eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Justin Bieber se redime en Bogotá ante un publico entregado pero incompleto

- PUBLICIDAD -
Justin Bieber se redime en Bogotá ante un publico entregado pero incompleto

Justin Bieber se redime en Bogotá ante un publico entregado pero incompleto

Después de meses de espera y de largas horas de filas, miles de seguidores disfrutaron hoy del concierto del cantante canadiense Justin Bieber en Bogotá, quien regresó más maduro a la capital colombiana cuatro años después de protagonizar un incidente con las autoridades por pintar grafitis en las paredes de la ciudad.

El show del ídolo adolescente, que tiene la facilidad de congregar también a las madres de sus seguidores, fue precedido por una celebrada sesión de la DJ colombiana Ali Stone, quien además tocó la guitarra y cantó.

El artista empezó su 128a actuación de la gira minutos antes de lo previsto metido en una inmensa caja de cristal sostenida en el aire por cables, cual joya codiciada con locura por todo el publico asistente.

"Where are you now" fue el primer hit que cantó el canadiense haciendo enloquecer al publico con una contundente mezcla de electrónica tropical que logró que apenas dos minutos después de empezar el concierto sus fanáticos parecían haber llegado al éxtasis musical.

El concierto, que tuvo lugar en el estadio "El Campín" de la capital colombiana, no escatimó en medios técnicos que permitieron ofrecer a los asistentes, que en todo caso no llenaron el estadio, un espectáculo visualmente impecable e impactante.

En lo musical, Bieber (de 23 años) desplegó su repertorio habitual de canciones que los asistentes entonaron a todo pulmón, llegando a oscurecer la propia actuación del cantante que se movió con sutileza por géneros como el pop, el rock, la música melódica y la electrónica más agresiva.

El canadiense bailó, cantó y realizó pequeños monólogos entre canción y canción, prácticamente imperceptibles debido al estruendo ensordecedor de los miles de seguidores que gritaban sin parar con los ojos iluminados de felicidad por ver a su ídolo, que no visitaba la Bogotá desde 2013.

Se podría decir que el joven le ha cogido el gusto a la capital colombiana, que hace cuatro años observó con estupor como Bieber pintaba en sus paredes una bandera de Canadá -el país en el que nació- presidida por una hoja de marihuana.

Tanto es así que Bieber alargó su estancia en Colombia, llegando el domingo a Bogotá en su avión privado y aprovechando para jugar golf en un club local este fin de semana mientras en la ciudad se desataba la locura habitual que ya han vivido países como México, Perú, Australia, Chile o Ecuador.

Por lo demás, la zona en donde se realizó el concierto vivió horas traumáticas por los cierre viales que contribuyeron a que el ya caótico tráfico de vehículos se acentuara.

Miquel Vera

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha