eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Marroquíes Bajos, veinte años de proyectos resucitados por una leyenda

- PUBLICIDAD -
Marroquíes Bajos, veinte años de proyectos resucitados por una leyenda

Marroquíes Bajos, veinte años de proyectos resucitados por una leyenda

Marroquíes Bajos, en Jaén, es una Zona Arqueológica con una de las secuencias culturales más completas y complejas de la arqueología de España. Más de veinte años después de que comenzase a excavarse su puesta en valor sigue pendiente cuando vuelve a ser noticia por una leyenda, la de la Atlántida.

Y es que Marroquíes Bajos, que, con más de 130 hectáreas, incluye uno de los asentamientos calcolíticos más importantes de Europa y las almazaras más grandes conocidas del Imperio Romano, continúa a la espera de que vean la luz algunos de los proyectos que se presentaron en la primera década del siglo.

Es el caso de un parque arqueológico previsto en una parcela, ahora abandonada, de 6.000 metros cuadrados, o la integración de los restos encontrados en lo que se preveía iba a ser la Ciudad de la Justicia.

En este último solar de 13.964 metros cuadrados se diferenciaron hasta cinco grandes etapas cronológicas, siendo las más importantes la prehistórica, donde se podían identificar dos de los cinco anillos concéntricos que formaban el poblado, además de numerosos grupos de viviendas circulares, y la islámica, con una gran vivienda, la mayor de Marroquíes, junto a una necrópolis de entre el siglo VIII y el XIII con más de 500 enterramientos y un mausoleo.

Marroquíes, que durante años fue zona de huertos y se encontraba en el extrarradio, está ahora, en parte, bajo los cientos de edificios que se construyeron cuando comenzó la expansión urbana de la ciudad en 1994 y que obligó a realizar cientos de excavaciones arqueológicas de urgencia, gracias a las cuales se pudo comprobar la riqueza que alberga.

Según ha asegurado a Efe Manuel Molinos, director del Instituto Universitario de Arqueología Ibérica, a pesar de lo que se pueda pensar sólo se ha excavado una mínima parte de la zona, otra se encuentra bajo el parque de El Bulevar, las zonas verdes, o en solares sin urbanizar, algunos de ellos con una especial protección para que en tiempos mejores sean puestos en valor.

A este respecto ha habido quejas y denuncias como la de Juan M. Molina, que asegura que hay intereses que prefieren más urbanizar que integrar los restos encontrados y pide al Ayuntamiento la musealización de la ciudad calcolítica, recogiendo firmas a través de Change.org.

Sin embargo, para Molinos, lo que hace falta no es tanto una labor de excavación, sino de conocimiento, es necesario estudiar de forma seria las miles de cajas de material encontrado en el yacimiento, algunas de las cuales aún no se han mirado, y hacer un estudio riguroso de todo el conocimiento que se descubrió con esas intervenciones de urgencia que es lo que realmente darán información sobre el lugar.

Una mención aparte merecen las almazaras de época romana halladas dentro de la Zona de Marroquíes, una de ellas, la llamada de Cuétara, es, según Molinos, la más grande conocida del Imperio Romano, sólo por ellas y lo que simboliza para la provincia de Jaén como mayor productora del mundo, merecería la pena Marroquíes Bajos.

Con seis prensas y contrapesos de unos 2.000 kilos cada uno, la almazara de Cuétara podría procesar diariamente 12.600 kilos de aceituna, unos 1.260 kilos de aceite al día, según estudios.

Gran importancia tiene también el Cortijo de Los Robles, ahora bajo un parque y montones de tierra para evitar su expolio, que contaba con seis prensas de aceite, aunque de menor peso, dentro de un complejo, una villa romana, con vivienda, que representa la mejor muestra de arqueología romana en Jaén, según Molinos.

El arqueólogo asegura que está todo bastante parado desde que comenzó la crisis y que falta voluntad política para poner en valor algunas de estas almazaras, algo que entroncaría muy bien con las actuales iniciativas que se están poniendo en marcha respecto al oleoturismo o dentro de una tierra donde la producción de aceite es un símbolo desde hace 2.000 años, una seña de identidad.

Marroquíes Bajos y su puesta en valor no es un tema nuevo, pero ha sido una leyenda, la de la Atlántida, recogida en un documental de National Geographic situando la ciudad teórica de Platón en esta zona, la que parece haber vuelto a recordar a las administraciones su importancia, haciendo incluso que el pleno del Ayuntamiento de Jaén aprobara hace unos días un nuevo estudio para realizar parques arqueológicos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha