eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Alemania choca con socios euro en propuesta de unión bancaria en dos etapas

- PUBLICIDAD -

Alemania insistió hoy en la conveniencia de seguir avanzando en la creación de una unión bancaria en la zona del euro en dos etapas, una propuesta que se ha encontrado con la resistencia de varios socios del euro, como Francia y Luxemburgo.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, defendió que la reestructuración y liquidación de entidades financieras sea asumida en un primer momento por una "red de entidades nacionales" para acelerar al máximo su puesta en marcha, y dejar para una segunda fase la creación de una autoridad comunitaria única de resolución.

Schäuble afirmó a su llegada a la reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la zona de euro (Eurogrupo) que los tratados actuales no tienen la "base (legal) suficiente" para crear una autoridad única, una carencia que "se puede solventar bien con una red nacional".

"Pienso que en general hay una coincidencia amplia de que necesitamos las reglas (de reestructuración y liquidación) rápidamente. Aceleraremos las deliberaciones y adelantaremos su entrada en vigor", explicó el ministro alemán.

Por su parte, el ministro de Finanzas de Francia, Pierre Moscovici, defendió la necesidad de "mantener el ritmo" y se mostró convencido de que se puede "ir muy lejos y muy rápido" dentro del marco jurídico actual, para abordar eventualmente una posible modificación de los tratados si fuera necesario.

"Un pequeño matiz (respecto a la posición alemana) es que creemos que podemos ir muy, muy lejos dentro del Tratado y que creemos que necesitamos una autoridad integrada", afirmo Moscovici, quien se mostró convencido de que se encontrarán los "medios legales" para continuar avanzando.

El ministro galo consideró que es necesaria "voluntad política" para lograr progresos y defendió que se den pasos hacia "una unión bancaria verdadera, una unión bancaria global" durante el segundo semestre de este año.

En concreto, destacó la importancia de lograr avances en la garantía de depósitos, el mecanismo de recapitalización directa y, más adelante, la creación de una autoridad de resolución única "verdadera".

El titular luxemburgués, Luc Frieden, rechazó también la posibilidad de supeditar los avances a que se revisen los tratados europeos, una opción que "no parece el buen camino a seguir, porque significa que se introducirá la supervisión a nivel europeo, pero que, si hay un problema, son los países los que tienen que pagar".

Frieden defendió que se apliquen "al mismo tiempo" la reestructuración y liquidación de los bancos y el supervisor bancario único, en lugar de avanzar "en dos etapas".

Por su parte, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, instó a los países de la zona del euro a seguir avanzando en la creación de la unión bancaria y dejar de lado los debates sobre cuestiones que no pueden resolverse por el momento, como la conveniencia o no de cambiar los tratados.

"Buena parte de las piezas de la unión bancaria pueden colocarse y tenemos que avanzar en los trabajos para ello, quizás podamos lograr un acuerdo mayor sobre esta cuestión para el verano", afirmó Dijsselbloem.

"La cuestión de los cambios del Tratado pueden abordarse después", afirmó el presidente del Eurogrupo, quien también dijo que la propuesta que Alemania ha puesto sobre la mesa son "cuestiones entendibles que tendremos que afrontar, pero no veo por qué esto debe evitar que hagamos más progresos".

Dijsselbloem señaló que sobre la posibilidad de crear una autoridad única para la resolución bancaria en la zona del euro se responderá "cuanto antes", una vez que se aborden otras cuestiones pendientes, aunque eludió mostrarse a favor o contra de la misma.

El presidente del Eurogrupo consideró prioritaria la puesta en marcha del supervisor bancario único en 2014, de la directiva de Requisitos de Capital, de la directiva de reestructuración y liquidación -que expresó la esperanza de que se pueda cerrar antes del verano- y del mecanismo para recapitalizar directamente la banca en dificultades desde el Mecanismo Europeo de Estabilidad, MEDE, que debería recibir el visto bueno en junio.

"Hay mucho trabajo por hacer ahora mismo, antes de pararse en las cuestiones que no han sido respondidas", subrayó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha