eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El Sant Jordi dominical arranca perezosamente y se anima al mediodía

- PUBLICIDAD -
El Sant Jordi dominical arranca perezosamente y se anima al mediodía

El Sant Jordi dominical arranca perezosamente y se anima al mediodía

A diferencia de lo que ocurre cuando Sant Jordi cae en día laborable, hoy las calles se han ido animando paulatinamente, si bien a mediodía en las principales vías de una ciudad como Barcelona el pleno era casi total, con autóctonos, gente de comarcas y turistas que lo fotografían todo con cara de sorpresa.

Si a las nueve de la mañana, los únicos que ocupaban el espacio público eran los trabajadores de los servicios municipales de limpieza, unos cuantos practicantes de atletismo urbano y los que montaban a última hora las paradas de libros y rosas, a las doce del mediodía, la plaza de Cataluña empezaba a hervir de gente, igual que sus calles adyacentes.

A pesar de que los protagonistas principales de la jornada serán los libros y las rosas, no es difícil toparse con todo tipo de asociaciones y entidades que aprovechan para dar a conocer sus iniciativas, desde las más solidarias, a empresas que repartirán más de 10.000 bolsas de nueces, u otras que entregan puntos de libros.

Tampoco son ajenos a la festividad los partidos políticos, con estratégicas casetas instaladas junto a las grandes librerías, en las que hay colas de hasta hora y media para conseguir la firma de los escritores predilectos de los lectores.

Marta y Anna han estado más de hora y media de pie, entre cientos de personas, para que Elisabet Benavent les dedicara alguno de sus títulos como "La magia de ser", que les hace sentir "muy identificadas" con lo que cuenta.

Por su parte, el joven Javier, un lector voraz de apenas quince años, ha estado media hora para poder contactar con Fernando Aramburu, autor de "Patria", uno de los más solicitados hoy, y que ha dicho a Efe estar "emocionado por lo que dicen los lectores de la novela". "Uno no es de hielo", ha precisado.

Otra escritora muy solicitada en estas primeras horas de Sant Jordi ha sido la norteamericana R.J Palacio, autora de "Wonder", que entre lágrimas en algún momento, ha abrazado a algunos de sus seguidores, uno de ellos en silla de ruedas.

La editora de La Campana, Isabel Martí, una de las protagonistas del pre-Sant Jordi al dimitir de la Associació d'Editors en Llengua Catalana por estar en desacuerdo con la visita de Soraya Sáenz de Santamaría el pasado viernes a Barcelona, decía que Palacio es una persona "encantadora" y no dudaba en afirmar que "Wonder" es ella.

Mientas los escritores firmaban, la también periodista Empar Moliner hacía notar que los usuarios de los autobuses turísticos no paraban de grabar y captar imágenes, sorprendidos por lo que se vive en Barcelona en este día.

Precisamente, el hermano del Che Guevara, Juan Martín Guevara, ha reconocido a Efe que "no había visto antes nada igual, es algo sorprendente, especialmente, porque todos vienen con libros de papel, en una época en la que solo prima la tecnología".

Anka y Petra, dos alemanas, que desconocían la fiesta de Sant Jordi, sentadas en un céntrico banco consideraban que era algo "muy bonito, parecido a un gran festival musical", algo que el italiano Pietro y su familia no tenían tan claro porque solo se han interesado por preguntar: "¿Dónde está la Boqueria?".

Efectivos de la Guardia Urbana dirigen el tráfico y a los peatones del centro de Barcelona, apoyados por una treintena de jóvenes, con petos naranjas que, a semejanza de los trabajadores del metro de Tokio en hora punta, ayudan a que todo el mundo cruce como se debe por la zona.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha