eldiario.es

Menú

Montoro sobre el "aguinaldo" del FLA: "No sé de qué se queja el Señor Puig"

El Ministro de Hacienda niega que sea "electoralista" presentar la inyección de dinero a la Generalitat en Valencia a cuatro días de las generales

- PUBLICIDAD -
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, en la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana.

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, en el centro, en la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana.

"Agradecería que el presidente de la Generalitat aclarara que su deuda con el estado no cuesta ni un duro en intereses". El Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha aterrizado este miércoles en Valencia -a cuatro días de las elecciones- para explicar, satisfecho del trabajo realizado, todas las transferencias de fondos del estado hacia la Comunitat Valenciana en 2015.

Montoro ha pasado de puntillas sobre el monumental enfado de Ximo Puig, que le ha acusado de "deslealtad institucional continuada" por vender el envío pendiente de 1.400 millones del FLA como si fuese un "aguinaldo navideño". El ministro, con media sonrisa, no ha querido abrir una guerra de declaraciones con el presidente socialista del Consell.

"No sé exactamente cual es la queja de Puig", pero "no puedo aceptar" la acusación" de electoralismo o deslealtad. "Hemos venido a Valencia a presentar las transferencias financieras que el estado hace a las comunidades autonómas, incluida la valenciana, como hacemos todos los años por estas fechas".

1.500 millones para pagar 112.000 facturas

Montoro ha comunicado -un hecho ya conocido- que la Comunitat Valenciana recibe a partir de este miércoles 1.586 millones de euros del estado para pagar 112.000 facturas de la Generalitat pendientes de pago. El ministro ha insistido en que la situación de la Comunitat Valenciana, sin ser idílica, es mucho mejor que la 2012, el primer año de gestión del actual gobierno del PP. Entonces, la Generalitat rozaba la quiebra.

Ahora, "el 70% de la deuda valenciana [de 40.000 millones] pertenece al estado, que no cobra intereses. Este año hemos transferido vía mecanismos extraordinarios 8.600 millones a la Generalitat", utilizados para abordar gasto corriente y vencimientos de deuda antiguos. "Se ha conseguido abaratar el coste de la financiación para que las administraciones autonómicas puedan hacer frente al gasto social", ha dicho el ministro.

Nuevo modelo de financiación

Tras defender que la actuación del estado ha permitido que la Generalitat ahorre en intereses - mil millones menos en este apartado en 2016- Montoro ha reconocido la infrafinanciación de la Generalitat. Su plan, ha expuesto, es abordar la reforma del sistema en 2016. Una comisión de expertos de distintas partes de España deberá dar un diagnóstico técnico a principios de año para, a continuación, abrir la negociación política.

Intereses por el impago del IRPF

Montoro, acompañado por Juan Carlos Moragues, actual delegado del Gobierno y conseller de Hacienda de la época, ha explicado la posición del gobierno en la polémica de los 400 millones de deuda en concepto de IRPF: En 2012, la Generalitat no pagó a hacienda las retenciones de los sueldos de los funcionarios por falta de dinero. Ahora, el estado exige, ante la estupefacción del Consell, el pago de 52 millones en intereses.

"Esa operación fue pactada entre administraciones dadas las dificultades financieras de la Generalitat en ese momento. El aplazamiento de pago no conlleva ningún tipo de recargo o penalización, pero sí el pago de intereses. Es un acuerdo habitual entre administraciones", ha explicado el ministro ayudado por su equipo. El Consell deberá pagar esos 52 millones antes del 4 de enero. Para entonces, con unas elecciones de por medio, tal vez Montoro no tenga posibilidades de seguir de ministro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha