eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Dolores Redondo: el papel de la novela es entretener, no educar

- PUBLICIDAD -
Dolores Redondo: el papel de la novela es entretener, no educar

Dolores Redondo: el papel de la novela es entretener, no educar

La escritora Dolores Redondo, ganadora de la última edición del Premio Planeta, no cree que el papel de la novela sea educativo "sino más de entretenimiento", y en su caso no quiere dar ningún mensaje social sino narrar cosas que "deben ser contadas".

"En ocasiones es inherente a la novela hacer una crítica o retratar un momento concreto de la sociedad, y si alguien se siente identificado y cree que aporto algo con lo que escribo, estupendo, pero el resto es simple entretenimiento", dijo Redondo en una entrevista con Efe en Bogotá donde presentó "Todo esto te daré" (Planeta).

La galardonada novelista, que quiso ser escritora desde la adolescencia, ha enfocado sus cinco libros al género de la novela negra, impulsada en gran medida por el trabajo literario de la dramaturga británica Agatha Christie, hacia quien siente una gran fascinación.

"Escribo en torno a la muerte porque hago novela negra y el género lo demanda ya que todos estamos marcados por la muerte", afirmó Redondo (Donostia-San Sebastián, 1969), quien se convirtió en un gran éxito editorial con su trilogía del Baztán.

Asimismo, aseguró que su novela negra no es "pura", sino que es bastante mestiza al responder a varios intereses de investigación en su trabajo, así como a la facilidad de fusionarla con cualquier otro género literario "incluyendo zombies".

Redondo, que publicó su primer libro, "Los privilegios del ángel" en 2009, aseguró que su trabajo es "un estudio sobre el duelo y sus distintas fases" debido a su interés en analizar "uno de los problemas que tiene nuestra sociedad en el intento de superar las pérdidas".

Sobre "Todo esto te daré", galardonada con el premio Planeta 2016, Redondo mencionó que contiene "un duelo muy fuerte", pues retrata "lo que debe ser la lógica salida del dolor ante la muerte de un ser querido, que queda detenida por las sospechas de que este llevaba una doble vida".

Esta novela cuenta la historia de Manuel, un hombre que debe investigar la extraña muerte de su marido Álvaro y la doble vida que este vivió a sus espaldas, por lo que contará con la ayuda de Nogueira, un guardia civil jubilado, y Lucas, un sacerdote amigo de la familia de su esposo.

En este trabajo, Redondo destacó la relación de los tres protagonistas, a la que calificó como una "amistad contra pronóstico" debido a sus múltiples diferencias, razón por la que catalogó este factor como "la luz de su novela".

"La inesperada amistad de estos tres hombres sin ninguna afinidad aparente ayuda a Manuel a navegar entre el amor por quien fue su marido y el tormento de haber vivido de espaldas a la realidad, blindado tras la quimera de su mundo de escritor", agregó.

Redondo destacó que esta es su primera novela protagonizada por un hombre, aunque admitió que no fue un cambio premeditado sino que lo hizo por puro divertimento, pues "fue una cuestión de cambiar el registro y hablar desde una voz masculina".

Ellos contrastan con la protagonista de su trilogía de Baztán, Amaia Salazar, una mujer que muestra "la fortaleza de su género en su campo laboral y la fragilidad que acarrean las emociones de su vida privada", "lo que supone un ejercicio de control enorme por su parte para sustraerse de su propio dolor", sentenció.

La escritora resaltó que Amaia Salazar es un personaje que le ha traído "mucha suerte", pues "El guardián invisible", el primer libro que protagoniza, fue llevado al cine y se estrenó el 3 de marzo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha