eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El París del terrorismo recuerda a la Ocupación, según el biógrafo de Modiano

- PUBLICIDAD -
El París del terrorismo recuerda a la Ocupación, según el biógrafo de Modiano

El París del terrorismo recuerda a la Ocupación, según el biógrafo de Modiano

El París de los atentados yihadistas del pasado 13 de noviembre recuerda el del final de la Ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial, según el escritor Fernando Castillo, autor de una biografía de Patrick Modiano, titulada "París-Modiano. De la Ocupación a Mayo del 68" (Fórcola).

Para Fernando Castillo, la Ocupación "fue un corto periodo de tiempo de una intensidad extraordinaria donde se concentró lo mejor y lo peor de la sociedad francesa y en el que pasaron muchas cosas, la mayoría en París, y no olvidemos que la mayoría de los terroristas yihadistas tenían nacionalidad francesa".

En una entrevista con Efe, el escritor dice que su libro es una combinación "en sentido amplio" de la biografía de Modiano, así como de su padre Albert y de su madre, y cuyas vidas tanta relevancia tienen en la narrativa del autor francés, que ganó el premio Nobel de literatura el año pasado.

"Tiene algo de investigación, como todo ensayo que se precie; tiene mucho de aproximación a la obra de Patrick Modiano pues sus personajes y tramas son esenciales, pero es sobre todo una mirada a un momento histórico que va de 1940 a 1968 a través del cristal de las obras y la vida de Modiano", añade.

Acerca de la obsesión de Modiano sobre la Ocupación alemana de París durante la Segunda Guerra Mundial, dice que "la ocupación alemana, aun sin vivirla, fue la época histórica de referencia durante su infancia, el periodo en el que sus padres se conocieron y en el que vivieron su aventura".

"Además, es una época en la que todo, lo bueno y lo malo de la sociedad francesa afloró sin trabas y se multiplicó en solo cuatro años. De hecho, como toda época convulsa que se quiere olvidar con rapidez, es un periodo que ejerce una fascinación comparable a la Segunda Guerra Mundial, un periodo que es mucho más que una guerra", añade.

Pese a su origen judío, en ningún caso puede decirse que Albert, el padre de Modiano, fuera una víctima de la Ocupación, "pues supo aprovechar en su beneficio una situación excepcional al participar en las oficinas de compras montadas por los alemanes, beneficiándose de unas relaciones poco recomendables".

"Sin embargo, estas actividades no parece que le comprometieran hasta el extremo de convertirse en un miembro de las bandas de hampones que formaban la siniestra Gestapo francesa y cuyo empleo en las tareas represivas y policiales en la lucha contra la Resistencia dio lugar a una guerra sucia de una ferocidad tremenda, sobre todo en el centro de Francia". dice.

Sin embargo, y siempre según el relato de Modiano, "la condición de judío de su padre y los encontronazos que tuvo con la policía francesa encargada de la represión antisemita, podrían situarle entre las víctimas".

"La madre de Modiano, belga de origen flamenco y por lo tanto casi aria, algo que le aproximaba a los alemanes, fue una actriz que buscó trabajo durante la Ocupación, aunque no consta que tuviera ninguna afinidad ideológica hacia los alemanes aunque es indudable que el entorno de Luisa Colpeyn durante los dos primeros años de la Ocupación, en Bruselas y en París, era el del ocupante", añade.

Modiano hijo pertenece a la generación de la inmediata postguerra, "la del baby-boom, la que deja la adolescencia a principios de los años sesenta. Es la generación "ye-ye", la de Mayo del 68, una de las de mayor protagonismo del siglo", precisa.

En cuanto a la obra literaria de Modiano, para Fernando Castillo, es de emociones y personajes; luego, sin duda de ambientes. "La trama es muy subsidiaria. A veces ni siquiera se aprecia o se oculta tras los personajes y el ambiente en el que se mueven".

En cuanto a dónde encajar a Modiano en la literatura francesa, Modiano es autor de la mítica editorial Gallimard, que tiene en su catálogo a cerca de cincuenta premios Nobel.

"Entre todos hay un hilo conductor que une a quienes tienen a la ciudad como escenario y una manera poética de situar a los personajes en un relato en el que no suceden cosas, sólo pasa el tiempo", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha