eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Ovashvili opina que todo el mundo puede entender una historia sin necesidad de lenguas

- PUBLICIDAD -
Ovashvili opina que todo el mundo puede entender una historia sin necesidad de lenguas

Ovashvili opina que todo el mundo puede entender una historia sin necesidad de lenguas

El director georgiano George Ovashvili estrena hoy en España "Corn Island", una poética historia protagonizada por un granjero y su nieta, en la que apenas hay diálogos, porque cree que "los gestos, las miradas y los paisajes pueden transmitir sin que el idioma suponga una limitación".

En una entrevista con Efe, Ovashvili se ha referido a su particular forma de narrar, prescindiendo prácticamente del lenguaje, y ha considerado que "es mucho más fuerte una mirada, la manera en la que dos personas se relacionan sin hablar", pues "puedes decir 'te quiero', pero el cuerpo puede demostrar otra cosa distinta".

"Corn Island" (2014) narra de forma delicada y minimalista la historia de un viejo granjero y su nieta en un escenario particularmente único, unas pequeñas y fértiles islas ideales para el cultivo de maíz que se forman durante la primavera tras la bajada del río Enguri, en la zona limítrofe entre Georgia y el territorio rebelde de Abjasia.

"Cuando hice el guión tenía mucho más diálogos, pero a medida que iba trabajando con los actores estos se perdían, si podía suprimir una frase, lo hacía", ha explicado el cineasta, añadiendo que solo dejó las conversaciones necesarias para que el espectador comprenda una determinada información.

Ovashvili entiende el cine como una herramienta principalmente visual -"en muchos de mis cortos no utilizo ningún diálogo"- y opina que todo el mundo puede entender una historia sin necesidad de lenguas porque a través de "los gestos, las miradas, con la plasticidad de los cuerpos y del espacio, puedes transmitir sin que el idioma suponga un problema".

En relación sus referentes en el mundo del cine, el director georgiano reverencia a Charles Chaplin, Fellini, Tarkovski, Buñuel o Bergman, y aunque se haya inspirado en la situación real de su país, se ha valido de referentes asiáticos como Kaneto Shindo, Kim-ki Duk y Kurosawa para realizar "Corn Island".

El nuevo filme del director georgiano ha tenido una buena acogida por la crítica y ha logrado galardones como el Grand Prix - Globo de Cristal del Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary, la Antígona de Oro, Premio de la crítica y el Premio JAM a la mejor música en CINEMED (Montpellier), el Premio a la Mejor película en el Trieste Film Festival y el Gran Premio en Split (Croacia).

El largometraje está rodado en 35mm, formato con el que el director aprendió a hacer cine y sobre el que reconoce que le da más fe en sí mismo.

En cuanto al mensaje que transmite "Corn Island", Ovashvili indica que como director no pensaba en símbolos mientras rodaba porque simplemente quería "contar la historia".

No obstante, como espectador de su propio filme opina que los dos símbolos que él ve son "de un lado el abuelo, una vida que termina, y la nieta, que es una vida que tiene que empezar. De alguna manera, sin que una de estas vida termine, la otra no puede iniciarse, tiene que ser una especie de ciclo", apunta el cineasta.

Por otro lado, ve una especie de conexión entre la joven y la isla, pues "cuando ella llega a la isla, es como un bebé, no está cultivada, acaba de nacer y no tiene historia". En cambio, "cuando se van de allí, la isla ha dado sus frutos, ha pasado por un momento de florecimiento, como la chica".

De forma paralela, Ovashvili ha hablado sobre la situación de su país, que, señala, en 2008 vivió una invasión rusa en las regiones de Abjasia y Osetia del Sur, o Georgia central como lo llaman los georgianos, lo que provocó la expulsión de 350.000 georgianos por parte de 60.000 abjasos ayudados por el ejército ruso.

"Ahora -asegura-, Rusia controla de alguna manera a la población abjasa y está imponiendo el ruso en las escuelas", aunque según Ovashvili "los abjasos se están dando cuenta de esto y empiezan un poco a reclamar una identidad nacional propia, independiente a la rusa", concluye.

"Corn Island" se estrenará hoy en una docena de salas españolas y, por ejemplo, se podrá ver en Barcelona, Sant Feliu de Llobregat (Barcelona), Girona, Madrid, Valladolid, Palma de Mallorca, Majadahonda (Madrid), Sevilla, Toledo, Málaga, Vigo y Valencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha