eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Bruselas eleva su optimismo sobre España mientras su crecimiento se consolida

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea (CE) elevó hoy su optimismo sobre la evolución de la economía española, al revisar al alza sus expectativas de crecimiento del país para este año y el próximo, y considerar que la reducción del déficit público será mayor de lo esperado, aunque no suficiente.

En sus nuevas previsiones macroeconómicas, la CE elevó en 6 décimas la cifra de crecimiento del PIB en España para 2015 hasta el 2,3 %, y en 3 décimas la de 2016, hasta el 2,5 %.

"Después de tres años de recesión, la economía española comenzó a crecer de nuevo en 2014 y parece estar ganando impulso mientras las perspectivas del mercado laboral mejoran, las condiciones financieras se suavizan, la confianza se fortalece, la incertidumbre económica se atenua y los precios de la energía caen", indicó la Comisión Europea.

Bruselas se une así al Fondo Monetario Internacional (FMI) en la mejora de sus cálculos sobre el crecimiento español, aunque la institución dirigida por Christine Lagarde (tradicionalmente es más conservadora que la Comisión en sus predicciones) lo fijó en el 2 % para 2015.

El Gobierno español, que también había previsto un aumento del PIB del 2 % en sus presupuestos generales de este año, ya ha anunciado que revisará al alza sus cálculos en abril y el ministro de Economía español, Luis de Guindos, ha asegurado que no sería "descabellado" que el país cierre este ejercicio con un crecimiento del 3 %.

Las previsiones macroeconómicas publicadas hoy por la CE también son más optimistas respecto a la evolución del desempleo, que sin embargo no logrará bajar del 20 % hasta más allá de 2016.

El punto negativo lo pone, una vez más, el déficit, ya que aunque España lo disminuirá más de lo que Bruselas esperaba en otoño, el país incumplirá con los objetivos fijados por sus socios europeos.

En concreto, el Ejecutivo comunitario mantiene su estimación de que España ha cerrado 2014 con un desvío del 5,6 %, por debajo del 5,8 % exigido, mientras que para 2015 mejora sus previsiones en una décima, al situarlo en un 4,5 % del PIB.

Ello supondría que España incumplirá el objetivo del 4,2 % establecido por la Unión Europea (UE) para 2015.

La CE también cree que se estrechará el desvío más de lo previsto en 2016, aunque se quedará en un 3,7 % del PIB, nueve décimas por encima del 2,8 % al que se ha comprometido España para ese año, cuando vence el plazo para que sitúe su déficit por debajo del máximo del 3 % que establece el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC).

"Vamos a continuar discutiendo sobre esto con el Gobierno español para ver cómo podemos reducir la diferencia" entre el objetivo y el desvío, afirmó el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en la presentación de las previsiones.

Entre los obstáculos para reducir el déficit, la Comisión apuntó a los riesgos que pueden suponer cuestiones como la incertidumbre sobre el impacto que finalmente tendrá la reforma fiscal sobre los ingresos de las arcas públicas o el lastre de las autopistas de peaje con problemas económicos.

Bruselas también advirtió de que las múltiples elecciones regionales y las generales que se celebrarán a lo largo de este año en España podrían afectar a la implementación de medidas y reformas.

Sin embargo, Moscovici aseguró que en ningún caso ni las elecciones, ni cuestiones como el auge del partido de izquierda Podemos, son una "amenaza" para la economía española.

Respecto a la deuda pública, ésta se elevará hasta el 101,5 % del PIB este año y continuará su ascenso hasta el 102,5 % en 2016.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha