eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Japón reintenta poner en la órbita de Venus la sonda Akatsuki tras cinco años

- PUBLICIDAD -
Japón reintenta poner en la órbita de Venus la sonda Akatsuki tras cinco años

Japón reintenta poner en la órbita de Venus la sonda Akatsuki tras cinco años

La Agencia Aeroespacial de Japón (JAXA) llevó a cabo hoy su segundo intento de poner una sonda en la órbita de Venus para observar su atmósfera, cinco años después de que la primera tentativa fallara por problemas en el sistema de propulsión.

A las 8.51 hora local (23.52 GMT del domingo) los motores de la sonda Akatsuki comenzaron una ralentización de 20 minutos para reducir la velocidad del vehículo y ponerlo en órbita, detalló la cadena pública japonesa NHK.

La sonda Akatsuki fue lanzada en mayo de 2010 con seis tipos de equipamiento de observación destinados a estudiar las espesas nubes sulfúricas que envuelven al planeta, además sus fenómenos volcánicos y meteorológicos como su superrotación atmosférica, que se mueve sesenta veces más rápido que su superficie.

El vehículo debía entrar en la órbita del planeta en diciembre de ese mismo año, pero un fallo en el sistema de propulsión del motor principal impidió que desacelerara lo suficiente y dejó atrás el planeta sin completar la operación.

Desde entonces, ha estado dando vueltas alrededor del Sol y llevando a cabo las maniobras necesarias para corregir su trayectoria.

La JAXA reprogramó el vehículo con la esperanza de que los cuatro propulsores restantes logren orbitarlo correctamente y le permitan permanecer dos años realizando labores de observación.

La agencia aeroespacial japonesa informará sobre los resultados de la operación a final del día, indicó la agencia de noticias Kyodo.

El aparato no podrá recoger sin embargo toda la información inicialmente prevista.

Akatsuki fue diseñada para llevar a cabo una misión de cuatro años, pero ha estado operativo desde hace cinco y medio.

La sonda ha estado además expuesta a las altas temperaturas del Sol y ha soportado cargas de radiación mayores a las estimadas en su diseño, pero la JAXA aseguró que de momento no hay daños en sus equipos, según informó Kyodo.

Japón invirtió unos 25.200 millones de yenes (188 millones de euros/204 millones de dólares) en su misión a Venus, con la que pretendía realizar el primer mapa tridimensional de las espesas nubes sulfúricas que envuelven al planeta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha