eldiario.es

La Orquestra de Cadaqués "celebra" mañana su vida con Neville Marriner

- PUBLICIDAD -
La Orquestra de Cadaqués "celebra" mañana su vida con Neville Marriner

La Orquestra de Cadaqués "celebra" mañana su vida con Neville Marriner

Neville Marriner iba a dirigir mañana en Madrid a la Orquestra de Cadaqués pero falleció de un infarto, el 3 de octubre, a los 92 años. Sus "chicos" mantienen ese concierto y la gira que tenían preparada y se lo dedicarán para "celebrar" la suerte de haber compartido durante 25 años con él música y vida.

Sir Neville Marriner, autor de la banda sonora de la película de Milos Forman "Amadeus" (1984), habría subido al podio del Auditorio Nacional para dirigir el "Concierto para violín opus 61", de Beethoven, con la presentación de Agustin Hadelich como solista, su "Sinfonía número 2" y a la obertura del ballet "Alphonse et Leonore ou l'amant peintre" de Sor.

Sin embargo, el músico, que había dirigido el día anterior un concierto, murió el 3 de octubre mientras dormía.

"Cuando alguien tiene 92 años, piensas que esto va ocurrir, pero en su caso era imposible pensarlo. Tenía una vitalidad superior a todos nosotros y parecía invencible. Ha sido una sorpresa, pero le ha ocurrido de la mejor forma posible", explica en una entrevista con EFE el director titular desde 2011 de la Cadaqués, el santanderino Jaime Martín.

El inglés, creador de la Academia de Música de St. Martin in the Fields, era director invitado de la Orquestra de Cadaqués desde que un grupo de músicos que había abandonado, por edad, la Joven Orquesta Nacional de España (JONDE) decidió fundarla para no perder el contacto y seguir tocando juntos, recuerda Martín (1965).

La orquesta nació en el seno del Festival de Música de Cadaqués en los años 70, en 1988 empezó a llamarse como se la conoce y en 1990 se independizó de la localidad ampurdanesa, con la que ya no tiene ninguna vinculación.

"Neville vino por primera vez hace 25 años. Conseguir que un director de su importancia te dirija una vez entra dentro de lo posible pero que lo haga 96 veces... Eso ya no es una casualidad. Estaba muy a gusto con nosotros", recuerda Martín.

Han querido mantener el programa que interpretarán mañana porque era "muy típico" de él: "Aparte de que la 'Segunda' de Beethoven siempre le gustó y que el violinista que eligió es extraordinario, que incluyera una obra de un catalán (Ferrán Sor) es uno de sus gestos, porque él quería que todo el mundo escuchara un repertorio español por descubrir".

Marriner siempre tuvo tiempo para ellos y estaba muy orgulloso de la orquesta: "La Cadaqués ha cambiado su carácter, ha crecido y es un ejemplo bastante importante de lo que ha pasado con la música en este país. Ahora tiene un punto de peligro incontrolado, de fuego incontrolado, muy latino", decía el fallecido en una entrevista con EFE cuando cumplió 90 años.

La orquesta, precisa, está "en un momento dulce", con una "gran proyección internacional", recogiendo el fruto del esfuerzo "de tantos años", y ahora hay "músicos muy buenos".

Martín, que comparte en la Cadaqués la batuta con Gianandrea Noseda, titular desde 1994, es flautista y conoció a Marriner en St.Martin in the Fields: "Me vaticinó que sería director y en 2008 debuté apadrinado por él".

"Hace cuatro años que dejé de tocar la flauta -con la London Philarmonic Orchestra- y después de la oferta de la Cadaqués también acepté ser director de una orquesta sueca. Así que por un lado el balance de este tiempo es fantástico pero también es un torbellino", se ríe Martín.

Le encantaría que mañana el concierto fuera "muy especial" pero ninguno de los 50 músicos de la orquesta quiere que sea "un velatorio".

"Neville era una gran persona, un gran director, de los de más influencia del mundo, pero también era el antidivo y quería que todo el mundo disfrutara de lo que hacía. Mañana será un día de celebración de la suerte de haber compartido estos años de música y de vida", afirma.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha