias.

Así, el Tribunal de Cuentas calcula que el coste de sustituir a los trabajadores externos contratados en 2013 por personal propio de la Biblioteca Nacional de categorías similares era inferior en 365.475 euros a la cantidad abonada por la prestación de servicios contratados en dicho periodo.

El informe señala también que la BNE carecía de sistemas de valoración del grado de eficacia, eficiencia y economía de la gestión de sus fondos bibliográficos, así como de información sobre los costes de los servicios y actividades de sus departamentos y unidades.

En 2013, el número medio de registros bibliográficos introducidos en el catálogo informático por cada empleado ascendió a 1.223, lo que representa un incremento del 15% respecto al ejercicio 2010. El coste de personal por cada registro incorporado ascendió en 2013 a 22,46 euros, un 33,10% menos que en 2010, señala el Tribunal de Cuentas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha