eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Bruselas urge a los países a luchar contra el paro de larga duración pero no les dará fondos adicionales

La Comisión ultima una propuesta para frenar el desempleo de larga duración que afecta a doce millones de personas en los países de la UE

En la UE, la tasa de paro de larga duración ha aumentado durante la crisis desde el 2% de la población activa en 2008 hasta el 5,1% actual

Las recomendaciones de Bruselas pasan por un censo y control más exhaustivo de este tipo de parados y un asesoramiento individualizado para los que llevan más de 18 meses en paro

- PUBLICIDAD -
La CE propone multar a España con 18,93 millones de euros por caso Valencia

Marianne Thyssen en una fotografía de archivo. | Foto: Europa Press

Una base de datos más exhaustiva de los parados de larga duración, una asesoramiento personal en profundidad y un programa de integración para aquellos que lleven más de 18 meses en paro. Estos son los tres pilares de la propuesta que ultima la Comisión Europea y que previsiblemente se aprobará la semana que viene. Con ella quiere hacer que los países miembros intensifiquen su lucha contra el desempleo de larga duración, uno de los más complicados de solucionar. A pesar de las recomendaciones que Bruselas hace a los estados miembros, Marianne Thyssen, comisaria de Empleo y Asuntos Sociales, ha descartado que se baraje la posibilidad de dotar esta iniciativa con fondos adicionales. 

“Cuánto más tiempo se esté en el paro, menores son las oportunidades de encontrar trabajo”, ha apuntado Thyssen en un encuentro con periodistas en Bruselas organizado por European Journalism Center. De hecho, según los datos ofrecidos por la Unión Europea mientras que las oportunidades para encontrar trabajo en el primer mes de estar en paro superan el 40% cuando un trabajador lleva entre 12 y 17 meses en paro estas bajan al entorno del 25%.

La primera de las bases de la propuesta de la Comisión pasa por conseguir un listado más exhaustivo de las personas que llevan largo tiempo paradas. La falta de incentivos para estar registrado en las oficinas de empleo hace que una vez terminada el periodo de prestación los desempleados acaben abandonando los registros de los servicios de empleo. Desde Bruselas estiman que existe un 30% de parados de larga duración que no se encuentran registrados y aseguran que es necesario una base de datos pormenorizada para poder analizar cuáles son las necesidades de este colectivo y poder llevar a cabo medidas acordes con las mismas.

A esto, la Comisión añade como pilar importante para luchar contra este tipo de desempleo un asesoramiento en profundidad y personalizado. En este sentido, la Comisión apunta que es necesario que se analicen las necesidades de cada uno para poder redirigirlo al mercado laboral.

La tercera pata de la propuesta de Bruselas se basa en un programa de integración que se ponga en marcha cuando se lleven 18 meses en paro. Aunque no especifican medidas concretas sí que apuntan hacia la formación y a los acuerdos con los empresarios como parte de las posibles soluciones. “No podemos hacer esto sin los empleadores porque al final será uno de ellos quien decida si contratar o no a un parado de larga duración. Así que tenemos que trabajar juntos con ellos, es fundamental trabajar con ellos y ver cuáles son los problemas por los que no contratan a este colectivo”, ha dicho Thyssen. Respecto a posibles beneficios fiscales, la comisaria ha dejado esto en manos de cada país. “Esto depende de los estados miembros y si quieren combinarlo con otras iniciativas”, ha dicho.

A pesar de las buenas intenciones de Bruselas, se descarta que esta propuesta vaya acompañada de fondos adicionales lo que complica que los países lleven a cabo estas medidas. “No vamos a dar un presupuesto adicional para esta propuesta”, ha dicho Thyssen que se ha referido al Fondo Social Europeo que ya está en marcha en a UE con una dotación de 80.000 millones de euros para toda la Unión por un periodo de 7 años (desde 2014 a 2020).

La crisis eleva el paro de larga duración

Los últimos datos de desempleo en la UE mostraron un descenso de la tasa de paro de la media europea del 9,5% tras bajar décima en julio, según los datos de Eurostat -la oficina de estadísticas europea- que calcula que existen 23 millones de parados en los 28 países de la Unión. De esta cifra total, doce millones son desempleados de larga duración -aquellos que llevan doce meses o más buscando trabajo-, una cifra que representa prácticamente a la mitad de los parados de la UE y que ha visto cómo en los años de crisis se incrementaba la tasa desde el 2,6% de la población activa en 2008 hasta el 5,1% en 2014. Un aumento que en el caso de los países de la moneda única sube desde el 3% del comienzo de la crisis hasta el 6,1% del año pasado.

La pérdida de habilidades laborales y la desconexión con el sector complican la vuelta al mercado de estas personas. Sin embargo, desde la UE apuntan que a pesar de esta dificultad en los últimos años los desempleados se resisten a dejar de buscar empleo y ser, por tanto, considerados inactivos. Mientras que en 2008, del total de desempleados de larga duración un 45% decidió seguir buscando trabajo aunque se mantuvo en el paro, un 20% encontró un puesto y un 35% dejó de buscarlo. El año pasados los porcentajes cambiaron y aumentó hasta un 56% los desempleados de larga duración que siguieron buscando entrar en el mercado laboral, un 16% encontró empleo y un 28% decidió dejar de buscarlo.

En España, el incremento del desempleo de larga duración ha sido especialmente dramático durante esta crisis. De esta formas desde una tasa del 2% sobre la población activa, el año pasado se cerró con un incremento hasta representar el 12,9%. El pinchazo de la burbuja del ladrillo acabó con el sector de la construcción que había sido un motor económico y para el empleo en los años de bonanza económica.

Desde la Comisión no dan soluciones muy concretas para solucionar los problemas de cada país y dejan en manos de cada estado la forma de llevar a cabos sus recomendación. “El país (por España) debería observar el tipo de necesidades que necesitan estos parados de larga duración”, ha apuntado Thyssen al ser preguntada por cómo integrar a los parados procedentes de un sector como la construcción. “El servicio de empleo tiene que observar las necesidades que tiene este colectivo, persona por persona y grupo por grupo para buscar qué necesitan tanto si es desarrollar nuevas habilidades o mejorar su formación”, ha añadido la comisaria de empleo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha