eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Matar o matarte en un accidente de tráfico: realidad virtual para evitarlo

- PUBLICIDAD -
Matar o matarte en un accidente de tráfico: realidad virtual para evitarlo

Matar o matarte en un accidente de tráfico: realidad virtual para evitarlo

Vas despistado mirando el móvil y atropellas a un bebé, matándolo, o te saltas un semáforo y mueres tirado en el asfalto. Tranquilo, no es real, aunque ahora podrás vivirlo como si lo fuera por una iniciativa de Interior para concienciar de las imprudencias al volante.

"Sobrecogido de una manera especial" se ha quedado el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, al ponerse las gafas virtuales que permiten ver en 360 grados el vídeo elaborado por la empresa GAZ VR junto con Iberdrola, en el que tres conductores eligen, sin saberlo, destinos muy diferentes: volver a casa sanos y salvos, ser encarcelados por homicidio o matarse en una colisión.

Y es que, como ha dicho el ministro, el refrán dice que "nadie escarmienta en cabeza ajena", sino viendo las cosas por sí mismo... Aunque sea virtualmente.

"Tú eliges" se llama la iniciativa que convierte al ciudadano en protagonista de historias de gran "realidad y crudeza, pero una crudeza que es realista", según ha dicho el ministro y comprobado también por los invitados a la presentación organizada en la sede de la compañía eléctrica en San Agustín de Guadalix.

Conforme se ponían las gafas y el vídeo avanzaba se les cambiaba la cara, asustándose y entristeciéndose.

Las gafas de realidad virtual permiten "meterse en la pantalla" y sentirse protagonista de la historia en la que varios jóvenes van en un coche y pasan un control de alcoholemia con "0,0".

Pero también del angustioso atropello del carrito de un bebé, que los del coche no ven porque van distraídos con el móvil, y tras el que la madre llora y grita pidiendo ayuda mientras los jóvenes se dan cuenta de lo que ha pasado. Luego se ve que el conductor ingresa en prisión por homicidio y por conducir temerariamente y bebido.

Los rostros vuelven a cambiar cuando, en la tercera historia, el conductor va rápido y se salta un semáforo en rojo, a pesar de que una amiga le recrimina. "No te ralles que no pasa nada" le contesta justo antes de impactar con otro coche y morir, viéndose a sí mismo tirado en el suelo y siendo tapado con la manta con la que se cubre a los cadáveres.

"Impacta mucho", "es muy realista" y "es concienciadora" han sido algunas de las opiniones de varias de las personas que se han puesto las gafas de realidad virtual para sumergirse en la iniciativa "que te mete mucho en el papel".

Y así se podrá ver en diferentes eventos para jóvenes, según ha adelantado Zoido, quien ha precisado que serán miles los chicos que tendrán la posibilidad de verlo con esta calidad, aunque también se puede ver de forma esférica con el ordenador o incluso el móvil en plataformas como Youtube, Facebook o Vimeo.

Además el Ministerio pondrá esta iniciativa en manos de ayuntamientos y otros organismos para que la difundan.

Se trata de la primera vez que una institución utiliza oficialmente la realidad virtual, y lo hace para insistir en la importancia de la prevención y concienciación sobre los riesgos que tiene jugársela a volante, según Zoido.

El objetivo es revertir cifras aún preocupantes, como que cada año mueren 500 personas por distracciones al volante, lo que representa el 30 por ciento de todas las víctimas mortales en carretera. Y la distracción más frecuente en los últimos tiempos es el teléfono móvil.

El ministro ha hecho hincapié en que, según cifras recientes, más del 40 por ciento de jóvenes europeos reconoce que se usa el móvil en algún momento de la conducción, aunque la mayoría reconocen que es algo peligroso.

Ha recordado también que, como anunció recientemente el director de Tráfico, Gregorio Serrano, se está trabajando en un nuevo aparato que mejore los controles de drogas, de manera que se pase de los aproximadamente 100.000 anuales actuales a 800.000.

"Nunca se puede garantizar la seguridad absoluta, pero a veces somos nosotros mismos, con nuestra actitud y nuestras decisiones al subir un coche y al conducir, quienes podemos elegir si el viaje tiene un final feliz o se va a convertir en una pesadilla para toda la vida", ha resumido el ministro, que perdió en 2003 a uno de sus hijos en un accidente de tráfico cuando el joven tenía 17 años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha