eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una recuperación que no llega a los de abajo

Distribución Renta

Sin patrimonio se puede vivir, y muy bien si hay buenas rentas. Sin rentas, siquiera en especie en un comedor social, no se sobrevive mucho tiempo.

Según los datos de Eurostat, entre 2008 y 2016 la desigualdad de renta empeoró notablemente en España. Los que estaban peor han ido progresivamente a peor, y los que estaban mejor han mejorado en forma creciente. Un resultado de política económica irracional: sacar del bolsillo de los más pobres para engordar el de los más ricos.

El 10% de la población con menos renta, que en 2008 se llevaba tan sólo el 2,5% de la renta disponible total, perdió cinco décimas en el reparto hasta 2016. En el otro extremo, el 10% de la población con mayor renta ganó 7 décimas en el reparto, la mayor subida. Si esas décimas se hubiesen aplicado al decil de los más desfavorecidos, estos habrían aumentado su participación sobre la renta de 2016 en un 60% (3,2% en vez del 2%). No habría estado mal.

Seguir leyendo »

El sinhogarismo encubierto es la situación más frecuente entre las mujeres sin hogar

Rodaje vídeo colaborativo “El InterMiedo”

Si le preguntase a alguien que hiciese un retrato robot de una persona sin hogar seguramente la describiría de la siguiente manera: es un hombre, de entre 45 y 60 años, duerme en un cajero o en una acera, no tiene familia, consume alcohol y mendiga. No lo neguemos, esta es la fotografía del sinhogarismo que reina en el imaginario colectivo. Evidentemente este perfil se corresponde con un perfil del sinhogarismo, pero no con el de todas las personas (ni mucho menos) que se encuentran en esta situación.

Vivimos en un sistema dominado por el patriarcado y el sinhogarismo, la pobreza y la exclusión social no iban a ser ajenos a ello. El sinhogarismo habitualmente se ha estudiado, explicado, comprendido e intervenido desde una visión androcéntrica, que invisibiliza la especificidad de las estrategias de vivienda de las mujeres. Por eso, cuando hablamos de una persona sin hogar pocas veces nos imaginamos a una mujer, de casi 60 años, procedente de una familia con muy pocos recursos que vivía en una casa de renta antigua, que no ha cotizado nunca pero ha trabajado toda la vida cuidando a su madre que murió hace unos años. Esta mujer percibe una RMI con la que paga una habitación en una casa compartida.

El concepto de "sin hogar" se asocia a estar a la calle o a dormir en albergues, espacios de los que se suelen sacar las estadísticas y en los que las mujeres son una minoría ya que se encuentran en otras manifestaciones del sinhogarismo más difíciles de detectar y de cuantificar: vivir en una vivienda sin título legal, bajo amenaza de violencia machista, vivir en una chabola, en una vivienda insegura, por ejemplo. Por ese motivo se habla de que el sinhogarismo encubierto es la situación de alojamiento más frecuente entre las mujeres sin hogar.

Seguir leyendo »

Transparencia o evasión: ¿de qué lado está Europa?

La transparencia es vital para afrontar la evasión y elusión fiscal. Imagen de Mike Wilson en Unsplash

Hace unos pocos días, el Comisario Moscovici dejaba claro en una conferencia en Bruselas que la lucha contra la desigualdad pasa por construir un sistema fiscal más justo. “ Necesitamos una Europa más justa y no puede ser tan solo un cliché. Es lo que la gran mayoría de ciudadanos europeos esperan de nosotros. Y esto no será posible sin una fiscalidad más justa”.

Más de 350.000 ciudadanos de todo el mundo dan la razón al Comisario Moscovici y han apoyado con sus firmas la lucha por conseguir un sistema fiscal más justo para todos.

Ahora sólo falta que no dejemos pasar de largo las ocasiones de ir más allá de la retórica. Y hoy es uno de esos días en qué veremos de qué lado se inclina la balanza de la maquinaria europea.

Seguir leyendo »

Acuerpamiento y orgullo

Manifestación por la diversidad en Nicaragua. Imagen de Milagros Guadalupe Romero.

Mi primera marcha del Orgullo LGBTI fue en el 2014. Sentía inseguridad y mucho miedo. Estaba aterrado por el simple hecho de ser un homosexual visible. Era la primera vez que participaría en una conmemoración global que reúne masivamente en cada país a lesbianas, homosexuales, trans, bisexuales y toda persona que le convoca el activismo por las libertades sexuales.

Ya en el lugar de los hechos, el miedo se transformó en placer. Abrazarme y sentir el calor de otras y otros que cotidianamente resisten a la discriminación y corear consignas al unísono, me hizo dar cada paso teniendo presente que somos muchas y muchos, que estamos en todas partes, en constante rebeldía contra un sistema que coloca en la periferia nuestra existencia.

Recordar esta experiencia, me hace reflexionar en lo valioso que son las redes de solidaridad, en lo vital que es el acuerpamiento maricofeminista.

Seguir leyendo »

República Dominicana: cuestión de prioridades

Desarrollo y desigualdad son una realidad y una paradoja para millones de personas en República Dominicana. Imagen de Pablo Tosco/Oxfam Intermón.

De ese paseo en barca recuerdo lo difícil que me resultaba mover el remo en un río repleto de desechos, de basura. Nada tenían que ver esas aguas con las cristalinas de Punta Cana que te muestran las agencias de viajes. Nada tenía que ver la imagen de los hoteles 'todo incluído' con lo que veía a la ribera de ese río: casas construidas con chapas, con restos de bidones, con cartones... Pero es que el propósito de mi viaje nada tenía que ver con el de un viaje de vacaciones.

He visitado países en los que la pobreza y desigualdad están presentes. La diferencia con este viaje es que cuando hablaba con amigos y familiares que iría a República Dominicana, rara es la persona que no me dijo: ¡qué suerte!

Y precisamente suerte es lo que no tienen las familias que viven en casas construidas con chapas de bidones de aceite. A cada crecida del río ven como lo poco que tienen desaparece. Llevan décadas viviendo en lo que se conoce como 'albergues', cuya finalidad era acoger temporalmente a las familias damnificadas por huracanes y tormentas tropicales y que se han quedado como única vivienda. El Gobierno se sigue olvidando año tras año.  

Seguir leyendo »

La existencia lesbiana como resistencia al patriarcado

Mujeres

Sucedió hace dos meses. Estábamos en Cochabamba, Bolivia, aprendiendo sobre arte urbano con un grupo de jóvenes que iban a realizar un mural sobre derechos de las mujeres en las paredes de su centro educativo. Yo les mostraba, a modo de contexto e inspiración, obras de mujeres artistas y les compartía algunas reflexiones sobre arte y feminismo.

Se sucedían imágenes, a veces muy duras, de cuerpos que se muestran explícitamente o son violentados, motivos, entre otros, que abordan las artistas feministas en sus obras y que chicas y chicos observaban con curiosidad pero sin grandes aspavientos. Solo fue cuando llegó una imagen lésbica de Gerda Wegener, concretamente de una serie de acuarelas eróticas que realizó la artista danesa en 1925, que se generó cierto murmullo y pude observar que una de las chicas se tapaba la cara con estupor.  

La charla continuó pero yo no me quitaba aquello de la cabeza. De todo lo que habíamos visto… ¿era esa imagen lésbica la más escandalosa? ¿La más extraña? ¿La que generaba mayor incomodidad? ¿Más aún que la violencia?

Seguir leyendo »

10 rasgos inequívocos de las personas activistas

Dos activistas de diferentes organizaciones se saludan en el transcurso de un encuentro. Imagen de Daniel Larena / Oxfam Intermón.

Pepa Torres es  el alma de la Red Interlavapies, una organización que impulsa, motiva, refuerza y empodera especialmente a personas de diferentes procedencias del barrio madrileño. Como dice, es activista “porque creo en las personas y siento que vivimos en un mundo que no me gusta; no podría vivir sin ser crítica”.

Dialla y Pepa son dos personas diferentes pero con mucho en común. Hace unas semanas, Oxfam Intermón reunió a las 21 organizaciones de nuestra sociedad con las que ha trabajado en los dos últimos años para evaluar el trabajo realizado conjuntamente. Muy impresionada por la calidad humana y la capacidad de acción de las personas que compartimos la jornada, quise saber qué motiva a las personas que integran estas organizaciones para luchar por una causa. Con sus respuestas, he elaborado este decálogo:

Confianza: Un activista es una persona que confía en que se pueden cambiar las cosas, que confía en que estableciendo vínculos personales e impulsando la actividad cultural se puede ejercer presión política”. Quien habla así es Paula Cueto, miembro de la Fundación Lydia Cacho, organización que con el apoyo de Oxfam Intermón ha impulsado la sensibilización de chicos y chicas adolescentes a través del teatro “sobre la trata de personas con fines de explotación sexual  y sobre la prostitución. Hemos pensado con ellos y ellas sobre género, violencia, identidad sexual…

Seguir leyendo »

Las personas sin hogar tenemos que salir del armario de la pobreza

Taller de vídeo de personas sin hogar

Víctor añadía " Hace pocos concluimos un taller de vídeo que, además de abrir la jaula mental, nos convocó a contar las cosas a nuestra manera, enriqueciendo a todos/as desde el trabajo colectivo y las responsabilidades individuales. Pero lo mejor de todo es ver cómo el discurso y la participación son las mejores herramientas para producir el destete asistencial y generar iniciativas propias”.

En Asociación Realidades apostamos por una comunicación transformadora, entendida como un elemento integrador más dentro del modelo de intervención social que defendemos, que fomente la participación social y la recuperación de la autonomía personal de quienes se encuentran sin hogar. De ahí nace la campaña NO CALLES #sinhogaryconderechos en la que se enmarca esta acción de vídeo participativo que pone una herramienta de comunicación y expresión al servicio de la participación y de los procesos de cambio social que impulsa la Asociación Realidades.

Seguir leyendo »

La desigualdad en España pide a gritos un plan nacional

La sociedad española ha perdido la confianza en el ascensor social. Imagen de Alejandro López Parejo.

El año pasado alertamos sobre la brecha social con el informe ‘Una economía para el 99%. Los ingresos del 10% de la población con mayor renta en España fueron un 36% más elevados que los que recibía el 40% de población con menor renta.

Son datos terribles, detrás de los cuales hay millones de personas. Todas con nombre y apellidos. Las evidencias sobre los efectos nocivos de la desigualdad extrema son cada vez más convincentes y numerosas. Los elevados niveles de desigualdad generados en las últimas décadas reducen el crecimiento económico de los países, rompen la cohesión de las sociedades y socavan la calidad de la democracia, especialmente cuando la diferencia no guarda relación con el talento y ni el esfuerzo. Así lo reconocen, entre otros, la OCDE, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Es hora de que el Gobierno y las fuerzas de la oposición trabajen juntos para elaborar e implementar en esta legislatura un plan nacional contra la desigualdad. No pueden seguir escondiendo la cabeza debajo del ala del tacticismo político, tan estéril para lograr mejorar el bienestar de la ciudadanía a la que deben servir. La reducción de la desigualdad debe ser un objetivo de todos los actores políticos, y un eje esencial de las decisiones que se tomen en esta legislatura.

Seguir leyendo »

La importancia de decir ‘no’ a las sentencias machistas

Manifestación 8 de marzo

Todos los días escuchamos noticias sobre casos de violencia machista, violaciones a mujeres y niñas, matrimonios infantiles, feminicidios y un largo etcétera. La violencia contra la mujer, tristemente, no es algo novedoso en los medios de comunicación. Lo que quizá mucha gente no sabe es que cuando las mujeres o sus familiares deciden acudir a los tribunales, muchas veces no encuentran la justicia que esperaban.

En muchos casos son maltratadas una vez más por los tribunales, que dejan sus casos en la impunidad y dictan sentencias judiciales plagadas de estereotipos que lo único que hacen es volver a convertirlas en víctimas. Sí, la justicia también puede ser machista.

Sin ir más lejos en los Premios Género y Justicia al Descubierto de la organización internacional Women’s Link Worldwide, que premian las mejores y las peores decisiones judiciales para los derechos de las mujeres y las niñas, la sentencia elegida como la peor de este año ha sido la del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que rebajó la pena de un hombre que asesinó a su ex pareja de 30 puñaladas porque consideró que no había ensañamiento. ¿Cuántas puñaladas hubieran sido necesarias? Como yo, centenares de personas debieron de preguntarse lo mismo y votaron a través de la página web de la organización para decirle al tribunal que se equivocó emitiendo una sentencia tan machista.

Seguir leyendo »